Running para niños, un deporte saludable que despierta el interés en ellos

Adrián Pérez · 28 enero, 2018
El running para niños es un deporte saludable, sencillo y económico que cada día está despertando la atención de muchos niños. Además, hace que el niño se mantenga en buen estado, los ayuda a liberar energía, fortalece sus huesos y elimina el sobrepeso. Por ello, puedes llevar a tus hijos a correr un poco.

Se sabe que un niño aprende más rápido a correr que a andar, y lo hacen porque están llenos de vida y vigor. Por ello, el running para niños es algo que siempre está de moda, ya que es un deporte muy sencillo y económico.

En vista de eso, es muy importante que los padres conozcan todo sobre este deporte para que sus niños corran y corran de una manera segura. Pero, ¿en qué consiste el running para niños? ¿Cómo puedes motivar a tus hijos a correr? ¿Cuáles son los beneficios que obtiene el niño? Este artículo te dirá todo lo necesario sobre este deporte que puede ser practicado también por niños.

¿Qué debe hacer el padre para que al niño le interese el running?

Es bueno que los padres ayuden a sus hijos a interesarse en correr, sin embargo, deben seguir ciertas recomendaciones.

  • Tener en cuenta que el running para niños es un juego, una actividad que ellos disfrutan muchísimo y no una obligación. Si así lo haces, mantendrás la ilusión del niño por correr.
  • Combinar con otros tipos de ejercicio físico, como por ejemplo: fútbol, gimnasia o natación.
  • No elijas lugares aburridos, más bien, lugares que sean estimulantes para el niño, como una playa, montaña o parque en donde tenga contacto con la naturaleza.
  • No le exijas que de más de lo que puede hacer, ya que se podría lesionar.
  • Proporciónale zapatos y ropa que sean cómodos.
Consejos del running para niños.

  • Debe tener una alimentación saludable y dormir lo suficiente para reponer fuerzas y energía.
  • Es importante que el padre esté pendiente que el niño consuma mucha agua antes, durante y después, de esta manera se mantendrá hidratado.
  • Debe proporcionarle apoyo psicológico, entender al niño y dejar que exprese su opinión.

¿Existe una edad mínima para que el niño empiece a practicar el running?

No, no existe edad mínima para empezar a correr, sin embargo, es vital que el desarrollo sea el adecuado. Por ello, el padre debe tomar en cuenta las necesidades físicas de su hijo y hacerlo de manera progresiva de acuerdo a la edad del niño.

Recomendaciones para practicar el running por edad

Se puede empezar a practicar dependiendo de la edad que tenga el niño.

De 1 a  5 años. A esta edad no es aconsejable que empiecen a correr, ya que no han alcanzado la madurez apropiada en la postura.  Además, pueden caerse y sufrir severas lesiones.

De 5 a 8 años. En esta edad se puede lograr que el running para niños forme parte de sus juegos, ya que el objetivo no es que corran de manera técnica, sino que el juego sea correr.

Niños deportistas.

De 8 a 12 años. A esta edad a ellos les gusta correr como locos, por ello, es importante que el padre le explique qué significa correr. También, debe enseñarle que debe hacer para no cansarse rápidamente, es ideal que realicen caminatas en familia o paseen en bicicleta.

A partir de los 12 años. El niño tiene una facilidad para mejorar, apuntarse en una carrera como la de 5 kilómetros con la idea de llegar a la meta. Sin embargo, el padre debe estar consciente de que el niño puede perder las ganas de correr, así que debes respetar su voluntad.

Beneficios del running para niños

Cuando el niño practica el running, obtiene muchísimos beneficios en su organismo.

  • El running para niños estimula las habilidades motoras.
  • Ayuda a combatir la obesidad, ya que quema el exceso de grasa.
  • Combate el sedentarismo.
  • Fortalece los huesos y articulaciones.
  • Reduce el riesgo de padecer diabetes e hipertensión.
  • Mejora el sistema respiratorio porque reduce la gripe y el asma, incluso problemas cardíacos.
  • Estimula la autoestima en el niño y la autoconfianza.
  • Los ayuda a tener más amigos.
  • Estimula el crecimiento de los cartílagos.
  • Tonifica y fortalece las piernas, el abdomen y la espalda.

En conclusión, el running para niños es un deporte que debe empezar desde la niñez, ya que es una edad propicia para que el padre establezca hábitos saludables en su hijo. Recuerda que correr es una manera de que el niño realice deportes, pero siempre debe ser vivido por ellos como un gran juego que pueden disfrutar con otras actividades. Anímalo a practicar este deporte y asegúrate de supervisar dicha actividad para protegerlo.