Cómo vencer la flojera y ser más productivo

Oriana Noguera · 26 marzo, 2019
¿Eres una de esas personas a las que les cuesta concentrarse en una tarea? Si es tu caso, puede que los siguientes consejos te ayuden a multiplicar los resultados de tus horas de trabajo.

La productividad es un factor clave para lograr objetivos en la vida. Como no siempre es fácil conseguirla en la medida apropiada, en este artículo te enseñamos cómo evitar que la flojera frene tu proceso con el fin de ser más productivo. ¡Sigue leyendo!

Para conseguir algo, existe una serie de acciones que debemos realizar. A veces sucede que aspectos diversos nos distraen del objetivo y ocasionan una especie de letargo o fastidio. Esto conduce a otros inconvenientes, como procrastinación, pérdida de interés, entre otros.

Por este motivo, se debe estar en constante búsqueda de elementos que nos alejen de la flojera y nos permitan mantenernos enfocados con el fin de ser productivos.

Si bien el ser humano no es perfecto, sí que se puede realizar un esfuerzo para ser mejor cada día. Por consiguiente, la flojera no es un factor positivo, y es necesario que trabajes en erradicarla de tu rutina lo antes posible.

Establece metas que te motiven

Uno de los motivos por los cuales la flojera surge es la falta de motivación. Seguramente, alguna vez sentiste flojera por estudiar algún tema en la escuela porque te parecía aburrido; precisamente, sentías flojera porque el tema no te motivaba en lo absoluto.

Por ello, las cosas que quieras alcanzar deben motivarte lo suficiente como para sentir ganas de trabajar en eso y que no surja un sentimiento negativo al respecto.

Pueden presentarse circunstancias en las que debemos hacer o lograr cosas independientemente de si nos gustan o no; en ese caso, hay que jugar con la situación y hallar la manera de estimular la motivación, bien sea a través de recompensas, compañía u otros.

Planificar los días de entrenamiento puede conducir a grandes progresos.

Sigue una rutina

Tener una rutina establecida puede disipar la flojera. Esto se debe a que ya tienes un tiempo asignado para esa tarea en específico. 

Puede que al principio no sientas ganas de hacerlo, pero en ese momento debes ser disciplinado y cumplir con el horario establecido. Una vez que comiences a hacerlo de esa manera, se volverá un hábito y será mucho más sencillo de continuar.

Sé organizado para ser más productivo

Acumular muchos deberes o tener tareas demasiado elaboradas resulta complicado, debido a que una faena demasiado grande puede hacerte sentir abrumado; ante esta situación, comienzas a poner excusas para no hacerla o retrasarla.

De esta forma, lo más conveniente es separar la tarea en segmentos pequeños que puedas hacer con facilidad. A su vez, debes organizar y planificar cómo las llevarás a cabo. El orden es un factor de importancia para mantenerte concentrado en lo que debes hacer.

Descanso y alimentación

El cansancio en exceso es un túnel al que no deberías adentrarte, puesto que trae efectos negativos, tanto a nivel mental como a nivel físico. Por este motivo, es significativo que tengas un buen período de descanso para recuperar fuerzas y energía.

La alimentación y el descanso son valores que deben estar en equilibrio para evitar la pereza. Si no proveemos nutrientes a nuestro organismo para que funcione, es muy probable que nos sintamos decaídos y sin fuerzas. Por lo tanto, mantener una dieta balanceada y descansar lo suficiente marca la diferencia.

Aleja las distracciones

La televisión, las redes sociales y el celular son distracciones que ocupan tiempo valioso para avanzar en tus responsabilidades. Si eres una persona que se distrae con facilidad, lo más conveniente es que pongas a un lado estos elementos al momento de trabajar en tus asuntos.

Mantenerte enfocado no solamente te permite conectar con lo que haces, sino también avanzar mucho más cómodamente que haciendo pausas porque te distraes con otras cosas. De esta manera, los resultados de las tareas serán de mejor calidad y serás más productivo.

Para ser más productivo, es mejor ser organizado.

Si buscas ser más productivo, compromiso ante todo

El compromiso es una de las mejores formas de combatir la flojera. Al realmente estar inmerso en tus responsabilidades, entiendes que no debes perder el tiempo por simple pereza de hacer las cosas.

Al contrario, el sentimiento de compromiso afianza las ganas de dar lo mejor de ti, alcanzar metas y crecer en el área que te desempeñas. Por ende, debes crear un compromiso con todas las metas que te propongas con el fin de mantener un lazo con ellas.

Ser más productivo se torna sencillo si mantienes estos consejos presentes y, sobre todo, si pones disciplina y confianza en ti mismo. Recuerda que, para lograr cosas increíbles, debes poner mucho esfuerzo, pero sin duda la recompensa y satisfacción valen la pena.

  • Subbarao, M. (2006). Focusing techniques. Optical Engineering32(11), 2824. https://doi.org/10.1117/12.147706
  • Lunenburg, F. (2011). Goal setting theory of motivation. International Journal of Management, Business, and Administration, 15, 1–6. Retrieved from http://www.managementstudyguide.com/goal-setting-theory-motivation.htm
  • Locke, E. A. (1996). Motivation through conscious goal setting. Applied and Preventive Psychology, 5(2), 117–124. https://doi.org/10.1016/S0962-1849(96)80005-9
  • Katz, A. J. (2018). Setting Goals. In Experiential Group Therapy Interventions with DBT (pp. 67–77). Routledge. https://doi.org/10.4324/9781351183345-9