Facilita tu recuperación muscular con estos ejercicios

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Abel Verdejo el 6 marzo, 2019
Oscar Dorado · 16 diciembre, 2018
Una buena recuperación es la clave para volver a dar el 100 % en tus entrenamientos. En el siguiente artículo, te contamos todo lo que debes saber para potenciar este proceso.

Si deseas aprovechar al máximo cada entrenamiento, debes priorizar también la recuperación. De hecho, es durante este período cuando consigues los resultados deseados, y no en los entrenamientos. Por ello, en este artículo vamos a enseñarte cómo facilitar tu recuperación muscular con algunos ejercicios. ¡Toma nota y escoge tu favorito!

El momento en el que se produce el crecimiento muscular comienza cuando has finalizado los ejercicios. Por supuesto, esto no puede producirse sin un protocolo de restauración adecuado.

El descanso después del ejercicio es esencial para la reparación de los músculos y tejidos y la construcción de la fuerza. Esto es aún más crítico después de una sesión de entrenamiento de pesas.

Entre otras cosas, es importante que, para las rutinas de entrenamiento, nunca trabajes los mismos grupos musculares dos días seguidos.

Sin recuperación, una parte significativa de ese trabajo podría ser una pérdida de tiempo. La recuperación muscular debe ser parte de cada plan de entrenamiento. 

No obstante, existen múltiples estrategias que los deportistas pueden emplear y que conducen a la salud muscular, ya que incluso aspectos como la dieta pueden afectar la restauración de los músculos. Saber qué hacer y cuándo hacerlo puede ayudar a evitar las lesiones que retrasarán tu entrenamiento durante semanas.

Los mejores ejercicios para facilitar tu recuperación muscular

A continuación, te presentamos algunos muy buenos trabajos para facilitar la recuperación muscular:

1. Tratamientos de calor o frío

Hay una razón por la cual muchos clubes de gimnasio tienen jacuzzis o saunas. Y es que el calor de estos ambientes relajantes puede ayudar a promover la restauración del tejido después del ejercicio, además de aumentar la circulación del cuerpo.

Otra opción menos cómoda, pero extremadamente efectiva, es el uso de tratamientos de frío. Uno de sus beneficios es que puede ayudar a bajar la temperatura central del cuerpo. Una segunda ventaja es que ayuda a reducir la inflamación y a promover la curación en el tejido que se ha utilizado durante el entrenamiento.

2. Estira tus músculos

Estirar es una manera simple y rápida de ayudar a que se recompongan. En ocasiones, después de una sesión de entrenamiento especialmente pesada, es posible que sientas que algunos músculos se han vuelto dolorosos y sensibles.

Los 4 mejores estiramientos para después de un entrenamiento completo.

En esas circunstancias, instintivamente, podrías evitar usarlos y movilizarlos. Sin embargo, esto hará que los músculos adoloridos se vuelvan más rígidos.

El estiramiento es una de las mejores técnicas de recuperación muscular para los deportistas porque mejora el crecimiento de los músculos. Por este motivo, debes estirar para mantenerte flexible y elástico. Comienza cada día y finaliza cada entrenamiento con una rutina de estiramiento.

3. Atención plena

En tercer lugar, te presentamos la atención plena como una de las mejores maneras de recomponerte de tus sesiones de ejercicio. Agregar una práctica mental como esta a la rutina de ejercicios puede ser un gran beneficio para cualquier deportista.

No tengas ninguna duda que el hecho de pasar tiempo practicando ensayos mentales o siguiendo un programa de meditación de mindfulness —atención plena— puede ayudar a calmarte. Además, es una excelente vía para despejar los malos pensamientos y reducir la ansiedad.

4. Masajes

Por último, los atletas profesionales generalmente optan por los masajes para facilitar la recuperación muscular después de un entrenamiento intenso; lo mismo hacen luego de participar en eventos deportivos.

Recibir un masaje puede ser una de las mejores técnicas de recuperación muscular para los deportistas. Esto ayuda a hacer que este proceso biológico sea más eficiente.

Los múltiples beneficios de los masajes en el deporte

Además de mejorar tu circulación, los masajes te harán sentir bien y conseguirán relajarte por completo, tanto a nivel mental como muscular. Por ejemplo, puedes comenzar probando los ejercicios de automasaje mediante el rodillo de espuma para aliviar la sensación de tensión.

Más allá de esta idea, debes saber que existen infinidad de técnicas que se emplean para masajear los músculos en áreas específicas.

Antes de finalizar, te recordamos que lo más importante es siempre escuchar a tu cuerpo. Asimismo, no olvides que cualquier rutina de recuperación después del ejercicio tiene un gran impacto en tus ganancias de condición física y rendimiento deportivo.

Desgraciadamente, la mayoría de las personas no tiene un plan de restauración después del ejercicio. No esperes más, ¡pon en práctica estos consejos y comprueba sus excelentes resultados!

  • Sesboüé, B., & Guincestre, J. Y. (2006, July). Muscular fatigue. Annales de Readaptation et de Medecine Physique. https://doi.org/10.1016/j.annrmp.2006.04.020
  • Mehta, R. K., & Agnew, M. J. (2012). Influence of mental workload on muscle endurance, fatigue, and recovery during intermittent static work. European Journal of Applied Physiology112(8), 2891–2902. https://doi.org/10.1007/s00421-011-2264-x