Si calientas bien tendrás menos riesgo de lesiones

Oriana Noguera · 27 noviembre, 2018
Conoce todos los beneficios de dedicar unos minutos previos al calentamiento, no dejes que el riesgo de lesiones aumente o que tu cuerpo no esté al 100% al iniciar la practica deportiva

Durante el ejercicio el cuerpo realiza la contracción de múltiples músculos, extensión de articulaciones, y movimientos que nos ponen bajo riesgo de lesión. Ahora bien, el riesgo de lesión disminuye notablemente con un buen calentamiento. ¡Toma nota!

Muchas personas pasan por alto el calentamiento, lo cual es más grave de lo que parece; puesto que entrenar con los músculos fríos puede ocasionar diferentes daños que son realmente perjudiciales para el desempeño deportivo.

Calentamiento deportivo

El calentamiento deportivo es simplemente un conjunto de ejercicios que se ponen en práctica antes del entrenamiento, a fin de mejorar el rendimiento y acondicionar los músculos.

Si bien como su nombre indica, el calentamiento trata de aumentar la temperatura muscular. La manera de hacerlo es gradualmente a través de ejercicios de baja intensidad y luego de alta intensidad y poca duración; no se trata de cansarnos antes de empezar a entrenar.

Ejercicios para un calentamiento express.

Un calentamiento efectivo consta de las siguientes partes:

  • Cardio: para elevar la temperatura de los músculos y poder realizar otros movimientos sin problemas.
  • Movilidad de articulaciones: calentar y dar movilidad a nuestro cuerpo. Este paso es importante para deshacernos de las burbujas de gas que suelen alojarse en las articulaciones.
  • Estiramiento: estirar por segmentos los tendones, ligamentos y músculos. Es importante destacar que dedicar demasiado tiempo de estiramiento puede afectar negativamente el rendimiento muscular (por este motivo los estiramientos para mejorar flexibilidad se hacen al final del entrenamiento).

De esta manera, un calentamiento que no cumpla con estos requerimientos se puede considerar como un calentamiento incorrecto. Debido a que no cumpliría con todos los ejercicios necesarios para aumentar el flujo de sangre y la temperatura del cuerpo.

Beneficios de calentar

Calentar es necesario para prevenir agujetas o calambres, pero además, trae consigo muchos otros beneficios que sin duda te harán cambiar de opinión sobre saltarte el calentamiento:

  • Mejora la propiocepción y los procesos psicomotores.
  • Incrementa los niveles de fuerza.
  • Promueve el flujo de sangre.
  • Mejora la condición respiratoria, la transmisión de impulsos nerviosos y los reflejos.
  • Aumenta la capacidad de atención y coordinación.
  • Distribuye la energía en los músculos de manera acorde a los ejercicios.
  • Aumenta la velocidad de contracción muscular.
  • Despierta la mente y el cuerpo.

¿Qué son las lesiones deportivas?

Es importante tomar en cuenta que una lesión deportiva no es igual que cualquier otra lesión. Básicamente, las lesiones deportivas son aquellas que se producen durante el ejercicio, y tienen un diagnóstico y tratamiento distinto al resto.

Las lesiones deportivas pueden darse por varios motivos: mala ejecución del ejercicio, accidente, caída, u omisión de calentamiento. Hay diferentes niveles de gravedad de una lesión, sin embargo, es recomendable evitarlas a toda costa.

Riesgo de lesión

Ahora bien, al hacer ejercicio se ponen bajo esfuerzo numerosas partes del cuerpo, como los músculos, ligamentos o articulaciones; está bajo nuestra responsabilidad poner todos los medios para asegurarnos que ningún daño les suceda.

El calentamiento es importante al momento de ejercitarte porque es lo que prepara al cuerpo para la actividad física. Asimismo, al calentar los músculos adquieren una mejor capacidad de articulación, extensión y contracción que proporciona menos riesgo de lesiones.

Empezar una rutina sin calentar pone a tus músculos bajo riesgo de daños como recogimiento de tendones, rotura de tendón de Aquiles, y otras muchas lesiones que pueden afectar seriamente tu desempeño deportivo.

Calentar bien para menos riesgo

Un calentamiento adecuado debe durar un mínimo de 15 minutos y un máximo de 20; como puedes notar no lleva mucho tiempo, así que no hay motivos para entrenar con los músculos fríos y exponerte a lesiones, calambres o dolores.

Para que el calentamiento garantice una prevención de lesiones óptima debe estar bien realizado; no solo puesto en práctica por obligación. 

Es importante destacar que no todos los cuerpos tienen el mismo sistema: puede que para ti con 10 minutos de calentamiento sea suficiente o puede que tu cuerpo necesite un mayor acondicionamiento. Por este motivo, haz caso a tu cuerpo, si calentaste por 15 minutos y aún sientes los músculos fríos es recomendable que lo alargues un poco.

Los ejercicios de calentamiento son muy sencillos; no obstante, a medida que el deportista vaya progresando en el deporte los calentamientos deben variar. Se puede alcanzar un punto en el que un calentamiento sencillo no acabe por despertar del todo los músculos.

Una lesión implica un tiempo de recuperación en el que no podrás hacer actividad física. Además, una vez recuperado debes ser extremadamente cuidadoso para que no suceda de nuevo. Ahora que lo sabes, es mucho mejor que seas precavido desde ya y así tener menos riesgo de lesiones.