Lesiones en pantorrillas luego de eventos de ciclismo de larga distancia

Oriana Noguera · 1 noviembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el fisioterapeuta Abel Verdejo el 16 marzo, 2019
Cada deporte tiene sus características y particularidades. En el ciclismo de larga distancia, las pantorrillas son fundamentales, pero también están expuestas a lesiones.

Si te gusta recorrer largas distancias en bicicleta, debes estar al tanto del riesgo de lesión que existe para tus pantorrillas. A continuación, te mostramos cuáles son las lesiones más comunes en ciclismo de larga distancia y cómo prevenirlas.

Las lesiones en pantorrillas son comunes en actividades como el running o el ciclismo. Al ser una parte del cuerpo esencial para el desempeño de muchos movimientos, una lesión en estos músculos resulta perjudicial para el ámbito deportivo y cotidiano.

Las pantorrillas

Las pantorrillas son la parte posterior de las piernas; comienzan justo debajo de las rodillas y se extienden hasta los tobillos. Están conformadas por una estructura ósea que se sitúa en la parte delantera, la tibia, que es un hueso largo con dos curvaturas; y el peroné, un hueso asimétrico.

La parte posterior de las pantorrillas está constituida por tejidos musculares, que es la zona que normalmente sobresale. El músculo que la forma es el tríceps sural, que se divide en dos gemelos (interno y externo) y el sóleo, que se encuentra por detrás y debajo de los gemelos.

Lesiones en pantorrillas

Ahora bien, las lesiones en las pantorrillas pueden ocurrir por distintos factores: falta de calentamiento,  accidentes, sobreentrenamiento, desgaste o mala nutrición.

Se trata de una zona que suele ser muy utilizada, puesto que forma parte de las piernas. Por ello, se debe tener cuidado de no estirarla de más o hacer movimientos abruptos de mala manera, ya que puedan desgarrar el músculo.

Una lesión de pantorrilla puede repercutir en acciones simples como caminar, trotar, entre otras. En resumen, cualquier movimiento que implique la contracción de los músculos de la pantorrilla o el apoyo de la misma.

El ciclismo de larga distancia y las lesiones

El ciclismo de larga distancia es un deporte de bajo impacto y con muchos beneficios para el organismo. Sin embargo, compromete el bienestar del deportista porque es una actividad que se desarrolla por un tiempo prolongado y que, además, requiere un muy buen rendimiento y estado físico.

Las lesiones más comunes en el ciclismo suelen afectar la cervical, la espalda baja, el tendón de Aquiles, los demás tendones; también suelen generarse desgarres en los músculos de las pantorrillas. En vista de ello, los ciclistas deben poner cuidado en cómo cuidan sus músculos y articulaciones.

Las pantorrillas en el ciclismo de larga distancia

En el ciclismo de larga distancia, las pantorrillas tienen bastante valor; junto a las rodillas, los muslos y los pies, se encargan de pedalear y mantener la bicicleta en movimiento. Por lo tanto, mantenerlas sanas y en buena condición es primordial para los ciclistas.

Al ser músculos utilizados constantemente durante el ciclismo, existe un riesgo de lesión considerable para las pantorrillas. Por está razón, lo más recomendable es conocer cuáles son las lesiones más comunes en eventos de ciclismo:

Calambres

Los calambres son la contracción involuntaria del músculo. La mayor parte del tiempo son dolorosos; pueden durar desde unos pocos segundos o hasta veinte minutos.

Las posibilidades de sufrir calambres se deben a deshidratación, falta de calentamiento, entrenar en temperaturas extremadamente bajas o por algún mal movimiento. Para prevenirlos, asegúrate de estar hidratado, calentar y estirar bien; además, cuida la ejecución del pedaleo.

Si bien no representan una lesión, los calambres pueden afectar a largo plazo el desempeño del músculo si se presentan muy seguido; asimismo, suelen ser incómodos durante la práctica deportiva. Por esto, debes ser cuidadoso y hacer lo posible por prevenirlos.

Desgarre muscular

Cada vez que agotas demasiado un músculo, las fibras musculares pueden sufrir roturas mínimas. A largo plazo, esto puede ocasionar un desgarre en el músculo. No obstante, esto también puede ocurrir de manera repentina, por algún movimiento que sobrecargue la pantorrilla y la estire más allá de lo que debería.

Los desgarres musculares muestran síntomas de dolor; si son roturas mínimas, lo más probable es que el dolor no sea muy intenso. Por otro lado, un desgarre repentino suele ser más grave y doloroso, además de que puede necesitar atención médica al instante.

Suplementos que deben tomar las personas que practiquen ciclismo,

Cómo prevenir lesiones en pantorrillas

Para prevenir un desgarre, una rotura o un calambre, es necesario estar atento a las necesidades del cuerpo y su funcionamiento. Es decir, se ha de cumplir con todos los requerimientos que el organismo necesita para hacer actividad física:

  • Hidrátate antes, durante, y después del entrenamiento.
  • Haz un calentamiento y un estiramiento antes de empezar tu recorrido en bicicleta.
  • Estira al terminar la jornada, para relajar los músculos.
  • Aliméntate bien, para que tus músculos tengan los nutrientes que necesitan.
  • No hagas más de lo que sientes que puedes hacer. En otras palabras, no te sobreexijas.

Como ves, las lesiones de pantorrilla pueden prevenirse fácilmente, para realizar ciclismo de larga distancias sin problemas. Ya estás advertido: ¡la mejor forma de hacer deporte es la manera responsable!