12 errores que cometemos al preparar una maratón

Francisco María García · 7 febrero, 2018
Una maratón es una de las pruebas más exigentes a las que nos podemos enfrentar, por ello conviene prepararse de forma adecuada y no menospreciar el enorme esfuerzo que supone

Una de las pruebas deportivas más exigentes, sin duda, es la maratón; es necesario desarrollar mucha resistencia para llegar a la meta tras correr 42 kilómetros, y es que el atleta pelea primero consigo mismo antes que con los demás. A la hora de preparar y planificar la competición en la que se va a participar, es necesario conocer los errores que se debemos evitar.

Cometer fallos durante la etapa de entrenamientos puede causar resultados desastrosos a la hora de competir. Cuando sabemos lo que debemos evitar, estaremos dando pasos firmes para una buena actuación y lograr un buen tiempo en nuestra próxima maratón.

Errores en el entrenamiento para la maratón

Olvidar que siempre hay que ir de menos a más

Estar en forma para una maratón no se consigue de la noche a la mañana. Si se comienza de una vez con entrenamientos intensos y excesivamente prolongados, lejos de llevarnos a un buen resultado, serán garantía de un bajo rendimiento.

Tomar cada entrenamiento como una pequeña competición

Si se pretende ser el más rápido en cada entrenamiento lo que se conseguirá será esforzar nuestro cuerpo al límite. Al llegar el momento de la competición real, lo más seguro es que no obtengamos buenos resultados.

Pasar por alto los estiramientos

Calentar y estirar los músculos es primordial antes de entrenar. Una rutina de estiramientos moderados servirá para incrementar la flexibilidad y el rango de movimiento. Además, es un factor importante para evitar lesiones musculares.

Descuidar los abdominales

Si ponemos en forma los músculos abdominales se fortalecerá la parte central de nuestro cuerpo y evitaremos lesiones durante la carrera. Muchas de las molestias que se presentan durante la maratón pueden evitarse con rutinas de abdominales en los entrenamientos.

Entrenar solo en superficies duras

Aunque la competición sea sobre asfalto, es recomendable entrenar en diferentes tipos de superficies; de esta forma evitaremos lesiones posteriores. Los días cercanos a la carrera puede alternarse el entrenamiento sobre asfalto y tierra o grama.

Cuidado con la alimentación

Concentrarse solo en los carbohidratos

Lo ideal es mantener una dieta equilibrada que contemple tanto carbohidratos como grasas y proteínas. Es importante que durante la maratón el cuerpo queme ambos, grasas y carbohidratos; es decir, contar con una dieta balanceada y completa, con todo tipo de nutrientes.

No hidratarse adecuadamente

Es muy importante mantenerse hidratado, por la pérdida de agua, sales y minerales que ocurre por el sudor. Una buena decisión es probar durante los entrenamientos la bebida que se tomará durante la competencia; de esta forma, sabremos cómo responde nuestro cuerpo y evitaremos malos ratos. La falta de hidratación puede provocar los temidos calambres en medio de la maratón.

El vestuario es importante

Vestirse para sudar

Ponerse gran cantidad de ropa pensando que sudar es beneficioso es uno de los errores que se cometen. Hay que entrenar con ropa cómoda, ligera y que ofrezca buena ventilación; una buena técnica consiste en usar en los entrenamientos finales la ropa que usaremos al competir. De esa forma, podemos observar si causa roces y si nos sentimos cómodos con ella.

No probar los zapatos antes de competir

Los zapatos para la maratón deben ser ligeros y ofrecer un buen soporte al pie. Lo ideal es probar durante los entrenamientos el calzado que usaremos en la competencia; así nos daremos cuenta a tiempo de cualquier incomodidad que puedan causar.

El descanso es clave en el entrenamiento

Olvidar que siempre hay que descansar

En el afán por estar bien preparados para el gran día, muchos deportistas cometen el error de obviar algo tan importante como el descanso. Correr y ejercitar sin descanso no nos hará mejores competidores; por el contrario, desmejorará las condiciones para enfrentar una carrera tan exigente.

Sincronizar el cuerpo

No acostumbrar el reloj biológico

Es importante acostumbrar al cuerpo a correr a la misma hora en que esté programada la competición. De esta forma, detalles como las necesidades fisiológicas, la hidratación y el esfuerzo físico estarán ajustados el día de la maratón.

Competir antes de competir    

No entrar en competencias antes de la maratón

La participación en varias competiciones al año es un buen entrenamiento para la maratón. Es necesario programarlas con los intervalos de descanso necesarios; de esta forma servirán no solo en el aspecto físico, sino en el mental y emocional.