Razones para entrenar el suelo pélvico durante el embarazo

En la etapa del embarazo suele debilitarse entre otras cosas por los cambios hormonales que sufrimos, por ello es muy importante entrenar el suelo pélvico durante el embarazo

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior. Su función es sostener los órganos pélvicos (vejiga y uretra, útero y vagina; y recto) en la posición adecuada porque de ello depende su normal funcionamiento.

Funciones del suelo pelvico

  • Funciones de continencia: el suelo pélvico controla los esfínteres, por lo que tener el suelo pélvico fuerte nos ayudará para una correcta micción y defecación.
  • Función sexual: unos músculos perineales tonificados mejoran la calidad de las relaciones sexuales.
  • Función reproductiva: el periné es el último obstáculo que debe salvar la cabeza del bebé, ayuda a que su cabeza rote y produce una contracción refleja en el útero que provoca a la embarazada un deseo de empujar.
  • Función de sostén: el perineo sostiene la vejiga, el útero, la vagina y el recto por lo que fortalecerlo que importante (si además estas empezada, tienes que sumarle el peso del feto, por lo que entrenar el suelo pélvico durante el embarazo es muy importante).
Ejercicio para entrenar el suelo pélvico durante el embarazo.

Ejercicios para fortalecer el suelo pélvico

Los ejercicios de Kegel consisten en la contracción de los músculos para entrenar el suelo pélvico durante el embarazo o en cualquier momento de tu vida.
Uno de los ejercicios que debes realizar es contraer los músculos cuando vayas al baño a orinar e intentar cortar el chorro de orina voluntariamente.
Hay varios ejercicios de Kegel que puedes realizar, como por ejemplo:

  • El lento: contraes los músculos del suelo pélvico durante cinco segundos, mientras respiras suavemente, y luego los relajas durante cinco segundos más. Repetir 10 veces.
  • El rápido: contrae y relaja los músculos tan rápido como puedas, durante dos o tres minutos. Comienza con 10 repeticiones y auméntalas gradualmente hasta 50 repeticiones diarias.
  • El ascensor: se trata de contraer lentamente los músculos, imaginando que se trata de un ascensor que va subiendo lentamente y se detiene unos segundos en cada piso.
  • La onda: se realiza contrayendo primero los músculos que están alrededor de la uretra y luego los de la zona anal, relajándolos desde atrás hacia delante.
    Estos ejercicios para fortalecer el suelo pélvico pueden realizarse en casi cualquier momento y lugar, ya que desde fuera nadie puede notar lo que estás haciendo. Se recomienda practicarlos tantas veces como sea posible, diariamente.
Trabajar el suelo pélvico durante el embarazo.

Ventajas de entrenar el suelo pélvico durante el embarazo

Durante la gestación, el feto va ganando peso y el útero va agrandándose. Por lo que la vejiga tiene que soportar una presión aumentada, lo que genera problemas de incontinencia. Asi pues, si entrenas el suelo pélvico durante el embarazo, conseguirás disminuir el estar yendo continuamente al baño.

Por otro lado, se recomienda a las embarazadas que fortalezcan el suelo pélvico porque es una medida estupenda que les ayudará a facilitar el parto y a reducir de manera considerable las posibilidades de que se pueda producir un desgarro durante el mismo.

Otro motivo de peso para llevar adelante la medida que nos ocupa, es que se considera que va a permitir que la mujer se recupere mucho mejor en el postparto en cuanto a relaciones sexuales se refiere.

Exactamente le servirá para tonificar los músculos vaginales y eso le permitirá poder volver a disfrutar cuanto antes del sexo. Asimismo, esta medida le ayudará a incrementar lo que es su placer sexual.

Cambios en el cuerpo durante el embarazo.

También es importante saber que ejercitar esa zona es una manera estupenda de conseguir que la mujer no pueda sufrir incontinencia durante el postparto. Así podrá evitar que se le escape el pis por gestos tan sencillos y habituales como toser o reír, por ejemplo.

Tampoco hay que olvidar que se considera una buena medida para que la gestante pueda sobrellevar mejor en general el aumento de peso que ha experimentado.

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar