¿Quién fue el primer campeón de la NBA?

Yamila Papa Pintor · 3 enero, 2018

La liga de baloncesto de Estados Unidos es una de las que más dinero recauda en ese país –también a nivel internacional– y donde se encuentran los mejores jugadores del planeta, por lo que todos desean participar en ella.

Pero yendo hacia atrás en la historia,  en esta ocasión viajamos a los inicios del basket americano. Ello, con el objetivo de conocer quién se erigió como primer campeón de la NBA.

Primer campeón de la NBA (cuando aún no era NBA)

La historia de la NBA como tal –es decir, como National Basketball Association data de 1949;  si bien hemos de mencionar la liga previa, la llamada BAA –Basketball Association of America– que se creó en 1946 y tres años más tarde se fusionó con la NBL –National Basketball League– para dar como resultado la liga que hoy en día conocemos.

Por eso, queremos hablar del primer campeón profesional de baloncesto en Estados Unidos: los Philadelphia Warriors (más adelante, Golden State Warriors), que pertenecían a la Conferencia del Este.

Tras clasificar en los playoffs, en cuartos de final derrotaron a St. Louis 2 a 1, mientras que en semifinales batieron a New York por 2 a 0. Ya en la final, disputada entre el 16 y el 22 de abril de 1947, se impusieron 4 a 1 a los Chicago Stags –equipo desaparecido– y su mayor anotador fue Joe Fulks, con 23.2 puntos.

NBL: historia del baloncesto

Otra de las estrellas fue Howie Dalmar, quien se consagró como uno de los cuatro jugadores que dieron más de 100 asistencias en toda la temporada. ¿Sabes cuánto recibieron de premio los campeones? ¡Fueron 2 000 dólares! Quizás ahora no parezca tanto, pero en aquella época era una gran suma de dinero…

Primer campeón de la NBA (cuando ya era NBA)

Tres años después de la obtención del título por parte de los Warriors, y ya bajo la denominación NBA, los Minneapolis Lakers –posteriormente conocidos como Los Ángeles Lakers– ganarían por segunda vez consecutiva el campeonato.

En esta temporada 1949, derrotan a los Syracuse Nationals, equipo que ‘vivió’ hasta 1963 y ganó un campeonato en 1955. Merece la pena destacar que, en ese año, el país estaba dividido en tres divisiones o confederaciones: Este, Oeste y central, y que los ganadores pertenecían a esta última.

El equipo, sin lugar a dudas, tuvo una gran actuación en toda la temporada: 10 victorias y solo 2 derrotas como balance final. En semifinales de división le ganó a Chicago; en finales de división a Fort Wayne y en semifinales de NBA a Anderson. En todos los casos el resultado fue 2-0 a su favor.

Las finales se desarrollaron entre el 8 y el 23 de abril , y una de las ‘perlas’ fuera del campo de juego fueron las declaraciones del entrenador de los Minneapolis Lakers, John Kundla.

Tras el primer partido, este informó a la prensa de que uno de sus jugadores estrella –George Mikan, que también había participado en la temporada anterior– era alérgico al humo del cigarrillo de los espectadores y que, por ello, no había tenido un rendimiento satisfactorio.

Lo cierto es que al siguiente día los aficionados de los Syracuse asistieron con una gran cantidad de tabaco y fumaron sin parar; Mikan consiguió marcar 32 puntos –no le sentaría tan mal el humo– para ser máximo anotador. Sin embargo, su brillante actuación fue insuficiente para ganar la contienda, que quedó empatada.

NBA: historia resumida

Los dos encuentros siguientes se disputaron en el estadio del Minneapolis, y el equipo local ganó ambos. El quinto partido se celebró en la ‘humeante’ casa de los Syracuse –vencieron los anfitriones– y la final se disputaría en el hogar de los Lakers para terminar 110-95 a favor de los campeones.

Alérgico o no, Mikan fue el jugador más destacado de los Minneapolis Lakers, y con 27.4 puntos terminó siendo el mayor anotador de toda la liga en la temporada.

Otro jugador clave para el equipo fue Jim Pollard, incluido dentro del grupo del ‘mejor quinteto’, junto a su colega Mikan. Esta condecoración anual es decidida por periodistas y locutores deportivos teniendo en cuenta el rendimiento de cada jugador y la posición en la que juega.

Es preciso señalar que hasta 1988 se entregaban dos ‘quintetos’, y luego pasaron a tres. De cualquiera de las maneras, estar entre los elegidos sin duda era, y sigue siendo, todo un honor para los jugadores.