¿Qué es una sobrecarga muscular?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el fisioterapeuta Abel Verdejo el 25 marzo, 2019
Óscar Dorado · 28 enero, 2019
La sobrecarga muscular es una de las lesiones más comunes en los deportistas. En el siguiente artículo, descubriremos todo lo que debes saber para prevenirla y, llegado el caso, tratarla.

La sobrecarga muscular es causada por la repetición prolongada de un movimiento que resulta en la fatiga del músculo involucrado. De hecho, la causa principal de las sobrecargas musculares es el exceso de entrenamiento.

En cualquier caso, este tipo de lesión es muy común en los deportistas, por lo que aprovechamos este artículo para contarte todo lo que debes saber. ¡Toma nota y descubre más a continuación!

En pocas palabras, sobrecargar tu sistema muscular significa ejercitarte a un nivel mayor al que estás acostumbrado. Siempre se recomienda que, cuando notes una sobrecarga muscular, acudas a un especialista para evitar que empeore y pueda traducirse en una lesión mucho más importante.

La sobrecarga causa molestias en las articulaciones y falta de movilidad, además de dolor y pesadez en los músculos afectados.

Asimismo, es importante siempre respetar los períodos de descanso para eliminar la tensión muscular y evitar el sobrentrenamiento, que puede derivar en una sobrecarga muscular.

La actividad física puede reiniciarse tras una sobrecarga muscular solo cuando todo el dolor haya desaparecido y la fuerza muscular y la movilidad de la extremidad lesionada hayan vuelto a la normalidad.

La sobrecarga muscular garantiza las ganancias

La sobrecarga puede sonar como algo malo, ya que tal vez pone de manifiesto que te estás excediendo. Sin embargo, lo que significa realmente es que la intensidad del ejercicio es lo suficientemente alta (por encima de lo normal) como para que ocurra la adaptación fisiológica.

De hecho, esa sobrecarga hará que las fibras musculares se vuelvan más fuertes y, en ocasiones, más grandes, con el fin de manejar la carga adicional. Si deseas ver los resultados cuando levantas pesas, debes cargar más de lo que tus músculos pueden manejar.

La sobrecarga segura y efectiva es importante para obtener ganancias en tu estado físico. No obstante, debido al potencial de lesión, debes buscar el consejo de un entrenador personal experimentado y certificado antes de planificar y realizar cualquier cambio en tu rutina de ejercicios.

En este sentido, el hecho de ajustar periódicamente la rutina para incorporar la sobrecarga también puede ayudarte a reducir el aburrimiento de hacer lo mismo una y otra vez. Con la planificación debida, esto puede brindarte una excelente manera de continuar desafiando a tu cuerpo en cada meseta de tu condición física.

La sobrecarga muscular puede ser fruto del sobrentrenamiento.

El ejercicio cardiovascular y la sobrecarga muscular

El tipo de ejercicio que realices hará que tu cuerpo realice ajustes y mejore su capacidad para esa actividad física específica. De hecho, puedes crear una sobrecarga con ejercicio cardiovascular o con el entrenamiento de resistencia. La sobrecarga del sistema muscular se puede lograr aumentando las variables, aunque de alguna manera ligeramente diferente.

Por ejemplo, la sobrecarga cardiovascular puede ocurrir cuando aumentas la duración, la intensidad o la frecuencia de tu ejercicio aeróbico. Cuando hablamos de duración, nos referimos al tiempo que llevas a cabo el ejercicio, como puede ser agregar cinco minutos adicionales.

Asimismo, la intensidad también se puede aumentar al ir más rápido o al subir una pendiente, lo que dificulta el mismo ejercicio. En cuanto a la frecuencia, simplemente significa aumentar el número de veces que llevas a cabo un trabajo.

El levantamiento de pesas y la sobrecarga muscular

La sobrecarga muscular en el levantamiento de pesas puede lograrse aumentando la cantidad de tiempo que pasas levantando pesas. También es viable cuando aumentas el número de repeticiones o la cantidad de series por ejercicio, o reduciendo la cantidad de tiempo que descansas entre cada serie.

El aumento de la frecuencia de este tipo de ejercicio no debe hacerse sin el debido cuidado. Se debe a que el entrenamiento de resistencia, generalmente, debe dar a los músculos ejercitados un período de descanso de 24 a 48 horas entre cada sesión antes de volver a trabajarlos.

Chica haciendo esfuerzo levantando pesas.

En síntesis, la sobrecarga efectiva a través del ejercicio progresivo consiste en hacer avances en tu estado físico. Una vez que tu cuerpo se adapte a la nueva carga de trabajo, podrás comenzar a realizar ajustes adicionales.

Finalmente, no olvides que, para evitar que se produzca una sobrecarga muscular, es muy importante que sigas un plan de entrenamiento progresivo y que lleves a cabo un buen calentamiento. ¡Sigue estos consejos y potencia los resultados de tu entrenamiento!