Relaciones entre el derecho privado y el deporte

Francisco María García · 4 septiembre, 2019
Para entender mejor las relaciones y los conflictos entre el derecho público, el derecho privado y el deporte, te contamos las diferencias conceptuales y prácticas de estos dos grandes segmentos del derecho internacional.

Las relaciones entre el derecho público, el derecho privado y el deporte siguen siendo un tema muy complejo en la actualidad. De hecho, a menudo vemos cómo la superposición o interferencia entre las normativas del derecho público y el privado provocan conflictos entre órganos rectores del deporte y los poderes públicos.

La conclusión de estas disputas es que siempre se termina volviendo a la discusión de hasta qué punto el ámbito deportivo puede regirse por leyes específicas. Después de todo, no es una mera casualidad que el derecho deportivo viene ganando fuerza en los últimos años.

Cada vez más profesionales optan por especializarse en esta materia. Más allá de la oportunidad seductora de ejercer la abogacía en el sector deportivo, queda evidente la necesidad de abogados debidamente capacitados para ayudar a resolver y prevenir estos tipos de disputas. Y a la vez, traer mayor transparencia a la justicia deportiva.

Derecho privado y público: definición y diferencias

El derecho privado es una rama dentro del derecho positivo, cuya principal función es regular las diferentes relaciones y actividades que involucren a ciudadanos particulares.

Esta versión privada del mundo jurídico se apoya para ello en dos principios fundamentales: de igualdad de los individuos ante la ley y la autonomía de la voluntad. Cabe recordar que el derecho positivo es aquel expresado explícitamente en los textos jurídicos y en las leyes vigentes en cada sociedad.

De esta forma, se diferencia del derecho público, que se dedica a las relaciones y actividades desempeñadas por el Estado. No obstante, esta rama pública del derecho también puede ocuparse de regular aquellas situaciones en las que la administración pública actúa como un particular, y no como el Estado normativo.

En términos más prácticos, podemos decir que las situaciones que impliquen a dos o más particulares, como pueden ser los casos de divorcio o de disputas involucrando patrimonios de terceros, serán tratados en el ámbito del derecho privado.

Abogado ejerciendo el Derecho Deportivo.

Por otra parte, las acciones y competencias que tengan relación con el Estado o a la administración pública quedarán en la esfera del derecho Público. Esta diferenciación, que ya se veía durante el Imperio Romano, ha sido fundamental para el establecimiento de las estructuras jurídicas actuales.

Relación entre derecho público, derecho privado y deporte

En líneas generales, se tiende a suponer que el deporte está más asociado al derecho privado. Gran parte de las asociaciones y los clubes deportivos son organizaciones de carácter privado.

Además, la mayoría de las relaciones en el mundo del deporte se establecen entre particulares; pueden ser dos personas físicas, un deportista y una empresa, marca o asociación, o bien entre dos o más actores del sector privado.

No obstante, existen dos grandes problemas que vuelven más complejas las relaciones entre el derecho privado y el deporte. El primero es que, al menos en España, el derecho deportivo aún es prácticamente inexistente como marco normativo dotado de autonomía.

Su actuación y sus estructuras están intrínsecamente relacionadas con normativas y decisiones dictadas por asociaciones y organismos deportivos, como pueden ser:

  • Carta Olímpica.
  • Reglamentos y códigos disciplinarios de federaciones internacionales (ej.: FIFA o FIBA) y nacionales (ej.: RFEF o RFEB).
  • Estatutos de clubes deportivos y ligas.
  • Decisiones de tribunales arbitrales deportivos (ej.: TAS) o de comités internos.

La segunda cuestión y más importante es que, en la práctica, las relaciones y acciones dentro del ámbito deportivo también involucran las leyes nacionales o autonómicas y las normas que emanan de las administraciones públicas.

Juez dicta una sentencia en una causa.

Relación laboral y contrato

Si tomamos como ejemplo un contrato entre un deportista y un club, esta relación se celebra de forma directa entre dos particulares. Todo ello dentro del Real Decreto 1006/1985, que regula la práctica profesional de los deportistas de nacionalidad española.

Además, la relación laboral de los deportistas profesionales está comprendida por el Estatuto de los Trabajadores en España, y se incluye entre los regímenes de carácter especial. Por lo tanto, no es de extrañarse que frecuentemente el derecho público deba intervenir para solucionar conflictos dentro del ámbito deportivo.

Por último, también es importante no perder de vista que el deporte no es una actividad del ámbito privado. Realmente debe ser un derecho de todos los ciudadanos y, para ello, el Estado cumple un rol clave en la promoción de políticas públicas y normativas que garanticen el acceso a la actividad física.

  • Real Decreto 1006/1985, de 26 de junio, por el que se regula la relación laboral especial de los deportistas profesionales. Extraído de: https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-1985-12313
  • Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores. Extraído de: https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2015-11430