Los mejores wearables para tus entrenamientos

Jorge Camon · 11 junio, 2018
Son el complemento ideal para medir nuestro rendimiento deportivo, hacer planificaciones o mejorar el entretenimiento durante los entrenamientos; la tecnología se abre paso en el deporte

A todos nos gusta tener un gran estado de salud, por ello muchas veces nos gusta saber ciertos datos como las calorías que quemamos, el tiempo que dormimos o el tiempo que hemos aguanta haciendo ejercicio.

Hasta hace no demasiado tiempo, estos datos los guardábamos en la cabeza, por lo que muchas veces se nos olvidaban al estar concentrados en otras cosas. También nos gusta ser precisos para saber realmente el estado de nuestra salud, y si tenemos que aumentar o disminuir el tiempo de alguna actividad, como puede ser las horas de dormir.

Para no olvidar todos estos números y datos, se han creado los wearables, quienes a parte de llevar mucho mejor los datos que nosotros, son muy útiles y cómodos a la hora de usarlos; como puede ser un simple reloj. Además, no son para nada molestos durante el resto de nuestra vida cotidiana, por lo que lo puedes llevar en todo momento y no olvidarlo nunca.

A continuación, exponemos una lista de diferentes wearables que puedes conseguir para controlar perfectamente tu estado de salud, sin tener que ser tú mismo quien lleve los números de las actividades que realizas.

Fitbit Alta HR

Este es uno de los wearables que viene totalmente equipado, ya que cuenta con un lector de ritmo cardíaco, monitoriza los pasos que das durante el día, la distancia que recorres y las calorías que quemas al realizar la actividad, además de un sistema automatizado de entrenamiento.

Con todas esta tecnología, puedes saber la exigencia de tus ejercicios, contabilizar las horas que duermes, así como cuánto tiempo pasas en cada una de las diferentes fases del sueño, por lo que puedes saber cuántas horas de sueño tienes realmente.

Medir la frecuencia cardíaca.

Los wearables Fitbit son los mejores en cuanto a interacción con el usuario, ya que toda la información que pueda recopilar el mismo wearable, es enviada directamente a la aplicación de Fitbit, o incluso en la misma pantalla del accesorio. Este tipo de wearables puedes conseguirlos por unos 130 euros.

Misfit Phase

Se trata de la combinación perfecta entre un wearable y un smartwatch, por lo que si deseas que parezca un reloj común y nadie sepa que estás monitorizando tus diferentes actividades, este es uno de los wearables que encajarían contigo.

Además de tener las características comunes de un wearable, comentadas en el apartado anterior, también tiene las características comunes de un smartwatch, es decir, puedes sintonizarlo con tu teléfono para que vibre al recibir una llamada o se encienda una luz. También cuenta con un botón inteligente con el que se pueden controlar los dispositivos inteligentes domésticos.

Con respecto a lo de monitorizar tu actividad física, lo puedes cambiar a modo de actividad para que las mismas manecillas te puedan mostrar tu progreso mientras te ejercitas. Este wearable puede ser tuyo por un precio de unos 220 euros.

Garmin Vívoactive HR

Si lo que buscas es un wearable sencillo, este no es el adecuado, ya que sirve para aquellas personas a las que les gusta todo tipo de deporte. Con él podrás monitorizar actividades del calibre de esquiar, trotar o jugar a golf.

Controlará tu ritmo cardíaco, tus pasos, y gracias a su GPS integrado, también la distancia y las calorías que has quemado de una manera más precisa, además de poder fijar una ruta que seguir.

Además, cuenta con una pantalla táctil grande, en la que puedes ver mensajes y las redes sociales. Al ser uno de los wearables más completos, su precio aumenta a unos 230 euros.

TomTom Spark 3

Este wearable también cuenta con un GPS incorporado para usarlo en todos los deportes que quieras. Además de las cualidades del anterior, este posee un almacenamiento de 500 canciones, que puedes escuchar mientras realizas algún tipo de actividad física.

También puedes explorar diferentes rutas, es decir, buscar rutas alternas con las que puedas llegar a un mismo destino, además de memoria para buscar el camino al lugar donde empezaste.

Además de lo anterior, puedes guardar los resultados de la actividad física que has realizado, y compararlos con los que vas haciendo día a día, para lograr ver tu progresión. Con todas estas propiedades, no es uno de los wearables más caros, ya que puede ser tuyo por unos 150 euros.

Los beneficios de correr para el cuerpo humano
En la actualidad y gracias a la tecnología, es posible medir el impacto positivo de correr en nuestra salud cardíaca.

Samsung Gear Fit2

Este wearable podría decirse que es el más elegante de todos. Con él puedes llevar tu ritmo cardíaco, además de avisarte de lo interesante que es la actividad que estás realizando. También puede medir distancias y calorías que has gastado, gracias al GPS integrado.

Puedes conectarlo a tu teléfono vía bluetooth y atender en la misma pantalla las notificaciones, mensajes y llamadas que puedan llegarte. Además, también puedes introducirle hasta 500 canciones. Puedes comprar uno por 175 euros, aproximadamente.