Ventajas y desventajas de correr en la ciudad

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Abel Verdejo el 4 marzo, 2019
Oscar Dorado · 1 marzo, 2019
Si sueles correr en la ciudad, debes saber que hacerlo trae consigo algunas ventajas y desventajas. Conócelas y planifica la mejor manera de sacar partido de este excelente ejercicio físico.

Muchos runners no tienen más remedio que correr en la ciudad. Sin embargo, esto no siempre resulta una mala opción. En este artículo, vamos a repasar cuáles son las ventajas y desventajas de trotar por el asfalto.

Lo primero que te recomendamos es que, si quieres correr en la ciudad, evites las carreteras más concurridas. En este sentido, puede ser una buena idea correr en parques en los que dispongas de más espacio para realizar tus carreras.

Además, debes tomar en consideración que, de esta manera, evitarás los gases nocivos que se generan por el tráfico y que a corto plazo pueden dejarte sin aliento. Estos incluso pueden causar problemas de salud si la exposición es prolongada y frecuente.

Por otro lado, es cierto que a los corredores normalmente les gusta correr sin interrupción o parones, pero esto no siempre es posible cuando las carreras se llevan a cabo en la ciudad. La congestión y los semáforos conspiran para bloquear tu avance. Correr temprano en la mañana o en las últimas horas del día puede ser una excelente solución.

Aunque pueda llegar a ser increíblemente frustrante, no cortes esquinas, respeta los semáforos y no lleves a cabo acciones que aumenten el riesgo de sufrir accidentes o lesiones graves.

A continuación, vamos a empezar repasando cuáles son las ventajas de correr en la ciudad. Posteriormente, concluiremos el artículo repasando cuáles son las desventajas de esta actividad en el ámbito urbano.

Ventajas de correr en la ciudad

1. Comodidad

La primera de las ventajas de correr en la ciudad es la comodidad que sientes como deportista al salir de tu apartamento y empezar a correr sin tener la necesidad de desplazarte. Esto favorece la práctica de deporte e incita a que vuelvas a correr en las próximas sesiones.

Quizás una de las razones por las cuales has dicho 'salimos a correr' sea porque estás demasiado estresado en el trabajo o por los problemas cotidianos.

Como ya hemos mencionado anteriormente, siempre se recomienda buscar parques para correr que favorezcan la intensidad adecuada de tus entrenamientos. Del mismo modo, evita aquellas calles o avenidas principales que están abarrotadas de gente o coches.

2. Distracción y entretenimiento

No hay ninguna duda de que la vida de las ciudades distrae a cualquiera. Esto también sucede mientras corres. Toma en consideración que estás corriendo por calles en las que hay otras personas, lo cual puede llegar a ser muy entretenido y hacer que no te aburras en ningún momento.

Esto favorecerá que estés menos pendiente del cansancio y puedas mantener el ritmo de carrera oportuno. Si tratas de no repetir siempre los mismos paisajes o calles, las rutas serán más emocionantes. Incluso puedes aprovechar para hacer circuitos alternativos e improvisar.

Desventajas de correr en la ciudad

1. Contaminación

La contaminación es una de las desventajas más claras de correr en la ciudad. Aunque en ocasiones no se aprecie, en las ciudades hay contaminación por todos lados.

Si deseas evitarla, lo máximo que puedes hacer es no correr entre el humo de los vehículos y optar por entornos naturales dentro de la ciudad. ¡De seguro encontrarás un parque cerca de casa para llevar a cabo tus entrenamientos!

2. Falta de áreas delimitadas para correr

Por desgracia, en las ciudades no existen las áreas delimitadas específicamente para correr. Esto supone que, en la mayoría de las salidas, deberás esquivar a los peatones y a los distintos obstáculos que encontrarás por el camino.

Correr cruzando calles y evitando peatones puede ser divertido una vez, pero no si sucede todos los días. La recomendación es, entonces, que busques zonas en las cuales te sientas más cómodo y que estén menos transitadas.

Correr de noche es mejor si uno sale acompañado.

3. Peligro del tráfico

Para evitar cualquier tipo de accidente de tráfico mientras corres, es mejor que siempre cruces las calles cuando no pase ningún vehículo. Aunque esto implique que debas detenerte por unos segundos, es indispensable que respetes las señales de tráfico y los semáforos.

Como conclusión, podríamos afirmar que correr en la ciudad puede ser una buena alternativa, siempre y cuando evites las calles más concurridas y planifiques la ruta con antelación.

El último consejo que queremos darte es que, a pesar de las congestiones que se producen en la ciudad, nunca debes dejar de mover tu cuerpo, al menos corriendo en el lugar, mientras esperas. Si lo haces, la frecuencia cardíaca disminuye y puedes perder parte de los beneficios de estos entrenamientos.

  • Geiringer, S. R. (1995). The biomechanics of running. Journal of Back and Musculoskeletal Rehabilitation5(4), 273–279. https://doi.org/10.1016/1053-8127(95)00140-J
  • Paavolainen, L., Häkkinen, K., Hämäläinen, I., Nummela, A., & Rusko, H. (1999). Explosive-strength training improves 5-km running time by improving running economy and muscle power. Journal of Applied Physiology (Bethesda, Md. : 1985)86(5), 1527–1533. https://doi.org/10.1034/j.1600-0838.2003.00340.x
  • Stroth, S., Hille, K., Spitzer, M., & Reinhardt, R. (2009). Aerobic endurance exercise benefits memory and affect in young adults. Neuropsychological Rehabilitation19(2), 223–243. https://doi.org/10.1080/09602010802091183
  • Lee, D. chul, Brellenthin, A. G., Thompson, P. D., Sui, X., Lee, I. M., & Lavie, C. J. (2017, June 1). Running as a Key Lifestyle Medicine for Longevity. Progress in Cardiovascular Diseases. W.B. Saunders. https://doi.org/10.1016/j.pcad.2017.03.005