Secretos para no perder la motivación en el gimnasio

Óscar Dorado · 8 abril, 2019
Mantener la motivación es uno de los aspectos que marca la diferencia en cuanto a la eficacia, duración e intensidad de los entrenamientos. En el siguiente artículo te contamos cómo puedes conservarla con mayor facilidad.

Deporte y motivación son dos conceptos que van de la mano. Sin embargo, cuando se trata de entrenar en el gimnasio, no siempre es sencillo evitar lo rutinario y no perder la motivación. La clave del éxito reside en la perseverancia y la pasión; en el siguiente artículo vamos a presentarte algunos secretos para no perder la motivación en el gimnasio.

Ciertamente, la motivación es uno de los aspectos más importantes para garantizar el mejor rendimiento deportivo. Es uno de los aspectos que marca la diferencia entre el éxito y el fracaso en la búsqueda de los objetivos.

Los mejores secretos para no perder la motivación en el gimnasio

Si deseas conservar la motivación en el gimnasio, necesitas llevar a cabo algunos cambios en tu día a día. Acudir y respetar todos los entrenamientos no siempre resulta sencillo; sin embargo, es posible si tienes en cuenta algunos trucos. ¡Escoge tu favorito de la siguiente lista!

1. Ten claro tu objetivo

Es posible que quieras entrenar en el gimnasio para mejorar tu apariencia física, o simplemente sentirte más saludable. Este es el primer paso: reconocer claramente cuál es tu objetivo y los pasos que debes seguir para lograrlo.

Tener clara la meta te ayudará a mantener la motivación intacta y a despejar todas las dudas, ya que cualquier esfuerzo estará justificado y te acercará a la meta.

Si inicias una actividad física sin un propósito y un objetivo claro, corres el riesgo de rendirte después de unas pocas sesiones. Entonces, una vez que establezcas este objetivo, especifica el tiempo que dispones para conseguirlo. No olvides que todo objetivo debe ser alcanzable, temporal y realista si no deseas perder la motivación.

Organiza tu entrenamiento con la ayuda de un entrenador para lograr mejores marcas.

2. Elige un entrenamiento que sea divertido

Elegir un entrenamiento que sea divertido es una de las claves para que no pierdas la constancia ni la motivación. Y es que no hay nada peor que un entrenamiento aburrido cuando tratas de conseguir un objetivo.

En este sentido, es ideal que configures los entrenamientos con ejercicios que sean de tu agrado y que te parezcan divertidos, para así amenizar los entrenamientos. Una gran recomendación consiste en entrenar incluyendo equipamiento extra. Por ejemplo, si sueles hacerlo con mancuernas, puedes incluir las correas TRX o ejercicios de peso corporal. Todos estos cambios permiten romper con la rutina.

3. Anota tu progreso

Llevar el registro de tu progreso te permitirá realizar un seguimiento de los entrenamientos. Esto significa que, después de cada sesión, debes anotar todos los pesos utilizados, la intensidad, la duración, el número de series y las repeticiones realizadas. Esta es una manera de observar el progreso realizado y tendrá un impacto directo en tu motivación.

4. Asesórate con un entrenador

En la mayoría de los gimnasios y las salas de fitness puedes contar con la ayuda de un entrenador personal, quien será el encargado de preparar un programa a medida para tus objetivos.

Estos profesionales tienen el conocimiento necesario para aconsejarte sobre los ejercicios que te ayudarán en tu camino de ganancia de masa, en la pérdida de peso o en la mejora de tu estado cardiovascular.

Un programa de capacitación que coincida con tus objetivos, tu nivel, tu capacidad y te permita realizar un seguimiento del progreso es una necesidad ineludible para mantener la motivación intacta. Por ello, contar con la ayuda de un entrenador es muy útil para aquellos deportistas que desean un empujón extra.

El entrenador y el psicólogo deportivo.

5. Dale al play para conservar la motivación en el gimnasio

Lo que verdaderamente puede impulsar tu motivación es una buena lista de reproducción con canciones que te motiven. Este envión anímico te permitirá hacer un buen entrenamiento y llevar tus límites al máximo.

La música es uno de los elementos más efectivos para motivarte y ofrecer tu mejor versión en los entrenamientos, ya que te permite alcanzar un punto máximo de concentración. ¡Ha llegado el momento de colocarte los auriculares, preparar una lista con las mejores canciones y realizar tus sesiones de entrenamiento con música!

Como has podido observar, existen algunos trucos sencillos que pueden ayudarte a que no pierdas la motivación en el gimnasio y, en consecuencia, a que no te saltes ningún entrenamiento. ¡A partir de ahora ya no tendrás ninguna excusa para ir a mover el cuerpo!

  • Caudwell, K. M., & Keatley, D. A. (2016). The effect of men’s body attitudes and motivation for gym attendance. Journal of Strength and Conditioning Research, 30(9), 2550–2556. https://doi.org/10.1519/JSC.0000000000001344
  • Miquelon, P., Knäuper, B., & Vallerand, R. J. (2012). Motivation and goal attainment. The role of compensatory beliefs. Appetite, 58(2), 608–615. https://doi.org/10.1016/j.appet.2011.12.025
  • Halliwell, E., Dittmar, H., & Orsborn, A. (2007). The effects of exposure to muscular male models among men: Exploring the moderating role of gym use and exercise motivation. Body Image, 4(3), 278–287. https://doi.org/10.1016/j.bodyim.2007.04.006