Recetas de helados para el verano

12 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Lucía Corral
¿Sabías que puedes preparar helados con tus frutas favoritas de forma sencilla? Sigue leyendo este artículo para saber cómo y darte esos gustos veraniegos.

Junto con el verano, llegan las oportunidades de darnos ciertos gustos muy característicos de la época. Los helados son un gran aliado del período estival, ya que hidratarse es fundamental en esta época del año.

Por lo general, los helados suelen estar cargados de azúcares simples, colorantes e ingredientes insanos. A continuación, te presentaremos algunas recetas rápidas y sin azúcar de helados con apenas unos pocos ingredientes.

Tipos de helados

Dependiendo del molde que se utilice, podemos clasificarlos en helados de bola, de palo o de hielo. Aunque parecidos, cada tipo de helado tiene una peculiaridad. ¡Conoce todo sobre ellos a continuación!

Helados de bola

Una de las bases de estos helados puede ser el plátano. Lo primero que se ha de tener en cuenta es que cuanto más maduro este el plátano, más dulce quedará el helado. Así se puede sacar partido a los plátanos que están a punto de ponerse malos, que nos aportarán más dulzor que los que están verdes.

Los pasos para su preparación son los siguientes:

  • Pelar y cortar los plátanos en rodajas y congelarlos en bolsas adaptadas.
  • Se puede utilizar como base cualquier otra fruta; en esos casos, se procederá del mismo modo. Pelar, trocear y congelar.
  • Estos helados pueden consumirse directamente o congelar antes de servirse. En el segundo caso, es recomendable sacar el helado del congelador un poco antes de servirlo para facilitar la formación de bolas.
Helado de plátano.

Helados de palo

Para esta modalidad, se puede utilizar como base el yogur natural o el yogur griego natural, el queso fresco batido o la leche o bebidas vegetales.

Una vez se haya escogido la base del helado, se añade la fruta que se desee y se bate hasta conseguir la textura deseada. A continuación, se vierte la mezcla en los moldes y se congela. Para este tipo de helados es muy importante dejarlos en el congelador al menos cuatro horas antes de consumirlos.

Helados de hielo

Para hacer estos helados se utiliza pulpa o zumo de frutas. Simplemente hay que hacer el zumo de la fruta que se desee, triturarlo y congelar en los moldes. Para endulzar se pueden utilizar dátiles, pasas o frutas deshidratadas.

Ejemplos de helados

1. Helado de piña colada

Ingredientes:

  • Piña.
  • Leche de coco fría.
  • Coco rallado.
  • Plátano.

El procedimiento consiste en triturar las frutas y añadir 75 ml de leche de coco y una cucharada de coco rallado por cada plátano. Por último, mezclar bien y servir o congelar inmediatamente.

Los helados de frutas son muy fáciles de preparar.

2. Helado de plátano y chocolate

Ingredientes:

  • Chocolate negro —mínimo 70 %.
  • Leche o bebida vegetal.
  • Plátano.
  • Frutos secos picados al gusto —opcional.

Primero, triturar el plátano y añadir 75 ml de leche por cada plátano. Incluir en la mezcla el chocolate y los frutos secos. Por último, servir o congelar inmediatamente.

Helado de platano y nueces.

3. Helado de pistacho

Ingredientes:

Para prepararlo, tan solo debemos triturar el plátano congelado y añader por cada plátano medio yogur y 60 g de pistachos pelados.

El helado de pistacho demanda apenas unos pocos ingredientes.

4. Helado de fresa

Ingredientes:

  • Fresas.
  • Plátano.
  • Leche o bebida vegetal.

La preparación consta de un solo paso: se tritura todo teniendo en cuenta que por cada plátano hay que añadir 50 ml de leche.

5. Helado de mango

Ingredientes:

  • 1 mango.
  • Medio plátano.
  • Dátiles al gusto —cuanto menos mejor.
  • 2 cucharadas de queso batido.
  • 1 chorrito de leche.

El único paso para tener listo este helado es triturar todos los ingredientes y consumir o dejar enfriar al menos 4 horas.

Los helados de mango ofrecen un sabor único.

6. Helado de fresa y plátano

Ingredientes:

  • 6 fresas.
  • 1 plátano.
  • Medio yogur natural.

Si deseas probar este exquisita receta, solo debes triturar todo y congelar al menos cuatro horas. Otra posibilidad es la consumirlo en el momento.

Helado de frambuesa.

7. Helado cremoso de fresa y plátano 

Ingredientes:

  • 400 g de fresas.
  • Un plátano.
  • Medio vaso de leche.
  • 2 tazas de queso fresco batido.

En primer lugar, mezclar el queso batido y la leche hasta que quede una mezcla homogénea. A continuación, se añaden las frutas congeladas y se sigue batiendo hasta que quede la textura deseada. Se puede consumir al momento o congelar.

8. Helado de arándanos

Ingredientes:

  • Medio yogur natural.
  • Un plátano.
  • 3 cucharadas de arándanos.
  • Crema de frutos secos —cacahuete.

La preparación de este delicioso helado consta de un solo paso: se tritura todo junto y listo. Al igual que con las recetas anteriores, se puede consumir en el momento o congelar.

9. Helado de frutos rojos

Ingredientes:

Los helados de frutos rojos son una opción nutritiva para el verano.

En primer lugar, hay que montar las claras al punto de nieve. A continuación, se añaden las frutas congeladas y se tritura todo junto. Este helado ha de consumirse al momento, ya que no puede congelarse.

Por último, una recomendación muy útil: estos helados se pueden decorar antes de servirse con trocitos de chocolate negro, frutos secos picados, canela o coco rallado. ¡Escoge tu topping favorito y disfruta de estas recetas para el verano!

  • Ramírez-Navas, Juan. (2017). La Ciencia de los helados.
  • Helados. Nutrición y educación alimentaria. Secretaría de Agroindustria de Argentina. http://www.alimentosargentinos.gob.ar/HomeAlimentos/Nutricion/fichaspdf/Ficha_36_Helados.pdf