Como evitar los pezones sangrantes mientras corres

Yamila Papa Pintor · 30 abril, 2018
Son una de las molestias más comunes en corredores, los pezones sangrantes pueden llegar a convertirse en un problema a la hora de entrenar o competir, pero tiene solución

Las personas que hacen running pueden sufrir las rozaduras de la ropa contra el cuerpo si no escogen prendas adecuadas o cumplen ciertos hábitos. En este artículo te contaremos cómo evitar los pezones sangrantes mientras corres.

¿Qué son los pezones sangrantes?

Antes que nada es bueno definir este problema, más habitual de lo que crees, en el mundo del running. Las rozaduras son muy frecuentes en cualquier deporte, ya sea en los pies o en la ingle, pero en el caso de los que corren, el escozor en los pezones puede ser insoportable.

Conocida como ‘pezón de atleta’ o ‘pezones sangrantes’ es una irritación causada por el roce con la camiseta después de varias horas de hacer ejercicio. Aquellos que entrenan para correr una maratón o media maratón son más propensos a padecerla. Incluso muchos corredores ni saben lo que es o que pueden sufrirla.

Conforme aumente el entrenamiento, se incrementarán las molestias. Esto es frecuente en todos los deportistas. En el caso puntual de los pezones, que son una parte muy sensible del cuerpo, el dolor, la comezón y la irritación continuarán una vez terminado el ejercicio. Por supuesto que es más habitual en hombres que en mujeres, ya que el sujetador (deportivo o no) oficia de ‘barrera’ entre la camiseta y la piel.

Entrenamiento HIIT.

El movimiento, la transpiración y las prendas gruesas son una mala combinación. Además del sangrado, los corredores indican que sienten mayor sensibilidad en esa zona y que incluso mientras se dan una ducha duele y molesta. La rozadura con cualquier otra prenda es insoportable, y también con las sábanas y mantas cuando duermen.

Cómo evitar los pezones sangrantes mientras corres

Quizás no hayas llegado al punto de que mane sangre de tus pezones durante el ejercicio, pero sí que sientas mayor sensibilidad y dolor en esa zona. Para evitar los pezones sangrantes mientras corres ten en cuenta los siguientes consejos:

1. Utiliza ropa acorde

Esto quiere decir que consigas camisetas de telas suaves, finas y semisintéticas. Existen muchas tiendas y productos especializados en running que te pueden ayudar a escoger las prendas que mejor se adaptan a tus necesidades.

2. Coloca un esparadrapo

Esta opción para evitar los pezones sangrantes mientras corres sirve en el caso de que no tengas demasiado vello en el pecho. De lo contrario, se ‘despegará’ el esparadrapo por la transpiración y además de molestarte la rozadura de los pezones, tendrás una tela incómoda por cualquier parte del vientre o la espalda.

3. Unta los pezones con vaselina

Es una de las mejores opciones para evitar los pezones sangrantes mientras corres ya que permite que ‘resbale’ la transpiración. Para que surta efecto deberás aplicar la vaselina un rato antes de colocarte la camiseta, así no quedará ‘pegada’ a la piel y duela cuando intentes quitártela.

Aprovecha esta sustancia viscosa y fresca para aplicar en otras partes del cuerpo donde sufrir rozaduras: axilas e ingles principalmente. La vaselina se consigue en las farmacias, aunque también la venden en algunas tiendas de deporte.

Cuál es la mejor hora para correr

4. Usa pezoneras

Se trata de unos apósitos que tienen como objetivo cubrir y proteger los pezones. Las pezoneras son usadas por las mujeres cuando amamantan a sus hijos para evitar mancharse con leche la ropa. En el caso de las utilizadas por los runners son de forma circular, vienen con adhesivo y un trozo de gasa en el centro.

De esta manera, quedan sujetos a los laterales del pezón y no se despegan con el sudor. Además son bastante asequibles y efectivos. Lo malo es que cuando hay vello en el pecho, quizás al intentar retirarlo duela un poco. Para evitarlo, moja primero la zona.

Aunque se trate de un problema mayormente en los hombres, los pezones sangrantes también pueden afectar a las mujeres. En ese caso, recomendamos que utilicen sostenes deportivos de tiras anchas para limitar el movimiento de los pechos y con copas encapsuladas, que son más efectivos que los de compresión. Es fundamental que sepas la talla adecuada y que los cambies cada dos o tres meses de uso.