La motivación en los deportistas de élite

9 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la periodista deportiva Yamila Papa Pintor
La motivación en los deportistas profesionales está relacionada a saber sortear los obstáculos y a salir adelante de los fracasos.

¿Te has puesto a pensar cómo hacen los atletas profesionales para sobrellevar el arduo entrenamiento y los resultados adversos? En este artículo te contaremos historias conmovedoras de motivación en los deportistas. ¡Puedes ponerlas en práctica tú también!

Ejemplos de motivación en los deportistas

Los desafíos a los cuales deben enfrentarse los atletas de élite son muchas veces impensados. Levantarse muy temprano, realizar entrenamientos todo el día, llevar una dieta balanceada, competir en diferentes eventos deportivos, sufrir lesiones o dolores, padecer derrotas y hasta soportar la presión de la prensa o de los fanáticos.

Si bien es verdad que la mayoría de ellos han elegido esta vida, nadie dice que sea fácil. ¡Y nos llama la atención cómo pueden sobrellevar todo este peso! La motivación en los deportistas profesionales se ha convertido en un área de estudio de la psicología y, por supuesto, de los entrenadores.

Te contamos algunas historias de deportistas profesionales que se han repuesto de enormes desafíos y siguieron motivados para continuar con su carrera:

1. Michael Jordan

El rey del baloncesto sí que sabe de motivación y de seguir adelante. Cuando estaba en la preparatoria, no pasó las pruebas para formar parte de la plantilla… ¡debido a que era demasiado bajo! No obstante, en lugar de dejar de lado su sueño, Jordan continuó entrenando en otros deportes hasta que creció lo suficiente como para ser aceptado en el equipo.

Ya como jugador profesional de la NBA, y tras haber conseguido varios anillos en los Bulls de Chicago, Jordan tuvo que afrontar un nuevo desafío: el asesinato de su padre. Esto, sumado al hecho de que ‘no disfrutaba de jugar como antes’ lo llevó a tomar la decisión de retirarse del baloncesto y ‘probar suerte’ en el béisbol. Poco después, regresaría con el número 23 y rompería incluso sus propios récords.

Michael Jordan, el jugador de baloncesto con el número 23.

2. Muhammad Alí

El boxeador más grande de todos los tiempos tiene varias enseñanzas para los simples mortales. Muhammad Alí ha sido y sigue siendo fuente de inspiración para cientos de atletas, tanto en su deporte como en otras disciplinas.

Su primera ‘pelea’ fue fuera del cuadrilátero, cuando a los 12 años le robaron su bicicleta y se presentó en un gimnasio para poder aprender a luchar “y que nadie le quite más nada”. Alí es sin dudas un gran ejemplo de esfuerzo, autodisciplina y compromiso deportivo.

Según sus palabras: “El que no es valiente para tomar riesgos, no logrará nada en la vida”. Una excelente frase de motivación que podemos usar en cualquier situación.

Muhammad Alí es un claro ejemplo de la motivación en deportistas de élite.
Imagen: Sports Illustrated.

3. Michael Phelps

El nadador estadounidense ganador de 8 medallas doradas en un solo juego olímpico —y 19 preseas en todas sus presentaciones en los Juegos— también es otro ejemplo de motivación en los deportistas de élite, pero sobre todo, de superación personal.

Cuando era niño, a Phelps le diagnosticaron TDAH, un trastorno de comportamiento que se manifiesta con inquietud, impulsividad y baja capacidad de atención. Michael aprovechó su habilidad para hiperconcentrarse en lo que le apasionaba, la natación, y canalizó en el deporte toda su energía.

El ‘Tiburón de Baltimore’ ha demostrado que la disciplina y la constancia lo son todo para poder ganar y ser el mejor. Y según ha afirmado, su secreto para el éxito es visualizar antes de la competencia llevándose el primer premio. Su máxima de vida es: “Nadie pondrá límites en lo que hago, haré lo que quiera y cuando quiera. Si deseo algo, salgo a buscarlo”.

4. All Blacks

¿Quién no conoce el famoso ‘haka’ que protagoniza el equipo de rugby de Nueva Zelanda antes de cada partido? Esta danza ritual o grito de guerra tomada de la cultura Maorí, sin dudas es un gran ejemplo de motivación en los deportistas.

Las selecciones de rugby poseen apodos, como los All Blacks.

El objetivo de este rito era demostrar orgullo, fuerza, unidad y ferocidad… y por ello encaja a la perfección con los All Blacks. El ‘haka’ o ‘pango’ es una manera de desafiar a los rivales y quien ha tenido la oportunidad de verlo en vivo en un estadio puede afirmar que realmente esa energía se siente a flor de piel.

Tal y como afirman los rugbiers neozelandeses y que puede aplicarse a cualquier disciplina —o actividad—, este rito es una manera de no esperar a que el otro haga tu trabajo. Si en la vida tienes disciplina y te comprometes, serás el mejor en lo que haces.

  • Legends profile: Michael Jordan - https://www.nba.com/history/legends/profiles/michael-jordan
  • Celebridades en primer plano: Cómo tener TDAH ayudó a Michael Phelps a hacer historia en las olimpiadas. Understood.org. https://www.understood.org/es-mx/learning-attention-issues/personal-stories/famous-people/celebrity-spotlight-how-michael-phelps-adhd-helped-him-make-olympic-history