Razones para que nazca un bebé prematuro

Francisco María García · 24 septiembre, 2018
Una rutina adecuada de gimnasia y deportes jamás será  causa del nacimiento un bebé prematuro, pero existen muchos mitos y algunos excesos han ocasionado ese temor infundado; salvo prescripción médica, hacer ejercicio siempre será beneficioso para el embarazo

La actividad física es saludable en todas las etapas de la vida de una mujer; también es necesaria durante el embarazo. Sin embargo, el temor al nacimiento de un bebé prematuro a veces provoca que la embarazada dude y pase los nueve meses inactiva. Esta decisión es un error.

Una cifra en aumento

La Organización Mundial de la Salud (OMS), ha venido advirtiendo sobre el creciente número de partos prematuros. Entre las posibles causas, se encuentran los factores medioambientales y los altos niveles de estrés, propios de las sociedades modernas.

Junto a estas causas inherentes a la sociedad y al estilo de vida moderno, también se menciona por la OMS cierto grado de negligencia, tanto de algunas gestantes como de los médicos que las atienden.

Hacer pilates embarazada.

¿Qué relación tienen los factores deportivos con el nacimiento de un bebé prematuro? Aunque en principio no hay una relación directa, existen opiniones de todo tipo. A continuación, analizaremos el tema con detenimiento.

Factores de riesgo que pueden provocar partos prematuros

Un bebé prematuro es el que nace entre las semanas veintiocho a treinta y siete de gestación. Este bebé puede  correr riesgos, pues el tiempo dentro del útero materno es necesario para su madurez antes del nacimiento.

¿Por qué se producen esos nacimientos antes de tiempo? No existe una sola causa. Se reconocen varios factores que predisponen a que el período de gestación se acorte y nazca un bebé prematuro. Algunos de ellos son:

  • Enfermedades de la madre: renales, cardíacas, diabetes, anemias severas, alteraciones tiroideas.
  • Anomalías del útero.
  • Embarazo múltiple.
  • Enfermedades gestacionales: preeclampsia, diabetes gestacional.
  • Adicciones al alcohol, tabaco u otras drogas.
  • Deficiencias nutricionales.
  • Obesidad.
  • Accidentes.

Los controles rigurosos con profesionales pueden prevenir los problemas de un parto prematuro. Con tratamientos adecuados, se logra contrarrestar estos riesgos.

¿Los ejercicios físicos provocan el nacimiento de un bebé prematuro?

La respuesta es que por sí solos no son causa de nacimientos anticipados. Si el embarazo es normal, no será la actividad física la que ocasione ese nacimiento precoz. Sin embargo, hay que tomar ciertas precauciones si el médico ha detectado algún problema gestacional.

El embarazo no es una enfermedad, sin embargo, las condiciones del cuerpo cambian y esos cambios a veces exigen también nuevos hábitos. Entre ellos, los de adaptar la gimnasia y deportes.

¿Por qué se vincula el entrenamiento con el nacimiento de un bebé prematuro? Porque algunas personas suponen que si el cuerpo de la mujer se esfuerza mucho, se reduce el suministro de sangre al feto. Creen que por esta razón el bebé nacerá antes de tiempo. Es una suposición totalmente infundada que nada tiene que ver con la realidad.

Mujer embarazada en el médico.

Los informes de los investigadores muestran que el ejercicio durante el embarazo no produce este riesgo. Todo lo contrario, evita el exceso de peso del bebé en el momento del nacimiento.

Algunas consideraciones importantes que deben tenerse en cuenta

  • No en todas las mujeres embarazadas es adecuado el ejercicio intenso. No se debería empezar con rutinas de alta intensidad si nunca antes se realizaron este tipo de ejercicios. Aún las mujeres que han corrido maratones, jugado torneos deportivos o levantado pesas, deben encarar esas actividades con precaución.
  • Es totalmente recomendable para todas las embarazadas el ejercicio suave o moderado. La mujer debe estar atenta a su cuerpo y a los síntomas que vaya manifestando. Hay que recordar que, a medida que el bebé crece, disminuye el oxígeno disponible. Este es un factor a considerar.
  • Es una buena medida que, independientemente de la costumbre, se reduzcan las rutinas de alto impacto durante los tres primeros meses de gestación. Este tiempo es clave para que el embarazo se consolide.

En todos los casos, es fundamental hablar con el obstetra para asegurarse de que el embarazo marcha con normalidad y que es seguro hacer ejercicios. Será el profesional el que tendrá los elementos que definirán el tipo de ejercicios que la mujer puede realizar sin riesgos.