Lo que los atletas deben saber sobre la hiponatremia

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el fisioterapeuta Abel Verdejo el 21 febrero, 2019
Pilar Gimeno Landa · 21 febrero, 2019
Si todavía no sabes qué es la hiponatremia y realizas ejercicio de forma regular, te interesará saber en qué consiste esta dolencia habitual en los deportistas.

La hiponatremia es una dolencia que suele afectar a los deportistas con bastante frecuencia. El principal problema es que, en muchas ocasiones, resulta complicado realizar un diagnóstico y poner nombre a los molestos síntomas que los deportistas padecen.

Es por ello que resulta fundamental conocer a fondo este problema de salud. Esta es la mejor forma de saber qué es lo que nos está ocurriendo y tomar las medidas necesarias para volver a gozar de una buena salud.

A continuación, te explicamos en qué consiste la hiponatremia y cuáles son sus principales causas. Además, analizamos sus principales síntomas y te explicamos cuál es la mejor forma de acabar con este molesto problema.

¿Qué es la hiponatremia?

A pesar de tener un nombre tan complicado, la hiponatremia es algo sencillo de comprender. Se trata de una afección que se produce cuando la concentración de sodio en sangre es demasiado baja. El sodio es fundamental para conservar la salud, ya que regula el nivel de agua que contienen las células.

La hiponatremia es bastante desconocida. Su diagnóstico es, en muchos casos, complicado, y por ello merece la pena conocer un poco más sobre ella. De este modo, si sientes los síntomas que vamos a explicar a continuación, podrás intuir que puede tratarse de este inconveniente.

Lo más aconsejable es que, si las molestias son constantes y te impiden llevar a cabo una vida normal, visites a tu médico de cabecera. Este profesional te realizará las pruebas pertinentes para acabar cuanto antes con esta patología.

Sensación de cansancio.

Causas de la hiponatremia

Los desencadenantes de la hiponatremia son muy diversos. Habitualmente, se tiende a pensar que es debido a un nivel muy alto de líquidos en relación con el sodio que hay en el organismo. No obstante, esto no está del todo confirmado, ya que esta dolencia se da tanto en personas que ingieren demasiados líquidos como en las que consumen poco.

También es habitual que la hiponatremia aparezca después de haber padecido vómitos o gastroenteritis durante varios días. En este caso, se vuelven a recuperar los niveles normales de sodio unas semanas después. Otros problemas más graves de salud que dan lugar a la hiponatremia son la cirrosis o la insuficiencia cardíaca.

Principales síntomas

Tal y como hemos comentado anteriormente, el diagnóstico de la hiponatremia puede ser bastante complicado. Esto es debido a que los síntomas son muchos y muy variados.

Los más comunes suelen ser las náuseas con o sin vómitos, el dolor de cabeza o la sensación de cansancio. Además, pueden aparecer otros, tales como los calambres musculares, la somnolencia o la desorientación.

Es habitual que estos síntomas se presenten de manera conjunta. En este caso, el diagnóstico es más sencillo. En cambio, si se dan de forma individual y de modo intermitente en el tiempo, el médico puede llegar a tardar en relacionarlo con la hiponatremia.

¿Cómo prevenir la hiponatremia?

Después de conocer esta dolencia, seguro que estás pensando en hacer todo lo que esté en tu mano para prevenirla. Para ayudarte, te damos algunas pautas para que mantengas tu salud en perfecto estado:

  • Bebe solo el agua necesaria: En muchas ocasiones se habla acerca de lo necesario que es tomar al menos dos litros de agua al día. Sin embargo, pocas veces se comenta que resulta tan perjudicial beber mucha agua como poca. Lo mejor es que prestes atención a tu sensación de sed y no bebas agua a la fuerza.
El agua es fundamental, pero no debemos excedernos en su consumo.

  • Comienza a tomar bebidas complementarias para deportistas: Las bebidas especialmente recomendadas para deportistas contienen sodio. Es por ello que combinar este tipo de bebidas con el agua es una forma muy efectiva de combatir la hiponatremia.
  • Limita la ingesta de alimentos con propiedades diuréticas: Los alimentos diuréticos contribuyen a que eliminemos una mayor cantidad de sodio de la que nuestro cuerpo se deshace de forma habitual. Por lo tanto, conviene tomarlos con moderación.

Finalmente, una última recomendación es aumentar la ingesta de alimentos salados antes y después de entrenar. Este es un método muy sencillo de proporcionar a nuestro cuerpo un extra de sodio. Por ejemplo, tomando snacks saludables salados tales como un pequeño bocadillo de lomo embuchado o un puñado de frutos secos, podrás brindarle a tu organismo los nutrientes que necesita para funcionar.