Correr con calor: 8 claves y consejos para correr este verano

Yamila Papa Pintor · 27 julio, 2018
En días de mucho calor hay que tener en cuenta ciertas precauciones para hacer deporte, y en el caso del running aun más, ya que se practica al aire libre, por lo que es conveniente evitar las peores horas del mediodía

Con los días más soleados y cálidos, comenzamos a hacer actividad física al aire libre. Esto es muy bueno, sin dudas, pero para no sufrirlo demasiado o que los efectos sean los deseados debemos tener en cuenta algunas cuestiones. En este artículo te daremos 8 consejos para correr en verano.

Consejos para correr este verano

Si te gusta hacer running o has comenzado hace poco con este fascinante deporte, es muy importante que tengas en cuenta ciertas cuestiones. Las precauciones que tomes pueden significar una buena performance o un día de entrenamiento para el olvido.

Además, cuando corres en el momento adecuado y con la ropa correcta hay menos posibilidades de que termines abandonando a la primera semana (o menos). Presta atención a los siguientes consejos para correr este verano:

1. No corras al mediodía

Las horas centrales del día son las menos indicadas para hacer ejercicio, sobre todo al aire libre. Si quieres hacer running, prefiere hacerlo bien temprano por la mañana o después de las 18 horas. Evita el mediodía y después de almorzar y busca un camino que tenga buena sombra.

2. Protégete del sol

No importa si es día amanece nublado, aunque no lo veamos, el sol siempre está al acecho. Incluso si cumples con el primero de los consejos para correr este verano que te proporcionamos, tendrás que protegerte de los rayos solares (salvo que quieras hacer running a las 10 de la noche, claro está).

Antes de salir de casa colócate un buen factor de protección, principalmente en el rostro y en la nuca. No te olvides las gafas de sol y una buena gorra. De esta manera estarás resguardado de los efectos nocivos de los rayos UV.

3. Bebe mucha agua

Seguro ya has oído o leído esta recomendación cientos de veces, pero nunca está de más recordarla. A los famosos ‘dos litros de agua por día’ les debemos sumar uno más por la época del año y el ejercicio que realizamos.

Beber agua al correr con calor.

No te olvides de llevar una botella de agua cuando sales a correr, aunque sea molesto andar con ella a cuestas, la necesitarás en cualquier momento. Y cumple con la cantidad diaria a través de ingestas cada una hora aproximadamente.

4. Elige lugares naturales

Se dice que cuando hace calor, el cemento tiene más grados que otros escenarios. Por ello, para correr elige un sitio natural, con árboles y plantas. Esto no solo será bueno para recrear la vista, sino que además tendrás un menor impacto en las articulaciones debido a la hierba o los senderos de piedra.

Si vives cerca de un río, del mar o de una laguna (aunque sea artificial) te aconsejamos que hagas ejercicio allí para recibir una brisa fresca adicional… ¡Justo lo que necesitas cuando entrenas!

5. Elige ropa adecuada

Hoy en día podemos conseguir miles de prendas específicas para hacer ejercicio. Uno de los consejos para correr en verano es adquirir aquella ropa acorde no solo al deporte en sí, sino también a la época del año.

Evita los colores oscuros, ya que aumentan la sensación de calor al no permitir el paso de los rayos solares. Tampoco uses prendas de lycra ni tirantes. Mejor opta por telas más frescas y que absorban rápidamente la transpiración.

Chica haciendo estiramiento de piernas para hacer running.

6. Presta atención al clima

El índice térmico es la combinación entre la humedad y la temperatura y es un dato más que importante al momento de salir a correr al aire libre. Cuando el aire está muy ‘pesado’ o húmedo, al cuerpo le cuesta más refrigerarse con el sudor. Además es probable que no tengas tanto oxígeno en los pulmones aunque inspires como de costumbre.

7. Reduce la intensidad

En verano no podemos pretender batir récords ni superar nuestras marcas de otras épocas del año cuando hace menos calor. Aunque te encante entrenar en estos meses, ten en cuenta que el organismo hará un esfuerzo superior debido a las altas temperaturas.

Es fundamental entonces que reduzcas la intensidad y el ritmo al correr. Esto quiere decir que tendrás que exigirte menos. Y además, evitar ejercitar hasta que el cuerpo no pueda más. Luego te será más difícil recuperarte. Antes que no hacer nada, siempre es preferible hacer poco.

8. Disfruta

Por último, te aconsejamos que cuando salgas a correr este verano, lo pases de maravillas. Aprovecha esta época del aire para hacer ejercicio al aire libre, mirar el paisaje e incluso aprovechar tus vacaciones para seguir entrenando.

Con estos consejos para correr en verano, tu experiencia será más que beneficiosa, tanto a nivel físico como emocional.