Tendinopatía glútea en jugadores de hockey

Óscar Dorado · 25 marzo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el fisioterapeuta Abel Verdejo el 25 marzo, 2019
La tendinopatía glútea es una condición que afecta a muchos deportistas, entre ellos, a los jugadores de hockey. En este artículo, queremos contarte todo lo que debes saber sobre esta afección que afecta al tendón.

La tendinopatía glútea es la fuente local más común de dolor lateral de cadera. De hecho, esta afección es muy frecuente en algunos deportes, como es el caso del hockey. ¿Cómo identificarla y tratarla?

Ciertamente, esta condición afecta a los atletas y deportistas, especialmente a corredores y jugadores de hockey. Se presenta como un dolor sobre el trocánter mayor que puede extenderse hacia abajo del muslo lateral.

Al igual que con otras condiciones de dolor, el tratamiento eficaz de la tendinopatía glútea se basa en realizar el diagnóstico correcto. El mejoramiento del pronóstico y los resultados en el futuro para quienes la padecen se verán respaldados por los avances en las pruebas de diagnóstico, una comprensión más clara de los factores de riesgo y los programas de recuperación.

Hacer el diagnóstico de tendinopatía glútea puede ser difícil. De hecho, se debe realizar un examen minucioso de la cadera, la espalda y la pelvis para determinar si la causa principal del dolor se encuentra en el trocánter mayor o está lejos de él. La patología local sintomática puede coexistir con fuentes más distantes.

Los estudios consideran que la tendinopatía glútea es la principal fuente local de dolor lateral de cadera. Además, esta condición es prevalente, especialmente en mujeres posmenopáusicas, y tiene una influencia negativa considerable en la calidad de vida.

Tendinopatía glútea en jugadores de hockey

Generalmente, la tendinopatía glútea ocurre cuando el tendón responde a un rápido aumento de la carga. Para los jugadores de hockey, esto a menudo significa un gran aumento en el kilometraje, una reducción de los días de descanso o un cambio en el tipo de entrenamiento.

Los tendones glúteos son las fibras resistentes que conectan el músculo glúteo con el hueso de la cadera. Una lesión en el tendón puede parecer que ocurre repentinamente; no obstante, por lo general, es el resultado de muchas pequeñas lágrimas en el tendón que han ocurrido con el tiempo.

Los tendones están diseñados para soportar una carga alta y repetitiva. A pesar de esto, si la carga que se aplica al tendón es demasiado grande para que resista, comienza a producirse estrés en la zona.

La tendinopatía glútea no siempre implica la suspensión total de la actividad física que causa dolor.
Imagen: topdoctors.es

Cuando esto sucede, los tendones sostienen pequeñas lágrimas; estas fomentan la inflamación y los productos químicos inflamatorios, y que pueden curarse rápidamente.

En este sentido, si la carga se aplica continuamente al tendón, estas lesiones pueden exceder la tasa de reparación. El daño empeorará progresivamente, causando dolor y disfunción. El resultado, entonces, será una tendinopatía o tendinosis.

Por lo tanto, se recomienda descansar el área dolorosa y evitar cualquier actividad que empeore el dolor. Además, es aconsejable hacer ejercicios suaves de rango de movimiento de la cadera y estiramientos para evitar la rigidez.

Cómo afecta la tendinopatía glútea

La actividad deportiva generalmente se puede mantener de alguna forma, siempre que se eviten o minimicen los movimientos que provoquen más dolor.

Sin embargo, para los jugadores de hockey que sufren tendinopatía glútea, esto podría representar la suspensión temporal de carreras de larga distancia, disminuir el ritmo de carrera, evitar correr en pendientes o llevar a cabo algunos ejercicios.

Más allá de las limitaciones del caso, siempre se pueden explorar actividades alternativas como el ejercicio acuático o el ciclismo.

Si bien es probable que el control de cargas de tracción y compresión sea un componente clave de la recuperación temprana, instituir la carga restaurativa a través de un programa de carga de tracción temprana que incluya posiciones de aducción mínima de la cadera permitirá reducir el dolor y mejorar la capacidad de carga de tracción del tendón.

Ejercicios para tonificar glúteos y piernas al mismo tiempo.

Asimismo, los ejercicios de fortalecimiento, junto con trabajos específicos para incorporar las ganancias de fuerza en el movimiento funcional y para reeducar el movimiento y las posturas en niveles de dificultad de graduación apropiados para el individuo, probablemente sean claves para la rehabilitación.

Antes de finalizar, te recordamos que siempre es importante evaluar la limitación funcional y los niveles de malestar. Los pacientes suelen reportar dolor con actividades de carga única, como caminar y subir y bajar escaleras.

Como habrás podido observar, cualquier persona puede tener una lesión en el tendón; sin embargo, aquellas que realizan los mismos movimientos una y otra vez en sus trabajos, deportes o actividades diarias tienen más probabilidades de dañar un tendón. Si crees que puedes estar sufriendo este problema, consulta a tu médico cuanto antes para obtener un diagnóstico preciso.

  • Mellor, R., Grimaldi, A., Wajswelner, H., Hodges, P., Abbott, J. H., Bennell, K., & Vicenzino, B. (2016). Exercise and load modification versus corticosteroid injection versus “wait and see” for persistent gluteus medius/minimus tendinopathy (the LEAP trial): A protocol for a randomised clinical trial. BMC Musculoskeletal Disorders17(1). https://doi.org/10.1186/s12891-016-1043-6
  • Grimaldi, A., & Fearon, A. (2015). Gluteal Tendinopathy: Integrating Pathomechanics and Clinical Features in Its Management. Journal of Orthopaedic & Sports Physical Therapy45(11), 910–922. https://doi.org/10.2519/jospt.2015.5829
  • Allison, K., Wrigley, T. V., Vicenzino, B., Bennell, K. L., Grimaldi, A., & Hodges, P. W. (2016). Kinematics and kinetics during walking in individuals with gluteal tendinopathy. Clinical Biomechanics32, 56–63. https://doi.org/10.1016/j.clinbiomech.2016.01.003