¿Qué factores causan la artritis de rodilla?

Antonio Reyes·
Este artículo ha sido verificado y aprobado por él médico Leonardo Biolatto al
La artritis de rodilla es una afección frecuente que conlleva degeneración del cartílago articular. En este artículo, te contamos de qué se trata y qué la causa.
 

Una de las causas más comunes en consulta de traumatología es el dolor de rodilla. En muchos casos, este dolor es de origen muscular o tendinoso. En otras ocasiones, puede haber una degeneración de la articulación en lo que se conoce como artritis de rodilla.

La artritis de rodilla es una afección potencialmente limitante, que debe ser valorada y tratada por un médico especialista. En el artículo de hoy, vamos a explicar qué es la artritis y qué factores pueden causarla.

Artritis de rodilla

El término ‘artritis’ hace referencia a la inflamación del tejido articular. En el caso de la artritis de rodilla, se inflamará el tejido que recubre la articulación de la rodilla. Este tejido es de origen cartilaginoso; recubre los huesos y ligamentos de la rodilla y permite que haya un deslizamiento suave y no se erosionen estas estructuras.

Hay varios tipos de artritis de rodilla, pero el más común con diferencia es la osteoartritis, más conocida como artrosis de rodilla.

La articulación de la rodilla

La articulación de la rodilla es una de las más complejas del organismo. Está formada por varios huesos, ligamentos y estructuras tendinoso-musculares. Vamos a hacer un resumen anatómico sencillo para entender cómo afecta la artritis a esta articulación:

 

Huesos

El componente más importante de la articulación son los tres huesos que la forman:

  • En un nivel superior y proximal al tronco está el hueso más grande del cuerpo: el fémur.
  • Por el contrario, en un nivel inferior y distal tenemos dos huesos: la tibia y el peroné.
Las articulaciones se deterioran por ciertos hábitos de vida que debemos corregir.

  • También cuenta con un pequeño hueso pseudoesférico, que es la rótula, que va a recibir los tendones de los músculos del cuádriceps.

Estos tres huesos se articulan entre sí. En las zonas en las que contactan existe un tejido cartilaginoso que recubre los bordes óseos, de modo que, cuando la articulación se mueve, no se produce rozamiento entre los huesos.

En la osteoartritis, este tejido cartilaginoso se inflama y se va lesionando. Con el tiempo, se erosiona y la capa se vuelve cada vez más fina. Esto provoca que los huesos contacten con el movimiento de la articulación y se produzca fricción entre ellos. Esto, además de producir dolor, va a ir dañando el tejido del hueso.

Ligamentos y tendones

Existen cuatro ligamentos muy importantes en esta articulación:

 
  • El más importante es el ligamento cruzado anterior.
  • En la parte trasera de la articulación está el ligamento cruzado posterior.
  • En la cara externa de la rodilla está el ligamento lateral externo.
  • Por último, en la cara media de la rodilla está el ligamento lateral interno.

Estos cuatro ligamentos se disponen formando unos pilares y aportando sujeción y movilidad a la rodilla. Además, la rodilla recibe los tendones de todas las porciones del músculo cuádriceps. Los tendones convergen en uno solo que llega a la rótula, y desde ahí desciende el tendón rotuliano hasta la tibia.

Una degeneración del cartílago que protege la articulación va a exponer estas estructuras a fricción y lesiones traumáticas. Por lo tanto, la artrosis puede desencadenar roturas de ligamentos o lesiones tendinosas.

Anatomía de la estructura interna de la rodilla.

Causas de la artritis de rodilla

Actualmente, existen dudas del origen real de la artritis de rodilla. En el caso de la osteoartritis, se ha relacionado con alta evidencia con el envejecimiento. A mayor edad, existe una mayor prevalencia de artrosis del cartílago articular.

 

Se teoriza con que, con la edad, vamos perdiendo los elementos que reponen la matriz cartilaginosa de la articulación, por lo que ciertos movimientos lo van dañando, pero no puede ser reparado.

Otras causas relacionadas con la aparición de osteoartritis son las siguientes:

  • La obesidad. Es uno de los factores que suele estar presente con más frecuencia en personas que desarrollan artritis. Se debe a que el mayor peso corporal comprime la articulación y produce un mayor daño en los cartílagos.
  • El ejercicio muy intenso. Ejercicios de fuerza como la sentadilla, si no son realizados correctamente y respetando los períodos de descanso, pueden dañar el cartílago articular.
  • Microtraumatismos repetitivos: aunque el ejercicio no sea intenso, la repetición con carga de fuerza en la rodilla puede provocar pequeñas lesiones constantes que dañan el cartílago.

Finalmente, también debemos enumerar como un posible desencadenante de la artritis de rodilla a determinados oficios. Aquellos en los que hay una gran carga sobre las rodillas también podrían contribuir a lesionar la articulación. En cualquier caso, seguir el tratamiento indicado por el profesional es fundamental.

 
  1. Heidari B. Knee osteoarthritis prevalence, risk factors, pathogenesis and features: Part I. Casp J Intern Med. 2011 Mar;2(2):205–12.
  2. Loeser RF. The Role of Aging in the Development of Osteoarthritis. Vol. 128, Transactions of the American Clinical and Climatological Association. 2017. p. 44–54.
  3. Artrosis de rodilla: qué es, síntomas, diagnóstico y tratamiento [Internet]. [cited 2020 Jan 7]. Available from: https://inforeuma.com/enfermedades-reumaticas/artrosis-de-rodilla/
  4. Artritis de rodilla [Internet]. [cited 2020 Jan 7]. Available from: https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/Lesiones/lesion-osea/artritis-rodilla.html
  5. Shane Anderson A, Loeser RF. Why is osteoarthritis an age-related disease? Vol. 24, Best Practice and Research: Clinical Rheumatology. 2010. p. 15–26.