Hacer ejercicio en familia refuerza el vínculo afectivo

Oscar Dorado · 23 julio, 2018
Hacer ejercicio en familia no es solamente beneficioso para tus hijos, sino que también lo es para ti. Te contamos, en el siguiente artículo, la influencia que tiene en el vínculo afectivo.

En un mundo donde los padres y los niños están ocupados con sus deportes individuales, pasatiempos y otras actividades, a las familias a menudo les resulta difícil pasar tiempo de calidad juntos. Aunque una buena manera de hacerlo es mediante el deporte, ya que hacer ejercicio en familia refuerza el vínculo afectivo.

Asimismo, los beneficios del tiempo en familia son bastante claros. Los fuertes lazos familiares son esenciales para el desarrollo social y emocional de los niños, y para el bienestar de toda la familia.

Del mismo modo, hacer ejercicio en familia no es solo una buena manera de hacer que el corazón bombee y quemar calorías. También es una excelente forma de construir lazos familiares y disfrutar de la compañía de todos los miembros de la casa.

Ciertamente, los niños están observando cada movimiento de sus padres y reflejando cada una de sus acciones. Si un padre lleva un estilo de vida sedentario, existen posibilidades de que los hijos también lo lleven. Sin embargo, los padres que comen de manera saludable y, además, hacen ejercicio regularmente aportan lecciones muy valiosas para los niños.

Hacer deporte en familia.

Hacer ejercicio en familia es bueno para todos

Hoy en día, la mayoría de niños suelen divertirse jugando con aparatos electrónicos. Es bueno familiarizarse con las nuevas tecnologías, pero no es conveniente abusar. Así que hacer ejercicio en familia puede ser una buena forma de pasar un rato divertido con los niños. Esta iniciativa puede servir de gran ayuda para que los más pequeños empiecen a ser conscientes de los beneficios y valores que proporciona el mundo del deporte.

Al lograr que los niños relacionen la actividad física con pensamientos de unión, comunidad y diversión, puede guiarlos hacia la promoción de esas creencias con la edad. Y los hábitos positivos a largo plazo no están restringidos a los jóvenes.

Asimismo, el ejercicio no solo es importante para el desarrollo muscular de los niños, sino que también les ayuda a desarrollar disciplina y resistencia, además de mejorar sus habilidades sociales.

Sin ninguna duda, esta es una responsabilidad colosal de los padres, ya que los niños creen que la mayoría de los comportamientos que ven en casa son acciones aceptables, ya sean buenas o malas.

El primer vinculo afectivo es a la vez el más especial, aquel que va a marcar para toda la vida y es el que establecen los niños con los padres. Estos vínculos van a marcar su conducta, actitudes y pensamientos durante toda la vida.

“No conozco otra manera de liderar más que con el ejemplo”

–Don Shula–

Beneficios de hacer ejercicio en familia

Los beneficios del ejercicio son infinitos. De hecho, un programa de ejercicio diario es esencial para el crecimiento y desarrollo normal de cada niño. Por ello, aprovechamos para contarte algunos de los beneficios de practicar el ejercicio en familia:

1.-Proporciona motivación y estímulo adicionales

En general, pasas más tiempo con los miembros de tu familia que con las otras personas. Entonces, cuando las personas con las que pasa la mayoría de tus días están interesadas en el ejercicio, las posibilidades de que se sugiera practicar la actividad física son mucho más probables. Además, el hecho de hacer ejercicio en familia proporciona motivación y un estímulo adicional.

2.-Refuerza el vínculo familiar

Mediante la práctica deportiva, los miembros de la familia pueden reforzar sus vínculos familiares. Ten en cuenta que durante cualquier actividad que hagas no tendréis otra opción que hablar entre vosotros y trabajar en equipo.

Ya sea que estés jugando al tenis, corriendo o paseando tranquilamente por el parque, realizar ejercicio físico en familia te da la oportunidad de concentrarte en tus interacciones y en los objetivos que estáis logrando de manera conjunta.

Reforzar los vínculos familiares con el deporte.

Además, hacer ejercicio en familia ofrece la oportunidad de salir, respirar un poco de aire fresco y conocer realmente a las personas con las que pasa todos los días.

3.-Incorpora buenos hábitos

Al usar el tiempo con la familia para hacer una actividad física juntos, alientas a tus hijos a hacer ejercicio. Además, estás construyendo hábitos para toda la vida.

Los niños a menudo llevan tradiciones familiares en su adultez, y una de estas podría ser el ejercicio. También ayuda a inculcar en los niños cuáles son los hábitos normales y saludables para mantener, como el hecho de convertir la actividad física en una prioridad.

Por último, recuerda que dar un paso al frente para estar físicamente activo con la familia puede ser el comienzo de un disfrute de por vida para ti y los otros miembros de la casa. ¡Hacer ejercicio en familia es una oportunidad ideal para estar en forma y divertirse!