Capsulitis: síntomas y tratamiento

Antonio Reyes · 12 julio, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por él médico Leonardo Biolatto el 10 julio, 2019
La capsulitis es una lesión frecuente en deportes como el baloncesto o el voleibol. En el siguiente artículo, te explicamos los síntomas y su tratamiento.

Cuando practicamos un deporte, nos exponemos a padecer ciertas lesiones. La mayoría de estas afecciones son leves y se resuelven por sí mismas en pocos días. Una de las lesiones más frecuentes es la capsulitis; en este artículo vamos a ver que síntomas produce y qué tratamiento demanda.

Capsulitis: ¿qué es?

Las articulaciones de nuestro cuerpo no están formadas solamente por el hueso y el músculo, sino que están rodeadas de tejido fibroso formado por fibras colágenas, que rodean la articulación y forman una cápsula.

Esta cápsula articular, en ciertas ocasiones, puede inflamarse y dar lugar a una capsulitis. Se trata de una lesión que se produce habitualmente por contusiones, sobre todo en deportes como el baloncesto y voleibol.

Para que lo entendamos correctamente: esta lesión se produce frecuentemente en los dedos cuando somos niños. Jugando o intentando parar un balón de fútbol o baloncesto, la pelota impacta contra el dedo y, al día siguiente, se nos inflama notablemente. En esta situación se produce capsulitis en las articulaciones interfalángicas, aunque realmente puede ocurrir en cualquier articulación del cuerpo.

Es importante remarcar que lo más frecuente es que se produzcan por contusiones en las manos o en cualquier otra articulación de nuestro cuerpo. Sin embargo, las capsulitis de hombro o cadera están más asociadas a la edad. Es decir que es raro que se presente este problema en una persona joven que sufre una contusión en la cadera.

Otro dato que debemos tener en cuenta es que aunque los síntomas sean parecidos a los de otras lesiones que sí afectan a la estructura de la articulación —como los esguinces— en este caso no se produce ninguna rotura tisular. Todos los síntomas son consecuencia de la inflamación de la cápsula fibrosa.

Síntomas de la capsulitis

Como ya hemos adelantado, los principales síntomas de la capsulitis son de tipo inflamatorio:

  • Lo más habitual es que se produzca una incapacidad súbita para mover la articulación. Volviendo al ejemplo del niño que se golpea los dedos con una pelota, de forma repentina es incapaz de mover el dedo durante días.
La capsulitis se da con frecuencia en los hombros.

  • La zona se edematiza por la inflamación. En articulaciones como el hombro o la cadera, el síntoma puede ser el de presión interna, como si algo ocupase lugar dentro de esta.
  • Podemos ver la articulación roja o morada. Esto se debe a que puede haber una extravasación de sangre que produzca un hematoma.

Tratamiento de la capsulitis

El tratamiento será una parte fundamental para recuperarnos lo antes posible de la lesión. En algunos casos, sobre todo en las capsulitis asociadas a la edad, pueden durar semanas o meses sin un tratamiento adecuado.

Más allá de esto, en las capsulitis leves como las que se producen en los dedos, con el cuidado adecuado se resolverá en unos días. Estas son algunas medidas que pueden servir:

  • Es muy importante inmovilizar la zona. En el caso de las capsulitis interfalángicas, podemos inmovilizar los dedos con un vendaje o una tira de esparadrapo. En las de hombro o cadera, tendremos que reposar y consultar con un traumatólogo para que decida la mejor manera de inmovilizar la articulación.
  • Podemos intentar rebajar la inflamación inicial aplicando frío en la zona lesionada. Cuando ya hace horas que se ha producido, puede ser beneficioso realizar baños de contraste frío-calor.
  • En las capsulitis que se producen en articulaciones grandes, el período de recuperación será más lento. Para calmar el dolor, puede ser necesario tomar analgésicos orales.
La rehabilitación deportiva juega un rol importante para el desarrollo de los deportistas.

  • Siempre es recomendable ponernos en manos de un fisioterapeuta para que nos ayude a rebajar la inflamación mediante terapia manual. También nos recomendará ejercicios de movilización articular para que aceleremos la recuperación y podamos volver cuanto antes a nuestra actividad habitual.

Conclusión

La capsulitis es una lesión frecuente y de curso benigno en deportistas jóvenes. Las que pueden sufrir más complicaciones son las que se producen en las articulaciones grandes y se relacionan con la edad, que son más habituales a partir de los 60 años.

En cualquier caso, si vemos que padecemos síntomas compatibles con los que hemos explicado y que no remiten tras unos días de reposo e inmovilización, lo mejor será que nos pongamos en manos de un profesional para iniciar la recuperación de la forma más conveniente.

  • Ewald, A. (2011). Adhesive capsulitis: a review. American Family Physician, 83(4), 417–422. Retrieved from http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21322517
  • Manske, R. C., & Prohaska, D. (2008). Diagnosis and management of adhesive capsulitis. Current Reviews in Musculoskeletal Medicine, 1(3–4), 180–189. https://doi.org/10.1007/s12178-008-9031-6