La importancia de los estiramientos

Virginia 2 mayo, 2018
Es necesario preparar nuestro cuerpo para el esfuerzo, y después de hacer deporte, relajar los músculos para que vuelvan a su estado original, algo que nos ayuda a evitar lesiones

En ocasiones, cuando practicamos ejercicio, nos olvidamos de una de las partes más importantes de este: estirar. Esto es tan necesario para nuestro cuerpo como el deporte. Para que te conciencies de ello y lo introduzcas en tu rutina, te hablamos de la importancia de los estiramientos.

Cuál es la importancia de los estiramientos

El ejercicio, aunque es sano y beneficioso para nuestro cuerpo, no es el estado natural del cuerpo. Por tanto, al realizarlo, el cuerpo sufre modificaciones que inducen a que este necesite volver a su pose inicial.

Una chica estirando para correr.

Estos son algunos beneficios más importantes de los estiramientos:

  • Previene las lesiones
  • Evita las temidas agujetas
  • Elimina la tensión muscular
  • Pueden preparar al cuerpo para el ejercicio
  • Mejora el flujo sanguíneo
  • Reabsorbe el ácido láctico evitando la fatiga
  • Nos lleva a un estado de relajación corporal y mental tras el ejercicio
  • Nos ayuda a conocer nuestro cuerpo

Si no llevamos a cabo los estiramientos después del ejercicio, los músculos podrían no recuperarse de las micro roturas sufridas, y esto ocasionaría lesiones que pueden llevar a consecuencias fatales. Algunas de estas llegan a ser crónicas, como la tendinitis.

Si realmente es importante para ti, encontrarás un camino. Si no, encontrarás una excusa

Además de todos estos beneficios, existen algunos añadidos, como que estirar después de cada ejercicio mejorará nuestro rendimiento, ya que al hacer que los músculos se recuperen más rápido, estarán más fuertes y preparados para una nueva sesión de deporte.

Cómo estirar de manera correcta

Aunque hay quienes deciden estirar antes del ejercicio, se recomienda sustituir esto por una sesión de calentamiento y realizar los estiramientos al finalizar la rutina de ejercicios. ¿Cómo hacerlo? Aquí van unos consejos:

  • Dedica el tiempo necesario. Es importante estirar todos los músculos, independientemente de si tan solo has trabajado con algunos de ellos. Para hacerlo, necesitarás tiempo, quizá unos diez minutos, así que apártalo de tu rutina para poder estirar de forma correcta.

  • Posición correcta. Los estiramientos deben ser llevados a cabo en una postura estática, nunca con movimientos bruscos ni rebotes.
  • Empieza de abajo hacia arriba. Para favorecer el flujo sanguíneo y que no se nos olvide ninguna zona del cuerpo, lo mejor es esperar desde los pies hasta la cabeza. Estira isquiotibiales, sube hacia el gastronómico, cruádriceps y así hasta el cuello, sin olvidar los brazos.
  • Relájate y respira. La respiración es uno de los puntos clave para los estiramientos. Inspira mientras los haces y espira mientras estiras. Cierra los ojos, relájate, concéntrate y respira varias veces de forma intensa.
  • Tira del músculo. Los estiramientos no son simples movimientos, debes sentir la presión del músculo estirado, pero nunca tendrías que sentir dolor. Si este aparece es que no estás estirando de la manera correcta.
  • Cada estiramiento debe durar alrededor de 30 segundos.
  • Si sientes que un músculo no cede y te duele, es posible que tengas algún tirón. Desiste del entrenamiento y masajea la zona mientras intentas al cabo de unos segundos realizar el estiramiento de nuevo de forma más lenta y sin dejar de masajear.

A pesar de la importancia de los estiramientos, hay situaciones en las que no debes estirar bajo ningún concepto:

  • Si tienes una fractura o lesión
  • Inflamación en las articulaciones
  • Si tienes artrosis aguada o cualquier otra enfermedad que afecte al sistema óseo
  • Si hay dolor. Cuando esto sucede es porque algo no marcha bien, por lo que es mejor consultar con tu médico o fisio para saber primero qué sucede y saber cómo tratarlo.

Como ves la importancia de los estiramientos en el deporte es enorme, pues de ellos depende que no suframos lesiones ni dolencias derivadas del esfuerzo. Si no sabes cómo hacer una rutina de estiramientos, puedes preguntar a un coach en tu gimnasio.

Te puede gustar