Los 6 mejores productos de soporte de rodilla

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el fisioterapeuta Abel Verdejo el 11 marzo, 2019
Francisco María García · 11 marzo, 2019
La finalidad de utilizar un soporte de rodilla puede ser doble: por un lado, la prevención de posibles lesiones ante una actividad deportiva. Además, se usan estas protecciones para la recuperación tras una lesión.

El soporte de rodilla se emplea tanto para prevenir el dolor como para recuperarse de lesiones al realizar actividad física. El mercado ofrece gran cantidad de variables en materia de rodilleras y soportes; al escogerlos, entran en juego materiales como las telas elásticas, la espuma e incluso el metal o el plástico.-

Lo primero que debemos señalar es que no siempre es necesario o recomendable hacer uso de estos productos. En todo caso, debe ser el fisioterapeuta quien indique si hace falta o no. Además, será el médico la persona más indicada para recomendar modelo, diseño y materiales adecuados para el soporte de rodilla.

6 modelos de soporte de rodilla

Entre los accesorios de soporte de rodilla más utilizados en la actualidad, se encuentran estos:

1. Rodillera Strapping de rodilla

Este modelo consiste en una rodillera elástica que contiene la articulación. Una particularidad de este producto es la incorporación de un estabilizador para la rótula, que minimiza el impacto del movimiento y da precisión a la actividad.

Asimismo, este soporte de rodilla ofrece conteciones bilaterales a modo de varillas flexibles. Todo esto enmarcado en una banda elástica que se ajusta con velcro. Mediante un sencillo procedimiento, es posible adaptar el agarre según sea necesario por indicación médica.

Este tipo de soporte de rodilla se recomienda en casos de recuperación de luxaciones o subluxaciones en la rótula. También en ocasión de tendinitis en esa articulación, e incluso en caso de esguinces laterales. Del mismo modo, las personas con inestabilidad en esta zona suelen recibir la recomendación de uso de rodilleras.

Los soportes de rodilla strapping ofrecen contención para la rótula.
Imagen: ortopediabcn.com

Las distintas tallas de este soporte de rodilla permiten su uso para la mayoría de las actividades deportivas. Es necesario dar con la talla indicada, ya que el producto ofrece seis alternativas de acuerdo al perímetro del muslo, contando desde arriba de la rótula unos 15 centímetros.

2. Rodilleras de tela

El soporte de rodilla de tela es muy práctico en cuanto a su colocación y uso. Su función principal, además de contener la articulación, es ofrecer calor a la zona.

Al ser más ligeras, no dificultan el movimiento de la rodilla ni complican la circulación sanguínea. La línea de rodilleras Bracoo tienen un forro de silicona que las torna antideslizantes y muy prácticas.

Los soportes de rodilla de tela ofrecen mucha comodidad y elasticidad.

Otras cualidades del soporte de rodilla de tela tienen que ver con su compresión elástica dinámica y la posibilidad de usarlo todo el día. Son las costuras, el ajuste antideslizante y su composición, los que lo vuelven ideal incluso en casos preventivos, es decir, si no hay lesiones puntuales o para evitarlas.

3. Rodillera Comfort Lift Futuro

Esta se recomienda para casos de inflamación localizada, especialmente en torceduras y artritis; también para personas con deficiencia circulatoria o para quienes la exigencia sea excesiva.

En este sentido, este soporte de rodilla lo eligen las personas que, a pesar del cansancio, deben levantarse cada día para realizar arduas jornadas deportivas o laborales.

Otras ventajas de este tipo de dispositivo es que se puede usar debajo de la ropa sin inconvenientes. Además, se adhiere cuidadosamente a la piel, de modo que no genera pliegues incómodos.

El soporte de rodilla confort Lift Futuro tiene la particularidad de que es transpirable.
Imagen: 3m.com

Uno de los factores esenciales al elegir rodillera o soporte de rodilla es que sea transpirable; recordemos que la sudoración suele acarrear molestias como sarpullidos o eczemas.

4. Rodillera Estabilizadora Futuro

Como su nombre lo indica, esta línea ofrece un cuidado especial para problemas muy puntuales de falta de estabilidad. Para mencionar un aspecto singular de este producto, se puede señalar que deja la rótula al descubierto por medio de un recorte estratégico. Esto permite un uso más fresco, incluso debajo de la ropa.

Los soportes de rodilla que dejan la rótula al descubierto suelen ser más cómodos y frescos.
Imagen: belibe.es

5. Soportes rotulianos

Algunas marcas ofrecen dos tipos de soportes rotulianos, diseñados especialmente para dolencias como tendinitis rotuliana y condromalacia rotuliana. Para estos casos, es necesario una estricta alineación de la rótula; son supuestos en los que el dolor puede ser intenso y la necesidad de un cuidado específico se hace ineludible.

Los soportes de rodilla también permiten estabilizar la rótula, lo que ayuda a ganar seguridad al volver de una lesión.

6. Rodilleras reforzadas para recuperación clínica

El soporte de rodilla reforzado es aquel que ofrece correas ajustables y almohadillas en la zona inferior de la rótula. El fin de esta rodillera es lograr una estabilidad bien precisa.

Además, al ser reforzadas, permiten controlar giros mediante estabilizadores laterales. Si se elige este modelo, hay que consultar por los diversos tipos de refuerzo acordes a la lesión que debe cuidarse.

Los soportes de rodilla reforzados se usan para determinados tipos de lesiones.
dragonsports.eu

En síntesis, el soporte de rodilla puede usarse tanto para practicar deportes como para el conjunto de actividades diarias. Para mayor seguridad en la elección, un médico debería establecer el tipo y modelo que cada persona necesita.