La importancia de la música en tus entrenamientos

Óscar Dorado · 29 marzo, 2019
Escuchar música durante tus entrenamientos es una buena manera de estimular el rendimiento. En el siguiente artículo, te contamos todo lo que debes saber sobre esta costumbre tan beneficiosa.

Escuchar música es, sin ninguna duda, uno de los secretos para mejorar el rendimiento en tus entrenamientos. Si bien es cierto que no es la fórmula secreta para lograr todos tus objetivos, sí puede ser un elemento de apoyo muy interesante. A continuación, vamos a contarte todo lo que tienes saber sobre la importancia de la música en tus entrenamientos.

Realizar ejercicio sin música es una manera de mejorar la autoconciencia; se adquieren así las mejores condiciones para conocer el propio cuerpo. En este caso, no hay ningún tipo de distracción y contacto más que contigo mismo y con el entorno que te rodea.

Por el contrario, escuchar tus canciones favoritas en tus entrenamientos aporta compañía cuando las sesiones son particularmente largas. Por si fuera poco, la música puede ayudarte a mantener un ritmo constante y preciso cuando aparece el cansancio muscular.

Desafortunadamente, esto no puede hacer que cada entrenamiento se convierta en un momento de total diversión, pero sí puede ayudarte a amenizar el trabajo. Desde un mejor rendimiento hasta una mayor recuperación, las canciones correctas pueden tener efectos reales en tu mente y en tu cuerpo.

Esto sucede porque, al centrarte en la música, pierdes la percepción de fatiga en su totalidad, sin tener distracciones. Asimismo, escuchar tus canciones favoritas puede convertir tus entrenamientos en un momento épico.

¿No quieres salir de casa para entrenar? Es hora de poner algo de música: ¡te motivará a moverte y encima trabajarás más duro sin darte cuenta!

Dale al play en todos tus entrenamientos

Elegir el tipo de música adecuada para cada momento es fundamental. Por ejemplo, para calentar a un ritmo tranquilo, puedes elegir pistas más lentas, en caso de que quieras mantener un ritmo más pausado antes de la sesión de entrenamiento, o una música con un ritmo más rápido si prefieres unas sensaciones más estimulantes.

Chica con auriculares con música para hacer running.

Para ejercicios más intensos, piensa en canciones más tranquilas, que puedan transmitir momentos de relajación y una sensación de vigor.

Crea tu lista de reproducción siguiendo tus preferencias musicales y de acuerdo con la intensidad de la actividad deportiva a realizar. ¿Qué música debes elegir para tu entrenamiento? No importa si escuchas música rock, pop o clásica; cada persona reacciona de manera diferente.

Escoger la música adecuada puede ayudarte a lograr ese esfuerzo adicional y correr del foco el esfuerzo que te queda por delante; incluso tiene el efecto de reducir la fatiga. En consecuencia, esto se traduce en un mejor entrenamiento; es una gran noticia si deseas mejorar tus registros.

La música en tus entrenamientos reduce la fátiga

El entrenamiento es muy importante para asegurar el bienestar y para la salud; en este sentido, la música puede ser una perfecta aliada. Según las investigaciones, escuchar música durante el entrenamiento puede ayudar a sentir menos fatiga.

En consecuencia, debido a que las personas se sienten menos cansadas, pueden entrenar por más tiempo. Esta extensión del ejercicio brinda beneficios innegables para la salud.

Este estudio explica que el papel estimulante de la música puede llegar a ser fundamental en los períodos más críticos de entrenamiento, como cuando estás un poco aburrido y la motivación disminuye; en estas circunstancias, es más fácil darse por vencido.

Más allá de eso, debes tomar ciertas precauciones. Por ejemplo, baja el volumen cuando necesites concentrarte en algún movimiento que sea complicado, con el objetivo de evitar cualquier riesgo de lesión.

Canciones para bailar zumba.

Efectos mentales de la música al hacer ejercicio

Escuchar música en tus entrenamientos te dará la impresión de tener más energía y la necesidad de superar los límites. Esto, a su vez, modula el estado emocional.

De este modo, el estrés se reduce y el buen humor se potencia. La música actúa sobre el sistema nervioso disminuyendo el cortisol, la hormona responsable del estrés; entonces, atempera el mal humor y permite una mayor concentración en la actividad física. Esto explica que la música saque a relucir los aspectos positivos y, a la inversa, que disminuya los negativos.

Como has podido observar, la música puede tener un papel muy importante en tus entrenamientos. Ahora que conoces cuál puede ser su función y sus beneficios para tu rendimiento, ha llegado el momento de elegir tu lista de reproducción favorita y comenzar tu entrenamiento de inmediato. ¡Verás cómo te sentirás más activo!

  • Fritz, T. H., Halfpaap, J., Grahl, S., Kirkland, A., & Villringer, A. (2013). Musical feedback during exercise machine workout enhances mood. Frontiers in Psychology, 4(DEC). https://doi.org/10.3389/fpsyg.2013.00921
  • Demey, M., Niessen, M., Hardikar, S., Leman, M., Fritz, T. H., Li, Y., … Demoucron, M. (2013). Musical agency reduces perceived exertion during strenuous physical performance. Proceedings of the National Academy of Sciences, 110(44), 17784–17789. https://doi.org/10.1073/pnas.1217252110
  • Fritz, T., Hardikar, S., Demoucron, M., Niessen, M., Demey, M., Giot, O., … Leman, M. (2013). Musical agency reduces perceived exertion during strenuous physical performance. Proceedings of the National Academy of Sciences, 110(44), 17784–17789. https://doi.org/10.1073/pnas.1217252110
  • North, A. C., Tarrant, M., & Hargreaves, D. J. (2004). The effects of music on helping behavior: A field study. Environment and Behavior, 36(2), 266–275. https://doi.org/10.1177/0013916503256263