Lesiones más comunes en el tenis y su prevención

Jorge Camon · 26 diciembre, 2017
Conoce cuales son las lesiones más típicas del tenis y las medidas que puedes implementar en tu entrenamiento para intentar evitarlas

El tenis, es un deporte muy duro físicamente y con mucha exigencia. A continuación, vamos a hablar de las lesiones más comunes en el tenis, así como de sus medidas de prevención.

El famoso codo de tenista

En primer lugar, la epicondilitis o codo de tenista que, como su propio nombre indica, esta es una de las lesiones más comunes en el tenis. Se trata de un dolor repetitivo en la parte externa del codo, un dolor que aumenta cuando hay palpación en esa parte del brazo.

Esta lesión se produce al hacer movimientos repetitivos, de ahí que sea tan frecuente en profesionales del tenis, ya que pasan muchas horas de su vida ejercitándose con la raqueta.

Codo de tenista.

Para evitar esta lesión, se recomienda usar raqueta grande, con material flexible y evitar la vibración. El peso de la raqueta no debe ser superior a 360 gramos, una medida más que considerable.

El entrenamiento tiene que ser progresivo y con un buen calentamiento previo. Además, no hay que jugar con pelotas mojadas, debido al mayor peso de estas. Una buena alimentación e hidratación, también pueden ayudar a prevenir la epicondilitis.

Por último, una vez que ya se ha producido la lesión, es imprescindible hacer reposo e ir intercalando una serie de masajes en el codo, con estiramientos especiales.

Tendinitis de muñeca

Otra de las lesiones más comunes en el tenis, es la tendinitis de muñeca, la cual se suele ver afectada la mano no dominante; sobretodo en personas con musculatura flexible.

Principalmente, tiene lugar en el revés a dos manos, ya que es en este revés, donde hay que ayudarse de la mano no dominante. Algunas causas frecuentes son los movimientos repetitivos de muñecas, mala posición, sobrecarga muscular…

Se recomienda no hacer muchos ejercicios de revés a dos manos liftados, jugar de derecha, utilizar la mano dominante para el revés y hacer golpes sencillos en la red.

Una vez que tenemos esta dolencia, se recomienda reposo, aplicar frío y calor en la zona afectada, fisioterapia para fortalecer la zona y realizar estiramientos.

Manguito de los rotadores

En tercer lugar, el manguito de los rotadores u hombro del tenis, el cual se produce por ‘sobreuso’ que provoca dolor y discapacidad en el hombro y parte superior del brazo.

Para evitarlo, es mejor no sacar ni volear muy alto, así como hacer ejercicios de gimnasio tipo rotación interna y flexiones de pares, levantamiento de pesas

Una vez afectado por esta lesión, debes de ponerte hielo, ejercicios de fortalecimiento y estiramiento, tomar algún antiinflamatorio o incluso infiltraciones de cortisona.

Otras lesiones tenísticas

La tendinitis aquilea, es la inflamación del tendón Aquíleo  y, para prevenirlo, es muy importante un calzado correcto y entrenar en suelos blandos.

Cuando tienes esta lesión, debes de ponerte hielo, tomar antinflamatorios y hacer reposo.

Otra de las lesiones más comunes en el tenis, es la lesión del gemelo interno, pierna del tenis o tennis leg. Se trata de una rotura o desinserción muscular total o parcial del gemelo interno.

Lo más importante para prevenir esta lesión es un estiramiento y calentamiento antes de jugar al tenis.

Hay varios tipos de grado en esta lesión, y es primordial aplicar frío, luego hacer un masaje y se puede aplicar arcilla en el desgarro. Posteriormente, hacer un vendaje neuromuscular, reposo y empezar una movilización suave.

Biografía deportiva de la tenista Simona Halep.

La uña encarnada es una lesión que puede aparecer y,  para evitarla, es importante llevar las uñas cortadas regularmente, llevar calzado holgado y nunca llevar calcetines apretados.

Una vez afectado por esta lesión:

  • Empape el pie en agua caliente de tres a cuatro veces por día de ser posible. El resto del tiempo, mantenga el dedo del pie seco.
  • Aplique suavemente un masaje sobre la piel inflamada.
  • Coloque un pedazo pequeño de algodón o seda dental bajo la uña.

Por último, las ampollas y los callos, que se forman por la fricción de las capas de la piel. Hay que hidratarlo bien y proteger.

El bicarbonato, ayuda a quitar las células de piel muertas y acelerar el proceso de curación.