¿Cómo el trabajo en equipo puede mejorar tu rendimiento físico?

Oriana Noguera · 23 junio, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Francisco Roballo el 23 junio, 2019
En ocasiones, entrenar solo puede ser agobiante y aburrido, por lo que el trabajo en equipo es una alternativa para potenciar el rendimiento. ¡Aprende en este artículo por qué la compañía es esencial en el deporte!

Existen personas muy sociables, a las que les gusta participar en eventos grupales y estar siempre rodeados de gente. Por otro lado, hay quienes prefieren las actividades individuales, aunque no significa que no les guste estar acompañados. ¿Cuáles son las ventajas de optar por el trabajo en equipo?

Independientemente del tipo de personalidad con el que te sientas más identificado, el trabajo en equipo puede mejorar tu rendimiento físico en muchos sentidos; a continuación te explicamos cómo y por qué se trata de una grandiosa opción para crecer como deportista.

Motivación: un factor esencial del trabajo en equipo

Para que un deportista tenga un rendimiento óptimo, es necesario que su nivel de motivación sea alto. La motivación en el deporte sirve como empuje para avanzar cada vez más, lo que conforma un aspecto clave en el desempeño.

Gran parte de la motivación se encuentra dentro del deportista; sin embargo, las personas que lo rodean tienen el poder de incentivarla. Cuando se trabaja en equipo, los individuos tienden a darse aliento entre ellos con el fin de alcanzar la meta juntos.

De esta forma, el trabajo en equipo puede aumentar el rendimiento físico de una manera increíble si afianzas los lazos con tu grupo deportivo. De este modo, podrán animarse entre sí para un mejor desempeño tanto individual como colectivo.

Tener confianza en ti mismo es primordial para todas las actividades que realices.

Apoyo mutuo dentro y fuera del ámbito deportivo

Una de las necesidades psicológicas básicas del ser humano es sentirse apoyado por las personas que forman parte de su círculo. El apoyo de terceros estimula la seguridad, lo que a su vez mejora el rendimiento en diferentes áreas.

Dentro del mundo deportivo, sentir apoyo por parte del equipo aumenta el deseo de hacer un buen trabajo; por ende, incrementa el rendimiento deportivo. Además, no solamente se gana apoyo a nivel deportivo, sino también a nivel personal.

Presión por mejorar el rendimiento

Cuando se forma parte de un equipo deportivo, el rendimiento físico individual se torna muy significativo, debido a que una fracción de ese rendimiento tiene repercusión en el desempeño como grupo deportivo consolidado.

Es decir, si uno de los integrantes no se encuentra a la altura del resto, es probable que sea considerado un punto débil dentro del conjunto. Esto no significa que el compañerismo o apoyo sea menor; al contrario, el equipo seguramente hará un esfuerzo por ayudarlo a mejorar.

De este modo, el hecho de querer cumplir con las expectativas del equipo funciona como impulso para mejorar el rendimiento físico a nivel individual. Con ello, la mejoría puede reflejarse en el desempeño grupal.

Avanzar de posiciones

Cada integrante de un equipo posee su identidad deportiva grupal e individual, dichos elementos son importantes y deben estar bien definidos. Esto quiere decir que cada deportista puede tener una función diferente en el equipo.

Por ejemplo, en un equipo de fútbol existen diferentes posiciones; cada una de ellas complementa a la otra y es clave para conformar el equipo. Al mismo tiempo, se designa un capitán, quien representa a sus compañeros frente a los árbitros, organiza y lleva el mando del equipo según las órdenes del entrenador y su visión.

Ser capitán involucra tener un excelente rendimiento deportivo y una buena relación con el equipo. De esta manera, la aspiración de los jugadores que forman parte de un equipo es crecer en el ámbito deportivo hasta alcanzar una responsabilidad tan grande como ser capitán.

Cada una de las cinco posiciones en las que puedes jugar en el baloncesto tiene relevancia en el terreno de juego.

Para lograr avanzar de posiciones dentro de un grupo deportivo, sea cual sea la posición o el cargo, es imperativo entrenar solo y en conjunto para rendir más y así alcanzar el puesto que se anhela.

Mejor rendimiento físico con el trabajo en equipo

Hacer deporte individualmente puede traer muchos beneficios, pero, el trabajo en equipo puede sacar la mejor versión de una persona. Al estar rodeado de otros individuos, la autoestima, confianza, empatía y motivación mejoran.

Finalmente, la sensación de contar con el apoyo del equipo y el entrenador hace el camino para lograr tus metas mucho más llevadero. ¡No te cierres a la oportunidad de ser mejor deportista mediante el trabajo en equipo!

  • Fin, G., Baretta, E., Moreno-Murcia, J. A., & Nodari Júnior, R. J. (2017). Autonomy support, motivation, satisfaction and physical activity level in physical education class. Universitas Psychologica, 16(4), 1–12. https://doi.org/10.11144/Javeriana.upsy16-4asms
  • Cantú-Berrueto, A., Castillo, I., López-Walle, J., Tristán, J., & Balaguer, I. (2016). Estilo interpersonal del entrenador, necesidades psicológicas básicas y motivación: Un estudio en futbolistas universitarios Mexicanos. Revista Iberoamericana de Psicologia Del Ejercicio y El Deporte, 11(2), 263–270.
  • Moreno-Murcia, J. A., Conte-Marín, L., & Borges-Silva, F. (2008). Necesidades psicológicas básicas, motivación intrínseca y propensión a la experiencia autotélica en el ejercicio físico. Revista Mexicana de Psicología, 25(2), 305–312. Retrieved from http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=243016308010