5 soluciones inmediatas a los dolores articulares y musculares

Óscar Dorado·
Si tienes dolores articulares y musculares, en el siguiente artículo te contamos algunas soluciones para paliar estas molestias. ¡Toma nota y aplícalas cuando sea necesario!
 

Los dolores articulares y musculares son muy habituales en los deportistas. En la mayoría de los casos, son provocados por una práctica deportiva intensiva e inadecuada. Afortunadamente, existen alternativas naturales para contrarrestarlos. En el siguiente artículo, vamos a contarte las mejores soluciones inmediatas a estos problemas.

El dolor que los deportistas pueden sentir en los músculos y las articulaciones puede ser molesto, incómodo y debilitante cuando se practica ejercicio. Sin embargo, en algunos casos pueden desaparecer después de unas pocas semanas o durar varias semanas o meses. Por ende, el dolor a corto plazo y la hinchazón en las articulaciones pueden afectar la calidad de vida.

Sea cual sea la causa del dolor en las articulaciones o en los músculos, estas molestias pueden controlarse con medicamentos, terapia física o tratamientos alternativos. En la siguiente enumeración, ponemos a tu disposición algunas de las mejores soluciones para combatir los dolores articulares y musculares. ¡Descubre más al respecto!

Las mejores soluciones para los dolores articulares y musculares

1. Perder peso

El primero de los tips para hacer frente a los dolores articulares y musculares es perder peso. Toma en consideración que el peso puede tener un gran impacto en la cantidad de dolor que experimentan las articulaciones.

 

Los kilos adicionales ejercen más presión sobre las articulaciones, especialmente en las rodillas, las caderas y los pies. En consecuencia, reducir el estrés en las articulaciones al perder peso mejorará la movilidad, disminuirá el dolor y evitará daños futuros.

Conocer cómo nos afecta el sobrepeso es importante para decidirnos a prevenirlo.

2. Calor y frío

En segundo lugar, te presentamos un remedio casero que puedes probar la próxima vez que sientas dolor en tus músculos o articulaciones. Usar compresas frías y calientes ayuda a aliviar las molestias. El calor ayuda a aumentar el flujo sanguíneo, lo que relaja los músculos y articulaciones, además de disminuir el dolor.

Por su parte, el tratamiento con frío y calor puede reducir la inflamación y también sirve para adormecer el área alrededor del músculo o la articulación dolorida. La mayoría de las personas alternarán entre calor y frío para obtener mejores resultados, ya que esto relaja los músculos y estimula el flujo sanguíneo.

Por ejemplo, una bañera de hidromasaje es una buena manera de relajar los músculos. Asimismo, te recomendamos también usar el frío con más frecuencia durante las primeras 24 horas después de la lesión.

El tratamiento con frío y calor puede reducir la inflamación y también sirve para adormecer el área alrededor del músculo o la articulación dolorida.

3. Realiza los movimientos de manera adecuada

El dolor en las articulaciones también puede ser causado por la repetición de gestos y movimientos que no son buenos para nuestras articulaciones o músculos. Todos aquellos que consisten en forzar las articulaciones y hacer que adopten posiciones antinaturales durante mucho tiempo probablemente no sean positivos.

Por esta razón, debes estar atento a tu cuerpo y las articulaciones para tener buenos movimientos en cada uno de los ejercicios que lleves a cabo. Esto también limita el deterioro de las articulaciones y los músculos con la edad.

Para evitar que se produzca una sobrecarga muscular, es muy importante que sigas un plan de entrenamiento progresivo.

4. Sigue una dieta natural

La forma más fácil de prevenir el dolor a largo plazo es un cambio en la alimentación. La dieta tiene un papel vital en el bienestar de las articulaciones y los músculos, por lo que es imperativo que los deportistas consuman alimentos ricos en calcio y vitaminas.

De hecho, los productos de azúcar y grasa en cantidades demasiado elevadas tenderán a potenciar la inflamación y el dolor, especialmente en las articulaciones. Por ende, puede ser buena idea recurrir a una dieta basada en productos frescos y naturales, especialmente con jugos orgánicos de frutas y verduras.

Lavar frutas y verduras ofrece mayor seguridad al momento de su consumo.

5. No te olvides del calentamiento

Por último, te recomendamos que nunca pases por alto el calentamiento si deseas evitar el riesgo de lesiones en los músculos y las articulaciones. Ten presente que la actividad deportiva aumenta el riesgo de dañar las articulaciones y los músculos si estás mal preparado.

El calentamiento es la solución, ya que ayuda a preparar el cuerpo con el objetivo de evitar las lesiones. ¡Recuerda calentar bien antes del entrenamiento para no dañar tu cuerpo de manera innecesaria!

Finalmente, no olvides consultar a un médico si consideras que los dolores articulares o musculares son excesivos, ya que te podrá aconsejar de manera efectiva y guiarte hacia la mejor solución para su dolor. En cualquier caso, con estos consejos podrás reducir las molestias.

  • Shrier, I. (2004). Does Stretching Improve Performance? Clinical Journal of Sport Medicine14(5), 267–273. https://doi.org/10.1097/00042752-200409000-00004
  • Rodríguez-Hernández, J. L. (2004, March). Dolor osteomuscular y reumatológico. Revista de La Sociedad Espanola Del Dolor.