Aspectos legales del boxeo

Francisco María García · 30 noviembre, 2019
Las normas que regulan el boxeo en todas sus modalidades tratan de asegurar una pelea limpia, sin golpes bajos, cabezazos intencionales, uso de objetos peligrosos y otros comportamientos. Te contamos los aspectos legales del boxeo.

Inevitablemente, la práctica del deporte, ya sea a nivel profesional o aficionado, requiere asumir voluntariamente ciertos riesgos, como pueden ser las lesiones o fracturas durante una competición. Asimismo, cuando hablamos sobre los aspectos legales del boxeo, uno de los temas más polémicos está asociado a la responsabilidad civil de los boxeadores.

La cuestión es cómo, cuándo y si es posible hablar de este tipo de responsabilidad en una modalidad deportiva cuya práctica involucra asumir un alto riesgo implícito en el intercambio de golpes permitidos dentro de un ring. ¿Y cuándo lo que rodea a este deporte puede ser objeto de una demanda legal o de una sanción administrativa?

¿Qué significa el concepto de responsabilidad civil?

La responsabilidad civil hace referencia a la posibilidad de imputar a una persona por las consecuencias sobre terceros que deriven de sus acciones. Legalmente, todo individuo tiene el deber de responder por su conducta en sociedad y hacerse responsable por los daños y prejuicios —físicos o morales— generados a otras personas, ya sea de forma directa o indirecta.

En términos generales, la responsabilidad civil puede aplicarse a todos los sujetos dotados de derechos y deberes según la ley. O sea, en principio se podría imputar por daños a terceros a todos los mayores de edad que demuestren ser capaces de identificar y asumir las consecuencias por sus propios actos que se realicen libremente.

Por lo tanto, no es posible imputar a los individuos que sean considerados en condición de inimputabilidad, de acuerdo con la legislación vigente. Tampoco es posible con aquellos individuos que comprueben haberse vistos obligados a realizar dichos daños a terceros contra su propia voluntad.  

¿Cuándo se aplica la responsabilidad civil en el deporte?

Este es un tema muy complejo y que se encuentra en una especie de cuerda floja entre el deber del ciudadano de responder por las consecuencias negativas de sus actos sobre terceros y el derecho de elegir dedicarse a una labor que involucra la posibilidad de dañarse físicamente.

Boxeadores que se enfrentan en una pelea.

Según el principal texto legal que regula el deporte profesional en España, la Ley 10/1990 (más conocida simplemente como la Ley del Deporte), entiende que todo deporte entraña un riesgo.

Por ese motivo, el individuo que decide practicar voluntariamente una disciplina deportiva automáticamente asume estos riesgos implícitos en su actividad, ya sea profesional o amateur.

Ética, reglas de juego y aspectos legales del boxeo

Las reglas del juego son el punto clave cuando analizamos los aspectos legales del boxeo y los límites establecidos para los deportistas. Todo deporte se practica bajo las normas deportivas y las conductas éticas especificadas en los reglamentos oficiales de las federaciones correspondientes.

Al elegir practicar una actividad deportiva, una persona se compromete a respetar y actuar según estas reglas. Con ello, los límites de su acción en el contexto de una competición o de un entrenamiento se orientan por estas normas y cualquier infracción puede ser sancionada según la misma normativa deportiva o la ley vigente en la localidad.

En el caso del boxeo, existen varias asociaciones internacionales y locales que organizan competiciones y regulan la práctica del boxeo masculino y femenino a nivel profesional y aficionado. En España, la Real Federación Española de Boxeo deja a disposición de todos los ciudadanos los reglamentos vigentes en territorio nacional.

Además, muchas asociaciones también han publicado Códigos de Ética orientados específicamente para los profesionales del boxeo, como es el caso de la Asociación Internacional del Boxeo.

Intencionalidad y responsabilidad civil en el boxeo

Como vemos, las acciones llevadas a cabo durante una pelea que se encuadren dentro de las normas del boxeo no podrán ser consideradas como daños a terceros. No podríamos denunciar un boxeador por infringir los aspectos legales del boxeo por llevar su adversario a nocaut, empleando golpes válidos dentro del reglamento.

Mujer practicando con una bolsa de boxeo.

Sin embargo, cuando un deportista infringe las normas éticas o deportivas y su comportamiento ocasiona un daño al adversario, sí podemos hablar sobre responsabilidad civil dentro del deporte. Se debe a que su acción expone a un tercero a peligros que extralimitan los riesgos implícitos a la práctica en las diversas categorías de este deporte.

Las infracciones deportivas pueden derivar de la imprudencia, la negligencia y, en casos más graves, de la intencionalidad de provocar daños al otro. En estos casos, se presume la culpabilidad.

Dependiendo del contexto y la gravedad de sus actos, un deportista puede ser sometido a un proceso administrativo, llevado a cabo por las propias entidades deportivas con potestad disciplinaria; o también puede recibir una demanda legal para responder por los perjuicios a terceros y proporcionar las indemnizaciones correspondientes.

  • Código de Ética de Aiba. 2007. Extraído de: http://boxealgarve.com/wp-content/uploads/2016/06/Code-of-Ethics-Spanish.pdf
  • Reglamentos. Revista Feboxeo. Extraído de: http://www.feboxeo.com/r/