Cómo elegir una bicicleta de spinning

Yamila Papa Pintor · 29 mayo, 2018
Si prefieres hacer deporte por tu cuenta en casa en vez de asistir a un gimnasio, una de las mejores formas de hacer cardio posibles es el spinning, por eso, te aconsejamos para elegir la bicicleta que más te convenga

¿Quieres entrenar en casa porque no tienes tiempo de ir a un gimnasio? ¿Deseas aprovechar algún rato libre mientras ves la televisión o se hornea la cena para hacer ejercicio? Entonces una bicicleta de spinning puede ser una excelente inversión. Ten en cuenta algunas cuestiones antes de comprarla.

¿Por qué comprar una bicicleta de spinning?

Si hacemos cuentas, quizás nos convenga más comprar una bicicleta de spinning y entrenar en casa que pagar la cuota mensual de un gimnasio. Tener los elementos a disposición las 24 horas y los 365 días al año tal vez nos impulse a, por fin, bajar esos kilos de más que tanto nos molestan.

No habrá excusas para no hacer ejercicio, ya que tendrás los elementos a disposición antes de ir al trabajo, cuando llegas de la oficina o los fines de semana.

Y lo que es mejor, podrás hacer spinning mientras miras una película o serie, mientras esperas a que termine de lavarse la ropa o a que se hornee la cena. ¡Hasta puedes entrenar cuando tus hijos hacen la tarea o duermen la siesta!

La resistencia adecuada en una clase de spinning.

Por otra parte, incluso en los gimnasios más modernos y costosos de la ciudad, los complementos y elementos muestran signos de uso continuo y poco mantenimiento. Las bicicletas fijas se resienten al poco tiempo y no funcionan como deberían.

En cambio, si tienes una en casa la cuidarás y mantendrás siempre en buenas condiciones; básicamente porque es tuya, te ha costado dinero y la necesitas para entrenar.

¿Qué debe tener una buena bicicleta de spinning?

Si ya te has convencido de que es una buena idea comprar una bicicleta de spinning y hacer ejercicio en casa, el siguiente paso es conocer qué aspectos debe cumplir el equipo. Entre los aspectos a tener en cuenta destacamos:

1. Volante de inercia pesado

Es una de las principales características que deberías valorar al escoger una bicicleta fija para usar en casa. ¿Qué es el volante de inercia? es el nombre que recibe la rueda que permite girar el eje del pedal y que replica el impulso que le damos. La resistencia que tenga es la que en definitiva nos ayudará a ejercitar mejor.

En el caso de las bicis de spinning, el peso del volante de inercia debe ser de por lo menos 18 kilos (aproximadamente). Te darás cuenta si el valor es acorde a tus necesidades, ya que al subirte experimentarás mayor estabilidad y solidez.

Es verdad que existen bicicletas más asequibles y menos robustas que también pueden servir. Pero para que nos sirvan, el volante es fundamental.

2. Transmisión por correa

Otra de las características de una bicicleta de spinning y que no tiene una de calle. En la primera, los pedales se conectan al volante de inercia por lo que se conoce como ‘transmisión’, la cual puede ser de cadena o de correa.

Si está impulsada por una correa es más probable que su durabilidad sea superior. Además requerirá menos mantenimiento y será más silenciosa (perfecta para usar a ciertas horas en casa). En el caso de que el impulso sea por cadena tendrás más dolores de cabeza, ya que se estropeará al poco tiempo.

Comprar una bici de spinning.

3. Sillín que se ajuste

Cualquier bicicleta que usemos tiene que ofrecen un asiento o sillín que sea cómodo y que pueda ajustarse a las necesidades del ciclista. Por el contrario, nuestra experiencia no será la mejor y es más probable que al poco tiempo abandonemos el ejercicio.

Es bueno saber que en las bicis indoor esta función no siempre está disponible, por lo tanto, presta mucha atención a cuánto te permite regular la altura o la distancia al manillar. ¡Y poder dejarla acorde al largo de tus piernas y brazos!

4. Manillar multiposición

Al igual que sucede con el sillín, es fundamental que el manillar se ajuste a nuestro cuerpo (y no al revés, porque provocará dolores innecesarios). Además de poder regular la altura, debería poderse cambiar la longitud para poder llegar hasta los extremos.

En cuánto a la multiposición, quiere decir que nos permita apoyar las manos, los codos o los brazos en diversos sitios.