¿Qué hay que estudiar para ser árbitro de fútbol?

Pilar Gimeno Landa · 11 mayo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el periodista deportivo Fernando Clementin el 10 mayo, 2019
Para ser árbitro de fútbol hay que cumplir una serie de requisitos y, además, superar los exámenes correspondientes. Si estás interesado, aquí tienes toda la información que necesitas saber para hacer de tu pasión tu futura profesión.

Si amas el deporte hasta el punto de querer convertirlo en tu profesión, debes saber que cursar los estudios para ser árbitro de fútbol es una opción a tener en cuenta. A continuación, te ofrecemos toda la información que necesitas saber en el caso de que estés interesado en dedicarte profesionalmente a ello.

Lo primero que tienes que tener claro es que llegar a lo más alto de esta profesión requiere un gran esfuerzo y mucha dedicación. La forma física, junto con la capacidad de estudio, son dos aspectos clave para lograr arbitrar partidos de categorías superiores.

También es importante que seas un verdadero apasionado del deporte, porque en muchas ocasiones recibirás críticas y sentirás que no eres valorado. Sin duda alguna, se trata de una profesión complicada y para la que es necesario trabajar el aspecto físico y, sobre todo, la fortaleza psicológica.

Requisitos para ser árbitro de fútbol

No todo el mundo puede ser árbitro de fútbol. Las federaciones nacionales establecen una serie de requisitos para cerciorarse de que los futuros árbitros van a desempeñar correctamente su profesión. Estos requisitos pueden variar dependiendo del país, pero generalmente son los siguientes:

  • Edad: es evidente que un árbitro debe ser una persona joven y en buena forma física. Es por ello que la edad se limita a partir de los 14 o los 16 años. También hay un máximo a partir del cual es imposible comenzar el proceso selectivo. Este tope varía dependiendo del territorio, pero por lo general es de 26 a 29 años.
  • Ser imparcial: es una característica que se debe destacar en cualquier árbitro. Por lo tanto, no podrá ejercer tal profesión cualquier persona que ya esté contratada por un equipo de fútbol. En este caso, sería imposible que los equipos a los que arbitrara estuvieran en igualdad de condiciones.
Los fallos arbitrales.

  • Superar las dos partes que componen el examen: todas las personas que cumplan los requisitos y abonen las tasas correspondientes podrán acceder a realizar el examen correspondiente. Este se compone de dos partes: práctica y teórica.

¿En qué consiste el examen para ser árbitro de fútbol?

Tal y como acabamos de comentar, el examen que deben superar los aspirantes a árbitro se compone de dos partes. Es obligatorio aprobar cada parte por separado.

Parte teórica

En primer lugar, los aspirantes a árbitro tienen que superar un examen teórico. Se suele pensar que trata sobre el reglamento deportivo, pero en realidad es mucho más.

Un árbitro debe conocer al detalle el reglamento para realizar su trabajo sin cometer ningún tipo de error. Además, tiene como función la redacción de actas después de cada partido. Estos documentos se rellenan siguiendo unos formalismos que deben conocer.

También tienen que demostrar que cuentan con buenos mecanismos de gestión de conflictos, algo inherente a cualquier partido. Saber mantener la calma o actuar como se debe son otros de los aspectos que deberán demostrar.

Parte práctica

Con respecto a la parte práctica, esta es diferente para hombres y mujeres. En el caso de los hombres, tienen que completarlas en un menor tiempo. Todos los ejercicios físicos que se exigen tienen como finalidad demostrar que se es capaz de soportar un partido de 90 minutos.

Las pruebas físicas varían según el territorio, pero por lo general se componen de pruebas de velocidad y resistencia. Es habitual que las federaciones las cambien cada cierto tiempo.

No debes preocuparte por ello, ya que se explica previamente en qué consisten para que puedas entrenar la prueba de la misma forma que las vas a tener que realizar el día del examen.

Fernando Hierro y una discusión con un árbitro de fútbol.

Una vez que soy árbitro de fútbol, ¿qué partidos puedo arbitrar?

Se puede decir que el recorrido de los árbitros es el mismo que el de los jugadores de fútbol. Deben comenzar por las categorías inferiores y, posteriormente, ir ascendiendo hasta las ligas profesionales.

De este modo, los colegiados comienzan por arbitrar partidos a alevines, cadetes y juveniles. Después, ascienden hasta el ámbito regional. Finalmente, pueden llegar a ser árbitros de primera y segunda división.

Finalmente, con referencia a los salarios, dependen de la categoría en la que se esté impartiendo justicia. Desde luego, no tiene nada que ver el dinero que gana un árbitro de categoría regional con otro que cada fin de semana arbitra a las estrellas de primera división.

  • Cometti, G. (2002). La Preparación Física en el Fútbol. Editorial Paidotribo. http://egdf.com.ar/wp-content/uploads/2017/05/La-preparaci%C3%B3n-f%C3%ADsica-en-el-f%C3%BAtbol-Gilles-Cometti.pdf
  • González-Oya, J. L. (2007). Aproximación a la violencia en el fútbol y en el arbitraje. Revista de Iberoamericana de Psicología Del Ejercicio y El Deporte.