Los 6 errores más comunes al nadar: ¿cómo evitarlos?

Adrián Pérez · 19 febrero, 2018
Nadar es una de las actividades ampliamente recomendada por médicos y expertos, ya que entran en movilidad todas las partes, por lo que es uno de los deportes más completos

La natación es uno de los deportes más completos y recomendados por los expertos. Aunque puede parecer muy sencillo de practicar, necesita de técnicas y entrenamientos que garanticen óptimos resultados. Además, es preciso vigilar las recomendaciones y sugerencias para evitar los errores más comunes al nadar.

Aprende los aspectos sobresalientes de este tema y disfruta al máximo cuando visites la piscina

Los 6 principales errores más comunes al nadar

Cada técnica de nado es diferente y utiliza movimientos específicos para un mejor rendimiento. Un ligero cambio puede reducir la eficiencia de la técnica y traer como consecuencia una lesión permanente. Por ello, los errores más comunes al nadar suelen ser:

Longitud de brazada mínima

Este es uno de los errores más comunes al nadar, ya que se piensa que se puede ganar velocidad. Sin embargo, la velocidad se genera por el impulso de piernas y brazos en el agua. Para evitarlo, traslada lo más retirado que puedas el brazo y la mano. Mejorarás el giro a la altura de las caderas, ganarás tiempo para la respiración y reducirás repetir excesivamente la brazada.

Incorrecta alineación del cuerpo

En natación, mantener la postura adecuada es importante para reducir la posibilidad de sufrir lesión. Además, ayuda a mantener la velocidad en el agua. Los movimientos que pudieran afectar esta postura pueden ser:

  • Nadar con la cabeza en una posición muy extendida: Esto proporciona rigidez y un movimiento forzado. Para corregirlo, es adecuado estar en posición de vista al fondo, así reduces la tensión en la cervical y mejorarás la postura.
  • Movimiento de la muñeca incorrecto: Impide el deslizamiento en el agua. Para evitarlo, cuida que esta se mantenga recta para una mayor distancia.

Ten presente que el cuerpo debe estar en una posición elevada, alineada, relajada y extendida. Para mantener esta postura, debes conservar la cara hacia abajo y el tronco extendido.

Respiración deficiente

Al igual que la postura, la respiración es uno de los factores importantes en la inmersión, y uno de los errores más comunes al nadar. Los movimientos que dificultan esta actividad es levantar excesivamente la cabeza, causando tensión en el cuello. Otro, es aguantar la respiración para realizar la inmersión.

Este error se evita cuando se expulsa el aire de forma constante, al aprovechar el movimiento del cuerpo para tomar aire.

Posición incorrecta de los pies

Cuando el tobillo se encuentra flexionado, aumenta la resistencia. Lo ideal es dar la patada con el empeine lo más elongado posible, aprovechando el efecto palanca que este proporciona. Puede que aparezcan calambres, estos con el constante ejercicio desaparecerán, ganando flexibilidad.

Movimiento incorrecto de las piernas

Otro de los errores comunes al nadar es querer generar el movimiento de batido con las piernas y rodillas. También, cruzar las piernas o ampliar la separación de las piernas.

Esto aumenta la fricción y disminuye la efectividad en el nado. Para evitar cometer este error, es necesario practicar la batida de las piernas impulsándola con la cadera. Esto creará más velocidad y reducirá el agotamiento físico.

Arquear la espalda

Si no hay una correcta coordinación entre en tronco, caderas y piernas, estas se pueden hundir, necesitando mayor fuerza para la batida. Esto hará que se encorve la parte baja de la espalda, causando lesiones.

Para evitar este error, debes vigilar la postura y procurar levantar los glúteos al momento de traccionar. Con ello, mejorarás tu velocidad y disminuirá la tensión lumbar.

Recomendaciones para evitar cometer errores al nadar

La natación es un deporte con fines utilitarios, tanto de supervivencia como para conservar la salud. Además, aporta innumerables beneficios a quien la practica. Por ello, toma nota de las siguientes recomendaciones para evitar los errores más comunes al nadar:

  • Utiliza el equipo adecuado para el entrenamiento. Estos ayudarán a perfeccionar las técnicas y evitar errores que causen lesiones a corto o largo plazo.
  • Empieza con técnicas un poco más sencillas como el crol o de espalda, para luego pasar a las más arduos estilos, tal como lo es el nado estilo mariposa.
  • Realiza ejercicios de calentamiento y estiramientos antes de entrenar.
  • Practica con ayuda del instructor las formas de respiración para ganar mayor resistencia en el desplazamiento.

En resumen, los errores más comunes al nadar se pueden evitar con las técnicas adecuadas para cada nivel. Sigue estas recomendaciones y garantiza los resultados que esperas.