Diferencias entre spinning y ciclo-indoor

Yamila Papa Pintor 21 marzo, 2018
El Spinning y el ciclo-indoor tienden a confundire, y con razón, ya que las diferencias son sutiles, pese a ello son importantes y su nivel de esfuerzo y resistencia difieren de forma notable

Los beneficios de andar en bicicleta son muchos y por eso cada vez más personas eligen este medio de transporte que a la vez es muy divertido. Pero a veces por falta de tiempo o según la época del año necesitamos hacer ejercicio en interiores. En este artículo te contaremos cuáles son las diferencias entre Spinning y ciclo-indoor. Así podrás elegir qué practicar.

¿Qué es el Spinning?

Antes de hablar de las diferencias entre Spinning y ciclo-indoor sería bueno que conociésemos un poco de ambas disciplinas. Comencemos con la más ‘famosa’ o la que más se relaciona con hacer bicicleta fija.

El Spinning fue creado en California, Estados Unidos, en 1987, cuando un hombre al que le gustaba hacer bici estática se le ocurrió la idea de añadirle música al entrenamiento para que no sea tan aburrido.

Al darse cuenta de que la motivación iba en aumento, invitó a un grupo de amigos para que probaran su ‘invento’ y realicen ejercicio de forma más dinámica. Por supuesto que su creación fue más allá, ya que según la melodía pedaleaban más lento o más rápido.

Varias chicas practicando Spinning en un gimnasio.

Posteriormente se le añadieron otros movimientos como sentarse y pararse, apoyar las manos en diferentes partes de la bicicleta y aumentar o disminuir las cargas según el momento de la clase o los resultados que se quisieran conseguir. En una misma clase se combinan los ejercicios de fuerza, de velocidad, de fondo o carrera, a intervalos y de resistencia.

Una década después el inventor del spinning diseñó una bicicleta específica que permitiera un entrenamiento más armonioso y eficaz.

¿Qué es el ciclo-indoor?

El ciclo-indoor, como su nombre lo indica es andar en bicicleta en interiores. Esta actividad física es muy parecida al spinning, nos permiten adelgazar y quemar calorías, mejorar la resistencia cardíaca y pulmonar y tonificar las piernas.

Si bien está permitido en todas las personas, esta disciplina se aconseja especialmente en las personas que quizás tienen un entrenamiento previo, han disputado carreras de ciclismo o suelen andar en bicicleta ‘común’ desde hace tiempo pero por diferentes motivos no lo realizan en la actualidad.

En una clase de ciclo-indoor hay cuatro fases principales: el calentamiento (8 minutos), la parte principal, a fondo donde se combinan todos los tipos de pedaleo (según los objetivos de cada uno), la fase de cooldown o ‘vuelta a la calma’ de unos 5 minutos y los estiramientos finales.

Básicamente se realizan cuatro movimientos o posiciones de pedaleo y manos: llano sentado (básico), llano de pie (como si fuese un escalador), montaña sentado (aumenta la fuerza y disminuye la velocidad) y montaña de pie (como un escalador pero con peso).

Entonces, ¿cuáles son las diferencias entre Spinning y ciclo-indoor?

A simple vista podríamos pensar que no existen diferencias entre Spinning y ciclo-indoor. La verdad es que son muy sutiles. El Spinning está más pensado para aquellas personas que quieren hacer ejercicio y divertirse, ya que está recomendado para cualquier edad.

En el caso del ciclo-indoor es un poco más intenso y se aconseja para los que buscan por ejemplo prepararse para una carrera o andar en bicicleta por las montañas. Se tienen mucho en cuenta las técnicas, la frecuencia cardiovascular y la velocidad del pedaleo.

Mujeres haciendo ciclo-indoor en el gimnasio.

Aunque muchos creen que el spinning es la ‘marca’ del ciclo-indoor, lo cierto es que el primero es un poco más libre e incluso recreativo y el segundo es más intenso y busca alcanzar otros objetivos.

Igualmente, ambas disciplinas tienen efectos similares en el cuerpo, ya que tonifica los músculos -sobre todo de las piernas y los glúteos- y aporta una mayor resistencia cardiorespiratoria.

En los dos casos la clase se realizan en interiores y tienen una duración aproximada de 50 minutos. Las bicicletas son las mismas, con manillar recto, sillín pequeño y la posibilidad de ajustar los pesos o cargas según se desee.

Te puede gustar