Beneficios de correr con tu perro

Yamila Papa Pintor · 22 agosto, 2018
Tu perro es un miembro más de la familia, pero además de lo que nos aporta en casa también es el compañero ideal para salir a correr, una forma fácil y divertida de motivarnos para evitar el sedentarismo; te lo agradecerá

¿Sabías que con tu mejor amigo puedes disfrutar del aire libre y el ejercicio? Va más allá de salir a pasear en el parque o dar la vuelta a la manzana. Si estás pensando en dedicarte al running, en este artículo te contaremos cuáles son los principales beneficios de correr con tu perro. ¡Anímate!

¿Cuáles son las ventajas de correr con tu perro?

Si has leído u oído los beneficios que tiene el running, o si ya lo practicas desde hace tiempo quizás pienses que se trata de una actividad algo solitaria. Y en el caso de que no tengas pareja, amigos o conocidos con tu misma pasión… ¡Tu mascota puede ser tu mejor aliado! Así como lo estás leyendo, existen varias ventajas de correr con tu perro. Estas son las más destacadas:

1. Adiós al estrés

No solo para ti, sino para tu mejor amigo. Aunque no lo creas, los canes también se estresan, sobre todo si pasan muchas horas solos o si vives en una ciudad demasiado ruidosa. Y no hace falta que digamos cómo afecta el estrés a las personas, uno de los males más comunes de estos tiempos.

Cuando corres con tu perro ambos pueden reducir este tipo de emociones, junto con la ansiedad y la depresión. A través del ejercicio se liberan energías que nos permiten dormir mejor y estar más relajados.

Hacer deporte paseando a tu perro.

2. Más motivación

¿Existe una motivación más eficaz que la de estar al lado de ese ser que te acompaña cuando te sientes mal o que se alegra cuando estás feliz? Además, un perro puede tener más energía o resistencia y eso también motivarte a continuar un kilómetro más.

Tener un compañero para hacer ejercicio (sea tu pareja, tu mejor amigo o tu mascota) nos predispone de una manera diferente, nos ayuda a ser mejores y a dar todo de nosotros mismos. Por eso, correr con tu perro es lo mejor que te puede suceder cuando sientes que las ganas de ejercitar te abandonan.

3. Cuerpos en forma

El ejercicio es muy importante para ti y para tu mascota. Por el contrario, el sedentarismo trae muchas consecuencias negativas para la salud: obesidad, colesterol, diabetes, problemas cardíacos o respiratorios, etc.

Si tu perro come demasiado y cada vez le cuesta más levantarse de la cama (o lo mismo te sucede a ti) te recomendamos que empiecen a caminar, luego a correr lentamente y una vez que hayan entrenado lo suficiente sí hagan running con todas las letras. ¡Gozarán de excelente salud y además lo pasarán de maravillas!

4. Protección asegurada

Salir a la calle con tu perro es sinónimo de protección… él es tu guardián donde quiera que vayas y sin importar cual sea el peligro que aparezca. Puede ladrar para avisar que algo malo sucede, alejar intrusos o incluso imponer respeto con su sola presencia (sobre todo si es un animal grande).

Los beneficios de correr con tu perro.

Además, en caso de que te suceda alguna cosa en la calle, no dudes de que encontrará la manera de ayudarte. ¡No necesitará hablar para hacerse entender!

5. Alegría y diversión

Quizás a tu vida le está faltando un poco de actividad entretenida, porque solo piensas en el trabajo y en las cuentas. Si comienzas a correr con tu perro disfrutarás de algo diferente, divertido y que te devolverá a casa cansado pero con una gran sonrisa en tus labios.

Esto se debe a que cuando hacemos ejercicio liberamos hormonas, mucho más si estamos acompañados. Y ese bienestar también se verá reflejado en tu mascota, que estará más alegre, juguetón y mimoso que de costumbre.

6. Mayor concentración

Es muy común hoy en día ver a los corredores en el parque mirando la pantalla de su móvil en vez del camino. Los accidentes, tropiezos y lesiones son moneda corriente. Sin embargo, cuando corremos con nuestras mascotas debemos velar por su integridad, y como consecuencia, por la nuestra.

Una excelente manera de prestar atención a lo que sucede a nuestro alrededor, aprovechar ese tiempo para pensar nuevas ideas para poner en práctica y estar más presentes en el ahora.

Correr con tu perro es una actividad fantástica que te recomendamos hagas en cuanto puedas. No importa si ninguno de los dos tiene experiencia, si viven en una ciudad o si son algo sedentarios. Pueden comenzar de a poco e ir incrementando la frecuencia, la distancia o la intensidad del ejercicio. ¡No te arrepentirás!