Estirarse es importante pero debes poner cuidado para evitar una lesión

Oriana Noguera · 28 noviembre, 2018
Estirar debe ser parte de nuestra rutina de entrenamientos, puede ayudarnos a producir lesiones y a acondicionar nuestro cuerpo para recuperarse del esfuerzo, pero también puede causarnos una lesión si lo hacemos sin cuidado o antes del entrenamiento

Está generalizado el hecho de que para prevenir lesiones en el deporte es necesario estirar; sin embargo, ¿qué sucede con las lesiones al estirar? En este artículo hablaremos de las posibles lesiones que pueden surgir en un estiramiento, y a su vez cómo prevenirlas. ¡Toma nota!

El estiramiento o stretching consiste en una serie de movimientos con el propósito de alargar los tendones, músculos y aumentar el rango de movimiento de las articulaciones. En disciplinas como gimnasia, danza y natación el estiramiento cobra mayor importancia, esto se debe a la necesidad de desarrollar la flexibilidad del cuerpo.

Ahora bien, independientemente del deporte o actividad física que realices estirar tiene un valor muy importante para el buen estado de tus músculos. Y a su vez, avanza notablemente la ejecución de otros ejercicios gracias a la mejor movilidad de las articulaciones. Asimismo, estirar previene lesiones, pero muy poco se habla de los cuidados necesarios al momento de estirarse.

Evitar una lesión al estirar

Existen varias lesiones que pueden producirse durante el estiramiento, como la tendinitis, sobreestiramiento del músculo o articulación, rotura de tendón de Aquiles, entre otros. Por esta razón, debes hacer todo lo posible por evitar un daño que pueda afectar tu desempeño deportivo.

Ejercicio de estiramiento.

El asunto es de qué forma prevenir una lesión al hacer estiramientos, hay diferentes factores que en ocasiones no son tomados en cuenta. No obstante, suelen ser los detalles más importantes para evitar lesiones al estirar. Asegúrate de cumplir con los siguientes puntos:

  • No fuerces el estiramiento: si bien al estirar los músculos, articulaciones y tendones hay que aplicar un poco de presión, ya que el propósito es alargar, lo importante es no forzar en exceso la ejecución, ya que puede terminar por hacerte daño.
  • Respira y relájate: si los músculos están tensos el estiramiento no sirve de nada. Además de que existiría un riesgo de rotura. Lo ideal es que tu cuerpo esté relajado y tu respiración sea suave y constante para oxigenar los músculos y permitir su estiramiento.
  • Calienta antes de estirar: si tu cuerpo está frío aumentan las posibilidades de lesionarte estirando. Calentar es un paso significativo antes de hacer stretching en vista de que tus músculos deben estar preparados para hacer movimientos de extensión.
  • Sé consistente: lo recomendable es que el estiramiento forme parte de tu entrenamiento. Estirar de vez en cuando no tiene efecto alguno, tus articulaciones y músculos nunca adquirirán flexibilidad de esa forma.

Chico haciendo estiramientos de piernas.

Otros consejos

La práctica de ejercicios de estiramiento puede ser complicada y en ocasiones tediosa. Sin embargo, es realmente necesaria. Es importante que los músculos se oxigenen tras el ejercicio y que se estiren para promover su crecimiento, fortaleza y salud. Conoce algunos de los mejores consejos para evitar lesiones en el estiramiento:

  • No estires por obligación: haz lo posible por estirar con implicación, bien sea seleccionando poses de yoga o escuchando música.
  • Haz una rutina completa de estiramientos: no es de importancia si es una rutina larga o corta, lo esencial es que sea concisa y trabaje todos los músculos. Estirar a medias solo creará un desequilibrio en tu flexibilidad.
  • Asegúrate de hacer todo correctamente: una mala ejecución puede ocasionar una lesión. Por lo que debes cerciorarte de hacer los estiramientos de manera pausada y con mesura; tener cuidado de no hacer algún movimiento brusco que pueda dislocar o dañar alguna articulación.
  • No entrenes un músculo lesionado: es realmente importante destacar que los músculos que hayan sufrido de algún traumatismo no deben ser estirados hasta que hayan sanado. A menos que el estiramiento que realices sea en beneficio de la recuperación del músculo, algo que siempre debe ser indicado por un profesional.
  • Dieta balanceada y mucha agua: para evitar una lesión también influye mucho el estado de tus músculos, ligamentos y articulaciones en cuanto a nutrición. Si están débiles son más propensos a padecer de una lesión al estirar. Por lo que debes alimentarte e hidratarte bien.

Estirar además de ser indispensable en el mundo del deporte, también trae otros beneficios al cuerpo como la prevención del endurecimiento de los músculos, oxigenación de los mismos, mejora la memoria muscular y facilita la realización de muchos movimientos. Así que no le des poca prioridad a estirar, al contrario, ¡hazlo una parte de ti!