Ejercicios de TRX para nadadores

Fernando Clementin · 29 abril, 2018
Los ejercicios en TRX nos permiten hacer una técnica novedosa de entrenamiento en suspensión que aporta cualidades que otras no tienen, como siempre, podemos orientarla a un trabajo específico que queramos potenciar

La natación es un deporte sumamente completo y exigente. Por eso, su entrenamiento debe contener ejercicios específicos para potenciar las capacidades de quienes la practican. Una excelente opción para lograr este objetivo son los ejercicios de TRX para nadadores.

¿Qué es el TRX? Es llamado también entrenamiento en suspensión; consiste en utilizar un arnés sujeto a un punto fijo, que puede ser un soporte una pared o una barra horizontal. Con este elemento, se usa el peso del propio cuerpo y la fuerza de gravedad para realizar trabajos muy variados.

Beneficios del TRX

A la hora de describir las ventajas del TRX para deportistas en general, se pueden enumerar los siguientes puntos:

  • Permite entrenar todo el cuerpo y también varios grupos musculares a la vez.
  • Sirve para aumentar la fuerza, la resistencia y la flexibilidad.
  • Es posible realizar circuitos con diferentes ejercicios para hacer un entrenamiento cardiovascular.
  • Es ideal para fortalecer el core.
  • El propio atleta controla la intensidad de los ejercicios.
  • No requiere de grandes instalaciones; basta con un kit de TRX.
  • Se puede combinar con otros entrenamientos: muchos atletas los hacen al lado de la misma piscina y mezclan ambos trabajos. Esto se denomina transferencia.
TRX en natación.

¿Por qué el TRX es aconsejable para nadadores?

En lugar de entrenar músculos, con el entrenamiento en suspensión se entrenan movimientos. Esto es más o menos lo mismo que ocurre con la natación. Por lo tanto, se pueden entrenar movimientos muy similares a los que se realizan en el agua.

Además, como mencionamos antes, es un gran ejercicio para mejorar la fuerza, la resistencia y la capacidad aeróbica. Todas estas son cualidades muy importantes en la natación.

4 ejercicios de TRX para nadadores

Una vez explicada su relevancia, procederemos a detallar algunos ejercicios de TRX para nadadores altamente recomendables para la preparación física. Asimismo, más allá de mejorar las capacidades atléticas, también se lo puede utilizar para corregir la técnica.

1.- Batida de piernas

Se trata de una acción característica de la natación. Para ejercitarla con TRX, debemos colocarnos boca abajo, con las palmas de la mano como apoyo y los brazos extendidos. Las piernas deben colocarse en las bandas elásticas, que deben colgar de un agarre más alto. Luego, mover las piernas hacia arriba y abajo alternadamente.

Tanto para este como para el resto de los ejercicios de TRX para nadadores, es muy importante mantener una buena postura. Esto implica contraer los abdominales para estabilizar la cintura y elevar la cadera a la altura de las piernas o columna.

Batida de pierna en TRX

2.- Remo con TRX

Para realizar este ejercicio de dorsales y brazos, debemos colocarnos parados y sujetar las bandas con las manos. Desde esa posición, hay que balancearse hacia atrás hasta que los brazos queden totalmente extendidos.  En ese momento, debes tirar de las bandas para volver a la posición de inicio.

Una vez más, es destacable que tanto la espalda como las piernas deben mantener una postura estable. Se trata de un ejercicio ideal para nadadores.

3.- Pectorales con TRX

A la hora de realizar este trabajo, es necesario asegurarse de que las bandas se encuentren en su máxima extensión. Debemos sujetarlas con los brazos extendidos y el tronco erguido; esta será la postura inicial.

Luego, debemos inclinar el cuerpo hacia adelante, como si hiciéramos una lagartija en el suelo. Es importante que los brazos formen un ángulo de 90° en el punto de máximo flexión. Al bajar, debemos inhalar el aire; la expiración se hace al recobrar la postura del comienzo.

4.- Rotación de tronco

Es un trabajo ideal para fortalecer los músculos de la zona media, que intervienen en el giro de caderas que los nadadores realizan en el estilo crol y espalda. La posición inicial es parado, de frente al agarre y con los brazos estirados completamente. Ambas manos deben sujetar la banda en el mismo punto.

El ejercicio consiste en inclinar el cuerpo hacia atrás y, desde allí, rotar el tronco hacia un lado para volver a la posición inicial. Así, quedaremos parados nuevamente pero con el tronco rotado hacia un lado. Las manos deben estar siempre alineadas con el centro del pecho, de modo que la fuerza se ejerza con la cadera.

El TRX para nadadores puede ser una gran alternativa al entrenamiento convencional. Los movimientos son específicos y permiten trabajar la coordinación y estabilidad de todo el cuerpo. Indudablemente, es algo que todos los atletas podrían incluir en sus rutinas.