¿Entrenar con teléfono móvil o sin él?

Rubén Guzmán · 30 mayo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el especialista en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte Rubén Guzmán el 27 mayo, 2019
Las tecnologías contemporáneas nos han hecho avanzar en muchos aspectos. Sin embargo, ¿podría ser perjudicial para un objetivo específico prestar atención al teléfono móvil? Hoy resolveremos esas dudas y te daremos algunos consejos para aprovecharlo al máximo.

El teléfono móvil nos hace pasar muchas horas pendientes de los mensajes, las llamadas recibidas y las interacciones en las redes sociales que tanto nos atraen. Sin embargo, ¿esa situación es conveniente? Al momento de entrenar, ¿es conveniente usar el teléfono móvil?

Algunas personas le prestan más atención a este dispositivo mientras entrenan, mientras que otras lo ignoran totalmente. No obstante, el móvil puede inmiscuirse en nuestro objetivo deportivo, de ocio o de salud tanto de forma positiva como negativa.

Un buen uso del teléfono móvil al entrenar

Todo implemento existente puede usarse de forma correcta y para el beneficio del usuario, siempre y cuando esa persona no se obsesione y le preste demasiada atención. Esto aplica no solo para el entrenamiento diario, sino también en el campo laboral, familiar, amistoso y hasta en las horas de sueño.

Tecnologías para hacer mediciones al entrenar

El móvil es un recurso magnifico para medir las calorías quemadas mientras entrenamos. También es estupendo para contar los pasos diarios o kilómetros recorridos anexos a la velocidad de carrera.

Otra de sus utilidades es la medición de la frecuencia cardíaca en reposo y mientras entrenamos, para hallar pautas correctas de entrenamiento. De este modo, se hace posible movernos en los niveles adecuados y cuantificando correctamente la sesión.

Todo lo dicho se hace a través de aplicaciones gratuitas o de pago, y suele llevarse a cabo de forma directa con sensores o a través de algún implemento. Ejemplos de este último método son los sensores de frecuencia cardíaca pectoral o de muñeca con la tecnología bluetooth.

El teléfono móvil es un recurso para conocer entrenamientos

Gracias al internet, podemos acceder a artículos sobre modelos de entrenamiento y otros tipos de recomendaciones sobre salud y ejercicio. El hecho de poder recurrir a ellos mientras entrenas es un recurso que te ayudará a solventar tus posibles dudas.

Las mejores Apps para hacer ejercicio.

Además de esto, se pueden encontrar vídeos y rutinas explicadas paso a paso para conocer de primera mano los gestos técnicos, los movimientos correctos en cada ejercicio y tablas de entrenamiento para conseguir una forma física ideal.

Recepción de mensajes agradables

Según estudios en la psicología de la conducta, al recibir un mensaje que nos produce entusiasmo o felicidad, segregamos sustancias cerebrales que nos proporcionan un estado de animo favorecedor para las actividades de dicho momento.

Pero cuidado, esto es un arma de doble filo. Si recibimos una noticia trágica o desagradable, seguramente eso repercuta en nuestra concentración de cara al ejercicio y posiblemente abandonemos la sesión. Dicen que ojos que no ven, corazón que no siente… todo influye en nuestro estado de animo.

Mal uso del teléfono móvil al entrenar

Como todo en la vida, el descontrol y el abuso tienen unos costes que pagar. Por ende, un uso desproporcionado de la telefonía móvil al entrenar conllevará efectos negativos para nuestros objetivos físicos, funcionales o de rendimiento. Las consecuencias no deseadas más comunes son estas:

  • Pérdida de atención en el ejercicio en cuestión: según la ciencia, al enfocarse en un ejercicio con la mayor concentración posible, el rendimiento que se aplica podría aumentar hasta en un 25 %, Parece mentira, ¿verdad? Pues así es, la distracción provoca falta de efectividad en cualquier actividad.
  • Menos tiempo de entrenamiento: los descansos entre series poseen unas pautas importantísimas en el ejercicio. Aumentarlas al responder una llamada o disfrutar de los likes conseguidos en las redes sociales provocará que los cambios fisiológicos sean diferentes a los que buscamos.
  • Preocupación constante por que no se rompa: la maquinaria del entrenamiento o los gestos técnicos del deportista suelen ser dinámicos. La pantalla es muy frágil y, ante cualquier situación de este tipo, dedicaremos parte de nuestra concentración a procurar que al móvil no le pase nada.
  • Descansos intra-entrenamiento incompletos: muchas personas creen que los períodos de descanso son meramente físicos. Esto es un error; la mente también debe descansar en dichos momentos. Un proceso mental también conlleva un gasto de energía, la cual necesitaremos para continuar la sesión.
  • Afecta negativamente a la estabilidad y coordinación: según otro estudio sobre rendimiento y salud, el uso del móvil entrenando provoca desequilibrios y mareos, lógicamente por el cambio brusco de pasar de una actividad radical en cuanto a lo físico a un proceso con mayor influencia mental y óculo-manual.
El teléfono móvil puede desviar nuestra atención al entrenar.

Entonces, ¿prefieres usar el teléfono móvil o no?

Para llegar a una conclusión —no taxativa, desde luego—, podemos afirmar que existen situaciones excepcionales. Por ejemplo, la espera de una llamada importante o el estado de salud de un familiar. En dichos casos, está ‘permitido’ el uso del teléfono móvil en el ámbito deportivo.

Sin embargo, en otras situaciones nada ampara el hecho de mezclar el objetivo físico con cualquier desviación de la atención. La gran pregunta de hoy es: ¿cambiarás tus hábitos para centrarte en lo importante?

¡Toma el control, ponte pautas estrictas! Guarda el móvil en tu maleta y en pocos días verás lo bien que te sientes al centrarte en tu sesión y en las amistades en tu centro deportivo. Elige sabiamente y con sentido común; poco a poco veréis cómo el rango de mejora es mucho mayor sin la distracción de entrenar con el móvil.

  • Patrones de asimetría cerebral en la percepción de expresiones faciales positivas y negativas. Alves del NT, JA Aznar-Casanova y SS Fukusima. Páginas 256-272 | Recibido el 29 de febrero de 2008, publicado en línea el 17 de abril de 2009. https://doi.org/10.1080/13576500802362927.
  • El impacto de las diferentes funciones del teléfono celular y sus efectos en la estabilidad postural. Los enlaces de los autores abren el panel de superposición. Michael J. Rebold aCody A. Croall bEmily A. Cumberledge bTimothy P. Sheehan bMatthew T. Dirlam. https://doi.org/10.1016/j.peh.2016.11.004.

  • James Larson. Los deportes en la era informática Las tecnologías de la información en las emisiones deportivas.
  • El adolescente ante las tecnologías de la información y la comunicación: internet, móvil y videojuegos. Montserrat Castellana Rosell, Xavier Sánchez-Carbonell, Carla Graner Jordana y Marta Beranuy Fargues Universidad Ramón LLull (URL).