Causas del dolor en la planta del pie

01 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el fisioterapeuta Joseph Wickman
Hay muchas causas por las que puede aparecer el dolor en la planta del pie, cada una con su tipo de molestia y su tratamiento específico. Te invitamos a conocer las más frecuentes.
 

La planta del pie es una de las estructuras a las que a menudo no se le presta la suficiente atención. Cualquier patología que cause dolor en esta zona del cuerpo va a ser limitante y va a condicionar la rutina cotidiana, por razones obvias. Es importante saber cuáles son las principales causas de dolor en la planta del pie para poder prevenir su aparición o tratarlas cuanto antes si aparecen.

El pie es el encargado de sostener todo el peso corporal. El cuerpo está diseñado para que ambos pies sean capaces de hacerlo sin problemas en condiciones normales.

La distribución de fuerzas natural hace que todos los huesos, las falanges, sus articulaciones y la fascia plantar absorban cierta cantidad de fuerza y funcionen correctamente. Sin embargo, cualquier alteración de este proceso de distribución de fuerzas puede tener consecuencias como las que se detallan a continuación.

Causas del dolor en la planta del pie

Analicemos una a una las causas más comunes del dolor en la planta del pie para, de esta forma, saber cómo identificarlas y aprender lo básico sobre su tratamiento.

Fascitis plantar

Es una patología conocida que cursa con la inflamación del tejido que recorre la planta del pie y que, por lo tanto, causa dolor al caminar. Suele deberse a correr largas horas, a tener una mala pisada o a utilizar calzado inadecuado —o a cualquier combinación de las tres—.

Es decir, aparece como consecuencia de acciones que causen una presión exagerada o de una manera antinatural a la fascia que recorre la planta del pie. Hasta que no eliminemos dicha inflamación, no cesará el dolor, y cuanto más tiempo pase sin tratar, más intensa será la sensación de molestia.

 

El tratamiento suele incluir reposo inicial, masoterapia, calor, ondas de choque y la toma de medicación antiinflamatoria si es necesario.

Espolón calcáneo

Esta patología se caracteriza por la aparición de una pequeña estructura ósea en la planta del pie. También tiene lugar cuando se somete la fascia del pie a tracciones o tensiones excesivas.

El espolón calcaneo es una de las patologías de la planta del pie.

En este caso, el tejido de la fascia se reemplaza por tejido óseo, que produce dolor en cada pisada. Si es un espolón calcáneo, el dolor se describe como caminar sobre agujas, ya que es una sensación punzante.

En cuanto al tratamiento, primero hay que tratar la inflamación que aparece a causa de este saliente óseo. A continuación, se suelen realizar estiramientos de la fascia y se debe realizar un estudio de la pisada del paciente.

De esta manera, se comprueba si hay una pisada incorrecta y, de ser así, será necesario llevar plantillas que corrijan este gesto. En casos graves, puede ser necesaria la cirugía para eliminar el espolón.

Metatarsalgia

Los metatarsianos son los huesos de la parte media del pie, entre el talón y los dedos. Estos cinco huesos son los encargados de soportar gran parte del peso corporal. Por lo tanto, son susceptibles de inflamarse o producir dolor en casos de caminatas largas o al apoyar el pie de manera incorrecta.

 

En este caso, habrá que centrar la atención en el tipo de calzado utilizado, el deporte practicado y en la anatomía misma del pie para buscar los responsables de la patología.

Tendinitis aquilea

Debido a su localización, la inflamación del tendón de Aquiles también puede causar dolor en la planta del pie. En este caso, se producirá por un sobreuso o mal uso del tendón mismo. Es decir, por contracciones continuadas y fuertes de los gemelos y del sóleo, que son los que conectan con dicho tendón, o, de nuevo, por una mala pisada.

Fisioterapia tras la rotura del tendón de Aquiles.

En este caso, aparte de tener cuidado con el deporte que se practica y asegurar una buena pisada, también habrá que realizar estiramientos. Si se acude al fisioterapeuta, también puede aplicar técnicas como la termoterapia, los ultrasonidos o la electroterapia para aliviar el dolor.

Un dolor preocupante, pero con solución

Además de las citadas con anterioridad, existen otras causas menos comunes del dolor en la planta del pie, pero estas son las más frecuentes. Si el dolor es persistente, siempre será recomendable hacerse pruebas médicas para saber exactamente a qué se debe.

 

Una vez identificado, el tratamiento de estas patologías está claro y resulta efectivo, por lo que el paciente puede estar tranquilo. A la hora de la prevención, como hemos visto, casi todas las patologías son por una mala pisada o un calzado inadecuado. Por lo tanto, es altamente recomendable analizar la pisada para ver si se necesita alguna ayuda en este sentido.

  • A. Díaz y P. Guzmán. Efectividad de distintas terapias físicas en el tratamiento conservador de la fascitis plantar. Revisión sistemática. Rev. Esp. Salud Pública 2014; 88:157-178.
  • S. Apóstol-González, J. Herrera. Cirugía percutánea en fascitis plantar por espolón calcáneo. Acta Ortop Mex 2009; 23 (4)
  • I. Pardo, L. Chibas. Farmacopuntura: nueva estrategia de tratamiento para espolón calcáneo. Revista Información Científica. Vol. 96, No. 5 (2017)