Deportivas para running: qué son, tipos y cuándo cambiarlas

Adrián Pérez · 18 marzo, 2018
Un corredor no es nada sin unas buenas deportivas, porque estas le proporcionan estabilidad y flexibilidad, cuando seleccionas bien el tipo de deportivas para running, esto repercute en que evites molestias, lesiones o bajo rendimiento, y te permite recorrer más kilómetros

Existe en el mercado una gran variedad de deportivas para running. Algunas te ofrecen un buen precio, otras una buena estética y comodidad. Correr implica un mayor impacto de hasta tres veces del peso del cuerpo en cada pisada. De allí la importancia que elijas bien, tomando en consideración tus necesidades.

¿Qué son las deportivas?

Es un calzado realizado para hacer deportes, que por lo general se fabrica de piel, lona o materiales sintéticos. De acuerdo con el país, se le denominan zapatos deportivos, de deportes, tenis, playeras, bambas, deportivas, zapatos de goma o plasma.

Para brindar una mayor flexibilidad, su suela es hecha de goma. Aunque originalmente fueron diseñadas para hacer deportes, muchas personas de todas las edades, tanto niños como jóvenes y adultos las utilizan en su vida diaria.

Tipos de deportivas para running

Existe una gran variedad de deportivas para running; según su marca, género, tipo de pisada y la utilización que le vayas a dar, como por ejemplo:

  • Para competición.
  • Las de entrenamiento.
  • Para trail running, montaña o caminos.
  • Las mixtas entre entrenamiento y competición.
  • Las de pista con clavos, dependiendo de la especialidad.

Partes de una deportiva que debes considerar

Como se prepara un atleta para competición mentalmente

A la hora de elegir, revisa las siguientes partes de las deportivas para running:

El upper

Se refiere a la parte superior de la deportiva, conocida también como la capellada. Es la que está por encima de la suela. Puede estar cocida en varias partes unidas entre sí o simplemente puede ser una sola pieza corrida.

La suela

Es la parte que se desgasta más rápido por su contacto con la superficie del suelo. Verifica que sea blanda y que se pueda doblar con facilidad para que te permita un buen movimiento de los pies.

El peso

Siempre opta por unas deportivas que sean lo más livianas posible, que pesen menos de 300 gramos. Las deportivas pesadas traen muchos problemas.

El drop

Es la diferencia que hay entre el talón y la punta de la deportiva. Puesto que el drop afecta tu técnica de carrera, es aconsejable que sea menor a los 8 milímetros. Así, evitarás que la diferencia entre el talón y la punta sea grande.

La comodidad

El confort que te brinde la deportiva es importante a la hora de correr. Deben resultarte cómodas para que no se produzcan roces incómodos.

La amortiguación

Es muy importante la amortiguación o cámara de aire para descansar el pie y tener buen control del talón. Ayuda a minimizar el impacto que produce tu cuerpo sobre las articulaciones. Sus facultades o eficiencia de amortiguación te proporciona mayor resistencia.

Hay quienes optan por una deportiva minimalista o que tenga poco o ningún tipo de amortiguación. Algunos las prefieren porque le ayudan a correr de manera más natural, y logran una mejor percepción del terreno. No hay datos específicos en cuanto a cuál es la mejor.

Mejor momento de renovar las deportivas

Para determinar el momento de cambiarlas, debes tener en cuenta tu peso corporal, la manera cómo pisas y la forma de cuidarlas. Además de factores como:

  • Si presentan grietas, estrías o agujeros.
  • El kilometraje que lleven.
  • Si tienen las plantillas rotas.
  • Si sientes dolores extraños en el talón o el tarso.

7 sugerencias dignas de considerar

Ampollas en la piel, consejos y cuidados.

Ten presente las siguientes sugerencias:

  1. Deben ser un número mayor a los que usas habitualmente, porque los pies tienden a hincharse al correr.
  2. Usa calcetines para que tus pies no suden demasiado.
  3. No uses deportivas desgastadas, estas producen desequilibrio mecánico del pie, lo que puede llevar a lesiones graves.
  4. Revisar la suela de la deportiva constantemente, en especial si corres distancias largas. Ten presente que su vida útil es entre unos 600 a 1 200 kilómetros.
  5. Para que alargues la vida de tus tenis, compra dos pares. Dependiendo del entrenamiento que vayas a realizar intercambialos.
  6. Nunca estrenes una deportiva en plena competición. Dale tiempo a que se habitúe a tu pie en los entrenamientos diarios.
  7. Realízate una prueba de pisada para que sepas qué tipo de deportiva debes utilizar.

Puesto que las deportivas son las prendas más importantes para un corredor, debes elegirlas cuidadosamente. Pero, si no sabes elegir o tienes dudas al comprarlas, consulta con una persona que conozca acerca del tema en específico. También, puedes ir a una tienda especializada que vendan deportivas para running.