Beneficios de entrenar en pareja

Óscar Dorado · 11 marzo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el fisioterapeuta Abel Verdejo el 11 marzo, 2019
Entrenar en pareja es algo muy saludable, por lo que en este artículo vamos a repasar cuáles son los beneficios. ¡Toma nota!

La falta de ejercicio físico es uno de los principales factores de riesgo del estilo de vida actual. Sin embargo, en muchas ocasiones los deportistas no disponen del tiempo necesario debido a los compromisos personales, profesionales o familiares. Para ayudarte a lidiar con este tipo de situaciones, es posible que debas considerar entrenar en pareja y aprovechar sus beneficios.

Entrenar en pareja aporta una dosis extra de motivación a los entrenamientos, además de ser una oportunidad perfecta para disfrutar de un tiempo de calidad y compartir una nueva pasión. Como podrás imaginar, una de las mejores cosas de la capacitación en pareja es que podéis pasar un rato de esparcimiento juntos.

Si es la primera vez que ambos os iniciáis en una actividad deportiva, será una oportunidad para aprender y evolucionar a la par. Más allá de esto, tampoco olvides que estar físicamente activo reduce el riesgo de tener problemas de salud como depresión, hipertensión, diabetes y obesidad.

En el mismo sentido, entre otras cosas, la actividad física aumenta la resistencia muscular, la flexibilidad, la fuerza y ​​el equilibrio. Por todos estos motivos, a continuación vamos a conocer cuáles son los beneficios de entrenar en pareja.

¿Cuáles son los beneficios de entrenar en pareja?

1. Tiempo de calidad

En primer lugar, entrenar en pareja es siempre una excelente oportunidad para ponerse al día con la persona que posiblemente ha estado lejos de ti durante la semana, debido a las responsabilidades profesionales de cada uno.

Al realizar ejercicio físico con la persona amada, no solo construirás una mente más fuerte y un mejor físico, sino que también pasaréis más tiempo juntos y cada uno será partícipe del progreso del otro.

Para que las sentadillas con pistola te salgan perfectas, debes contar con unas ‘piernas de acero’.

Al elegir un tiempo de entrenamiento común, podéis disfrutar de un tiempo de calidad juntos que os servirá para desconectar la mente.

Por si fuera poco, esto también permite practicar la comunicación en un ambiente libre de estrés. En síntesis, hacer deporte juntos permite una conexión especial entre parejas que ninguna otra actividad conlleva.

2. Reduce los conflictos en la pareja

Después de un entrenamiento, el cuerpo segrega serotonina, una hormona que relaja el cuerpo y brinda sensación de bienestar. La actividad física ayuda a aliviar el estrés y mejorar la concentración.

El simple hecho de entrenar en pareja favorece una escucha más atenta y ofrece el ámbito para expresar mejor las emociones. Ciertamente, el ejercicio crea un vínculo potente, ya que os alentáis mutuamente, a la vez que se establecen metas comunes.

3. Sensación de equilibrio

El deporte de a dos es también una gran oportunidad para aprender uno del otro. En este sentido, debes permitir que tu compañero comparta sus conocimientos contigo y disfrutar de la nueva experiencia de ejercicio.

De hecho, al entrenar con tu pareja, rompes la monotonía de tu rutina deportiva. Se trata también de una gran oportunidad para probar nuevos entrenamientos, como clases grupales.

4. Aumenta el vínculo emocional

Cuando entrenáis juntos, se crea un contexto en el que es posible coordinar las acciones. Por ejemplo, puedes levantar pesas al ritmo de tu compañero, hacer coincidir el ritmo a la hora de correr o lanzar bolas medicinales de un lado a otro.

En cualquier caso, hacer ejercicio juntos brinda la oportunidad de crear dicha conexión, lo que beneficia tanto la salud como la relación. ¡Y además es muy divertido!

5. Motivación

Por último, no hay duda de que obtener apoyo para un programa de ejercicios es otro aspecto esencial cuando entrenas en pareja. Siempre puedes contar con él o ella para conseguir el aliento que te permita aumentar la motivación cuando no tengas ganas de hacer los ejercicios del día.

Preparación para comenzar un ejercicio de hombros.

Incluso si ya te sientes competente haciendo un ejercicio en particular, incluir a tu pareja en la práctica deportiva puede ser una manera fantástica de potenciar la producción de energía. Tu pareja siempre será honesta contigo, sin herir tus emociones.

Para la mayoría de las personas, tener un buen compañero de entrenamiento aumentará el compromiso con los objetivos de acondicionamiento físico. Del mismo modo, también se potencia la confianza en que estas metas se pueden lograr.

Para acabar, te recordamos que puedes llevar a cabo todo tipo de actividades en pareja, ya sean ejercicios de cardio o de fuerza. Como siempre, es muy importante prevenir las lesiones deportivas con un calentamiento adecuado antes de la actividad física y estirando después del entrenamiento. ¿Por qué no compartir este aspecto de vuestras vidas?

  • Atkinson, B. J. (2013). Mindfulness training and the cultivation of secure, satisfying couple relationships. Couple and Family Psychology: Research and Practice, 2(2), 73–94. https://doi.org/10.1037/cfp0000002
  • Winett, R. A., & Carpinelli, R. N. (2001). Potential health-related benefits of resistance training. Preventive Medicine. Academic Press Inc. https://doi.org/10.1006/pmed.2001.0909