Como podemos reducir la flacidez de nuestro cuerpo

Jorge Camon · 14 octubre, 2018
Es uno de los males estéticos e insalubres que más afectan a la población de mediana edad, la vida sedentaria y un estilo de alimentación deficiente o poco recomendables dan como resultado la flacidez en nuestro cuerpo; podemos combatirla siguiendo una dieta adecuada y con ejercicios básicos

La flacidez es la pérdida de firmeza cutánea, y esto se debe a que las sustancias encargadas de esta función, como son el colágeno y la elastina se pierden. Esta afección es más común en mujeres y de cierta edad, las zonas más propensas a sufrir flacidez son: cara interna de los brazos, cara interna de los muslos, glúteos…

A continuación vamos a dar unos sencillos consejos de como combatirla.

Añade el ejercicio a tu vida

Es muy importante que sigas una dieta equilibrada, pero para mantener el cuerpo tonificado lo más recomendable es que realices ejercicios en los que trabajes la fuerza y la resistencia. Será suficiente con que dediques una hora y media a hacer ejercicios a lo largo de la semana.

  • -Un sencillo ejercicio para tonificar los muslos es: ponte con las piernas abiertas de pie y lleva todo el peso de tu cuerpo a un lado y a otro, hazlo al ritmo de la música que más te guste para que sea más divertido.
  • -Para tonificar brazos: De pie, con las manos a los lados, y las piernas ligeramente flexionadas, toma una mancuerna de dos kilos en cada mano. Desde esta posición inicial, con los brazos casi estirados durante todo el recorrido, levanta lateralmente las mancuernas hasta que los codos te queden a la altura de los hombros y baja controlando los brazos y la respiración.

Mantén una buena hidratación y protégete del sol

Al beber el agua que nuestro cuerpo necesita evitas la pérdida de colágeno, que como hemos dicho anteriormente es una de las sustancias que mantiene la firmeza cutánea. Otra de las causas de pérdida de colágeno es la exposición al sol, por lo que protégete de él y no lo tomes en exceso.

Como hidratar la piel quemada por el sol

Consume proteínas y alimentos antioxidantes

Como hemos dicho antes, es importante llevar una dieta equilibrada, muchas personas que quieren perder peso solo se centran en eso y no se dan cuenta que hay que perder grasa y no músculo, ya que esto te proporcionará una mayor flacidez.

Para esto, debes de consumir alimentos ricos en proteínas como pueden ser: huevos, pollo, almendras, salmón… Siempre teniendo en cuenta la cantidad de proteínas que necesitas conforme a tu estilo de vida y consumo de estas.

Por otro lado tenemos los alimentos antioxidantes, que a través de este tipo de ingredientes conseguirás incluso rejuvenecer tu piel y mantener así su elasticidad y firmeza.

Para ello, consume alimentos como: manzana, cítricos, frutos rojos, pepino…que son alimentos ricos en antioxidantes y que te ayudarán a prevenir y evitar la flacidez.

Elimina los malos hábitos de tu vida

Algunos hábitos están asociados a la flacidez por lo que intenta evitarlos para prevenirla, estos hábitos son: las dietas ricas en grasas, fumar, el sedentarismo, ingerir demasiado alcohol…

Un vaso de wiskhy, bebida alcohólica.

Utiliza el hielo contra la flacidez

Puedes hacer una terapia con hielo con la que lograrás tonificar la piel y reafirmar ciertas partes de tu cuerpo. La primera cosa que debes saber es que tienes que envolver el hielo en un paño para no tener contacto directo con la piel.

Después deber realizar masajes circulares en las partes del cuerpo que quieras eliminar la flacidez, ejerciendo una leve presión pero con cuidado. Haz este masaje cada día durante cinco minutos y veras como va desapareciendo la flacidez.

Semillas de linaza

Haz una bebida con estas semillas que te ayudarán a combatir la flacidez. Vamos a ver los ingredientes que necesitas, su preparación y aplicación.

Sus ingredientes son:

  • 20 gramos cucharadas de semillas de linaza
  • 4o mililitros cucharadas de agua caliente
  • Dos gotas de aceite esencial de ciprés

Para su preparación: 

  • Muele las semillas de linaza.
  • Calienta el agua y mézclala con el polvo de linaza.
  • A continuación añade el aceite esencial de ciprés a la pasta anterior.

Y su posterior aplicación:

  • Toma la cantidad necesaria de la mezcla y aplícala sobre la zona flácida de la piel.
  • A continuación, cúbrela con un plástico, para que el proceso sea más sencillo.
  • Pasados 15 minutos, retira con abundante agua tibia.
  • Repite el tratamiento dos veces a la semana.

Como hemos visto en este articulo hay varias maneras y hábitos que puedes añadir a tu vida para evitar o prevenir la flacidez. No olvides que es cuestión de tiempo que aparezca, por lo que ten en cuenta estos consejos y utilízalos.