Historia de la final de Champions League

9 mayo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el periodista deportivo Fernando Clementin
Los amantes del fútbol no pueden esperar el momento de disfrutar del cotejo decisivo de la UEFA Champions League. ¿Qué detalles abarca la enorme historia de este duelo tan importante para el fútbol mundial?

El cierre de cada temporada en el fútbol europeo tiene un condimento especial: la final de la UEFA Champions League. Es el encuentro decisivo al que todos los fanáticos aspiran a llegar. Hoy, repasaremos la vasta historia del partido que define el torneo de clubes más importante del mundo.

La Champions League, con su himno tan característico y su puesta en escena tan mística, reúne a los mejores futbolistas del planeta en una sola competición. Año tras año, los conjuntos más destacados del viejo continente se miden en una copa que deslumbra a los fanáticos de todo el mundo.

Principios de la Copa de Campeones de Europa

Este torneo comenzó a disputarse en 1955, por iniciativa de la Unión Europea de Fútbol Asociado (UEFA). En aquel entonces se la denominaba Copa de Europa; fue recién en 1992 cuando empezó a jugarse con el nuevo formato y la denominación actual.

Los primeros años de este certamen estuvieron marcados por el dominio del Real Madrid de Alfredo Di Stéfano; el ‘merengue’ ganó las cinco primeras ediciones. Luego, el Benfica de Eusebio tomaría el trono; ese equipo se quedó con las dos siguientes copas.

Más adelante, se sumarían otras escuadras a los elencos campeones: Milan e Inter de Italia, Celtic de Escocia, Manchester y Liverpool de Inglaterra, Bayern Munich de Alemania y Feyenoord y Ajax de Holanda.

4 datos sobre la final de la Champions League

En el siguiente apartado, veremos algunos datos que llaman la atención del duelo decisivo de la Champions League, compromiso que define al mejor equipo de cada temporada europea de fútbol.

1. La histórica ‘orejona’

Si hay algo que distingue a la Champions League, es la forma de su trofeo. No obstante, en sus primeras ediciones, el premio donado por el diario francés L’Equipe tenía un estilo más tradicional. Quedó en manos de Real Madrid en 1967, cuando la UEFA se lo entregó por ser el más campeón hasta ese momento (seis conquistas).

Real Madrid CF, Champions League

Desde ese año, se pone en juego la copa de grandes asas que conocemos hoy en día. Fue diseñada por el suizo Jörg Stadelmann, pesa 8 kilos y mide 74 centímetros de alto. Hasta 2008, todo equipo que ganara el trofeo tres veces consecutivas o cinco en total podía quedarse con él definitivamente; después, se recreaba otro igual.

Asimismo, el equipo campeón conservaba la ‘orejona’ hasta la final del año siguiente, cuando se le entregaba una réplica de menor tamaño. Actualmente, en cambio, la UEFA posee el trofeo original ad eternum y se entrega al campeón una réplica exacta.

2. Final a partido único

Se trata de un rasgo distintivo de esta competición: la final se juega siempre en un estadio neutral, salvo cuando llega al partido decisivo el equipo que hace las veces de local en el estadio escogido de antemano para albergar ese compromiso.

Esto ha dado lugar a grandes espectáculos, ya que la emoción de definir todo en una sola jornada la vuelve mucho más apasionante. Además, elimina la ventaja deportiva para quien definiría la final en casa, como pasaba en Sudamérica hasta el año 2018.

3. Los más campeones de la Champions League

Gracias a su quinteto logrado bajo la conducción de Di Stéfano y los últimos cuatro trofeos ganados en la década de 2010, el Real Madrid es el máximo ganador de la UCL (13 títulos).

Lo siguen A.C. Milan (7), Liverpool, Barcelona y Bayern Munich (5), Ajax (4), Internazionale de Milán y Manchester United (3), Juventus, Benfica, Nottingham Forest y Porto (2).

Además de los enumerados, completan el conjunto de los 22 ganador de esta competencia: Celtic, Hamburgo, Steaua de Bucarest, Olympique de Marsella, Borussia Dortmund, Chelsea, Feyenoord, Aston Villa, PSV Eindhoven y Estrella Roja.

4. Batallas históricas

Por supuesto que hay finales que quedarán por siempre en los libros de historia del fútbol europeo, pero hay algunas que se recuerdan de manera especial por su emotividad.

La Champions League ha dado lugar a partidos históricos, sobre todo en sus finales.

La primera es la de 1999, disputada en el Camp Nou de Barcelona por Manchester United y Bayern Munich. Los alemanas ganaban desde el minuto 6 de la primera mitad; sin embargo, con el tiempo reglamentario ya cumplido, Sheringham y Solskjaer le dieron el título al conjunto inglés.

Años más tarde, en 2005, se dio la que posiblemente sea la remontada más impresionante en la historia de la Champions League. El escenario fue el Atatürk Olimpiyat Stadi, en Estambul; los protagonistas, A.C. Milan y Liverpool.

En ese encuentro, los italianos se fueron al descanso ganando 3-0, con goles de Paolo Maldini (al minuto de juego) y Hernán Crespo (marcó dos tantos). No obstante, una ráfaga de 15 minutos bastó para que Gerard, Smicer y Xabi Alonso igualaran el marcador. Finalmente, al imponerse 3-2 en la tanda de penaltis, los ingleses consumaron la hazaña total.

Sin lugar a dudas, la Champions League es historia pura en el mundo del fútbol; difícilmente se dispute alguna vez otro torneo de clubes con tanta mística. En estos meses, como en cada fin de temporada, la emoción por disfrutar de este cotejo y conocer al nuevo campeón va en aumento. ¿Quién será el nuevo rey del fútbol europeo?

  • All-Time Records 1955-2019. UEFA Champions League. https://www.uefa.com/MultimediaFiles/Download/EuroExperience/competitions/Publications/02/28/56/90/2285690_DOWNLOAD.pdf
  • UEFA Champions League Statistics Handbook 2018-2019. UEFA. https://www.uefa.com/MultimediaFiles/Download/EuroExperience/competitions/Publications/02/28/56/89/2285689_DOWNLOAD.pdf