Efectos nocivos de los esteroides anabólicos

Antonio Reyes · 2 agosto, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por él médico Leonardo Biolatto el 1 agosto, 2019
Los esteroides anabólicos son sustancias químicas derivadas de la testosterona que se utilizan para mejorar el rendimiento deportivo. Sin embargo, son fármacos dopantes que tienen muchos efectos nocivos, sobre todo si se utilizan sin el asesoramiento de un médico.

A la hora de practicar determinados deportes, todos queremos mejorar nuestro rendimiento lo antes posible. Con una buena planificación, una alimentación adecuada y el descanso suficiente podemos lograr nuestros objetivos y mejorar el rendimiento deportivo. Sin embargo, ciertas personas utilizan los esteroides anabólicos para elevar aún más su rendimiento y, en ocasiones, desconocen los efectos nocivos que pueden tener estas sustancias.

¿Qué son los esteroides anabólicos?

Los esteroides anabólicos no son las únicas sustancias dopantes que utilizan los deportistas para mejorar su rendimiento, pero sí las más comunes. Esto es especialmente habitual en deportes como el culturismo o en disciplinas de alta insensidad como el CrossFit.

Estas sustancias son compuestos sintéticos que emulan la acción de la testosterona; es decir, son derivados de esta. La testosterona tiene un efecto anabólico en el cuerpo, por lo que promueve la síntesis de células musculares y el crecimiento de las existentes. De este modo, el consumo de esteroides anabólicos va a potenciar el desarrollo de la musculatura y la ganancia de fuerza.

Usuarios de los esteroides anabólicos

Tenemos que diferenciar dos tipos de consumidores habituales de estas sustancias. En primer lugar, los culturistas o deportistas de élite que necesitan este aporte extra para ser competitivos en sus disciplinas.

Hoy en día, ningún culturista puede llegar a un alto nivel de competición sin consumir, en mayor o menor medida, estos compuestos químicos. Generalmente estos deportistas están asesorados por un médico para reducir al máximo los efectos nocivos y tomarlos durante el menor tiempo posible.

El segundo tipo de consumidor es el que nos debe preocupar. Son personas asiduas al gimnasio, pero que no practican ningún deporte a nivel competitivo. Utilizan estas sustancias como ‘atajo’ para alcanzar más fácilmente determinado rendimiento o un físico mejor.

Las secuelas del uso de esteroides para aumentar tu musculatura son permanentes sobre el ritmo cardíaco.

Estas personas cuentan únicamente con la información de foros de internet y no con la de un profesional, y es posible que experimenten todos los efectos secundarios de la toma de esteroides anabólicos.

Efectos nocivos de su consumo

Debemos recordar que estas sustancias son fármacos y, como tales, tienen efectos adversos que pueden aparecer a cualquier dosis. De hecho, los esteroides anabólicos se suelen utilizar a dosis mucho más altas de las recomendadas, por lo que los efectos nocivos son aún más llamativos. No deberíamos consumirlos bajo ningún concepto.

Efectos androgénicos

Como son derivados de la testosterona, además del efecto anabólico que tiene esta hormona, también cuentan con efectos androgénicos, los cuales incluyen:

  • Aumento del deseo sexual.
  • Acné.
  • Mayor agresividad e impulsividad.
  • Alopecia.
  • Virilización en mujeres.
  • Ginecomastia —desarrollo de senos en hombres— por aromatización de la testosterona a estrógenos. Esto se produce por exceso de testosterona, y la enzima aromatasa la transforma en estrógenos.

Aunque aumentan el deseo sexual, como son administrados de forma exógena, el organismo deja de producir testosterona en los testículos masculinos. Esto lleva a una atrofia testicular y, cuando dejemos de tomar los anabolizantes, si no seguimos un tratamiento adecuado experimentaremos impotencia y disminución del deseo sexual.

Todo esto viene de una desregulación hormonal producida por la introducción externa de una hormona ya sintetizada dentro de nuestro cuerpo.

Hepatotoxicidad

La mayoría de los anabolizantes son tóxicos para el tejido hepático. El hígado sufre metabolizándolos, y es por esto que se suelen utilizar en preparaciones inyectables, para que no pasen por el hígado tanto como si se consumieran por vía oral.

Aunque no reducen del todo las reacciones adversas, lo normal es utilizar protectores hepáticos durante el tiempo en que se consumen los anabolizantes. Sin embargo, como son productos caros, muchos usuarios inexpertos deciden no tomarlos.

Esto puede ser fatal, y si nos pasamos de dosis o abusamos de su uso podemos llevar a nuestro hígado al límite y experimentar un fallo hepático fulminante.

Todo sobre el culturismo femenino.

Insuficiencia cardíaca

En última instancia, uno de los efectos nocivos a largo plazo por el consumo de esteroides anabólicos es la insuficiencia cardíaca. Muchos culturistas experimentan esta situación pocos años después de retirarse, cerca de los 50 años de edad, cuando lo normal es que estas complicaciones aparezcan a partir de los 70 años.

La mayoría de los anabolizantes estimulan el crecimiento del tejido muscular del corazón —recordemos que el corazón también es un músculo— y pueden desarrollar una hipertrofia concéntrica que dilata el corazón pero hace que el bombeo de sangre sea ineficaz. En estadios avanzados, es necesario incluso realizar un trasplante de corazón o colocar dispositivos mecánicos que lo ayuden a realizar su función.

  • Horwitz H, Andersen JT, Dalhoff KP. Health consequences of androgenic anabolic steroid use. J Intern Med [Internet]. 2019 Mar [cited 2019 Jul 24];285(3):333–40. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30460728
  • Hoffman JR, Ratamess NA. Medical issues associated with anabolic steroid use: are they exaggerated? J Sports Sci Med [Internet]. 2006 [cited 2019 Jul 24];5(2):182–93. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24259990
  • Hartgens F, Kuipers H. Effects of Androgenic-Anabolic Steroids in Athletes. Sport Med [Internet]. 2004 [cited 2019 Jul 24];34(8):513–54. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15248788