¿Cómo mejorar la perseverancia de un deportista?

Oriana Noguera · 16 enero, 2019
Los objetivos a mediano y largo plazo requieren de un compromiso muy fuerte de parte del individuo. En el caso de los deportistas, ser perseverantes es una de las claves para alcanzar los propósitos buscados.

La perseverancia es un valor que debe estar presente en la vida del deportista para tener éxito. A continuación, te compartimos distintas maneras de mejorarla. ¡Sigue leyendo!

Ser perseverante es tener firmeza, constancia y consistencia ante cualquier proyecto o situación que se presente. Los deportistas deben forjar un buen nivel de perseverancia con el fin de progresar, mejorar y cumplir objetivos.

La importancia de la perseverancia de un deportista

Los deportistas, a lo largo de sus carreras, lidian con diferentes situaciones que llegan a ser realmente duras; no tener suficiente fuerza para afrontar esas eventualidades puede perjudicar el desempeño deportivo. Por este motivo, mejorar la perseverancia de un deportista es estrictamente necesario.

Espíritu guerrero

Un elemento esencial para contar con una buena perseverancia es el espíritu. La manera como te sientas va a influir en la forma de afrontar los obstáculos. Si tienes un espíritu débil, inseguro y frágil, es muy posible que desistir se vuelva una opción muy atractiva dentro de tu rendimiento.

Por lo tanto, es significativo nutrir tu espíritu guerrero, adquirir valor y confianza en ti mismo para luchar contra lo que se aproxime. Ten la certeza de que, sin importar lo que suceda, no vas a rendirte. Debes ser consciente de lo que eres capaz de hacer y trabajar con base en ello para beneficio de tus metas.

Una flor no florece en un día

Normalmente, los deportistas suelen tener expectativas del desarrollo de sus carreras; así, se comparan con otros atletas y esperan seguir un patrón establecido para lograr las cosas. Para mejorar la perseverancia, debes entender que no todo debe seguir una planificación inamovible.

Al igual que las plantas, no todas son de la misma semilla, ni crecen o florecen de igual forma o al mismo momento; es decir, el hecho de que algo te tome más tiempo que al resto no quiere decir que estés errado. Allí es cuando debes tener la paciencia y la pasión para ser consistente en el deporte.

No armes una tormenta en tu cabeza

En ocasiones, la perseverancia puede verse saboteada por nosotros mismos. Suele ocurrir que nos preocupamos en exceso por alguna eventualidad y hacemos de eso un motivo para bajar la guardia y sucumbir en la desmotivación. Por lo tanto, no permitas que los pensamientos negativos inunden tu mente y perturben tu paz.

Mejorar el rendimiento deportivo.

La mente tiene mucho poder; si no estás bien mentalmente, tampoco lo estarás físicamente. Este desequilibrio puede hacer que comience a tambalearse tu camino hacia la meta. Una manera de mejorar la perseverancia es mantener tu cabeza libre de tormentos innecesarios que retrasan el progreso.

El compromiso es esencial

Para mejorar la perseverancia de un deportista, se debe dejar en claro el compromiso que hay entre la meta y él. No estar comprometido lleva a ser inconsistente, y esto provoca la disminución de perseverancia en el proyecto. En otras palabras, la existencia de una relación estrecha deporte-deportista es sumamente importante para perseverar y lograr metas.

Esto también incluye mantenerte enfocado en lo que deseas y sostener la mirada en la meta en todo momento a pesar de los comentarios de terceros. Tener muchos compromisos con diferentes disciplinas causa que estés disperso; es más recomendable perseverar en un solo objetivo.

Los errores son solo errores

Antes de ser deportista, debes tener siempre presente que eres un humano; es normal equivocarse y cometer errores. Lo que no está bien es dejar de luchar simplemente porque algo no ocurrió como esperabas.

Cuando cometes un error, no es concebible recriminarte por lo sucedido; para mejorar la perseverancia, debes asimilar las equivocaciones y aprender de ellas. De esta forma, adquieres experiencia y conoces más a fondo los detalles que debes cuidar.

Mejora tu puntaje de ejercicio cardiovascular.

Ama lo que haces

No hay mejor manera de mejorar la perseverancia que enamorarte cada día de lo que haces. Mantener un vínculo con una actividad física que no disfrutas y en la que te sientes incómodo hace que la perseverancia para progresar sea un suplicio. Por otro lado, amar el deporte que realizas hace que la firmeza, el compromiso y la constancia sean placenteros.

En definitiva, la perseverancia es un valor que requiere trabajo, disciplina y madurez. Perseverar da buenos frutos en lo que sea que te propongas; los grandes deportistas han demostrado que incluso las metas más remotas pueden ser logradas con perseverancia.

  • Deci, E. L., & Ryan, R. M. (2008). Self-determination theory: A macrotheory of human motivation, development, and health. In Canadian Psychology (Vol. 49, pp. 182–185). https://doi.org/10.1037/a0012801
  • Vansteenkiste, M., Simons, J., Soenens, B., & Lens, W. (2004). How to Become a Persevering Exerciser? Providing a Clear, Future Intrinsic Goal in an Autonomy-Supportive Way. Journal of Sport and Exercise Psychology26(2), 232–249. https://doi.org/10.1123/jsep.26.2.232