Lo que debes y lo que no debes hacer para perder peso en tu boda

21 marzo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la periodista deportiva Yamila Papa Pintor
Perder peso antes de la boda es un sueño para todas las mujeres. Sin embargo, a veces eso las lleva a tomar malas decisiones y a terminar sufriendo el proceso. Es fundamental empezar con tiempo y no obsesionarse.

Muchas mujeres quieren perder peso en su boda y se embarcan en un desafío complicado, que las deja exhaustas y sin fuerzas, además de muy estresadas. En el siguiente artículo, te diremos los ‘sí’ y los ‘no’ de adelgazar previo a ese día tan importante de tu vida.

Perder peso en tu boda: qué puedes hacer

Seguramente llevas mucho tiempo soñando con tu boda… y ese día ya tiene una fecha. Los preparativos absorben toda tu energía, quieres que todo sea perfecto. En ese momento, te das cuenta de que, para verte bonita, debes bajar algunos kilos. ¡Así el vestido te lucirá de maravillas!

Para lograr tu objetivo (y no morir en el intento, como se dice popularmente) presta atención a estos consejos que cualquier mujer debería hacer para perder peso en su boda:

1. Comienza la dieta seis meses antes

Consulta con un nutricionista para que te arme un plan acorde a tus necesidades. La idea es que comas más sano y puedas reducir algunos kilos.

2. Haz ejercicio

La buena alimentación por sí sola no hace milagros. Tienes que ayudarla. ¿Cómo? ¡Con ejercicio! Puedes elegir la disciplina que más te guste: zumba, spinning, natación, running, pilates… lo importante es que te guste y vayas con ganas a las clases.

Lo bueno de ejercitar previo a la boda es que, además, te hará reducir la ansiedad y el estrés que has estado acumulando con tantos preparativos. Regresarás a casa cansada y directo a dormir tras una fuerte sesión en el gimnasio. ¡Justo lo que necesitas!

3. Bebe agua

Es fundamental hidratarte, incluso en invierno o cuando no estás haciendo ejercicio. El cuerpo necesita líquidos para eliminar las toxinas (y las grasas) a través de la orina o del sudor. Ingiere al menos dos litros de agua por día y, cuando hace calor o entrenas, suma un litro más a la jornada.

Si no eres muy amante del agua, puedes consumir bebidas isotónicas (deportivas), zumos naturales o infusiones de hierbas sin azúcar. Para acordarte, pon una alarma en el móvil (incluso hay aplicaciones que te avisan) o lleva una botella de agua contigo a donde vayas.

Tomar suficiente agua es una de las mejores maneras de quemar calorías.

4. Come alimentos saludables

Si no tienes demasiado tiempo para cocinarte o hacer comida más saludable, al menos ten siempre a mano almendras, uvas pasas, manzana, yogur natural, avena. Con esto, tendrás para colaciones y tentempiés saludables, que evitarán que comas cosas ‘no permitidas’ en la dieta.

Perder peso en tu boda: qué no hacer

Muchas mujeres que quieren perder peso en su boda cometen errores, ya sea por desconocimiento o por desesperación o ansiedad. Estos son los grandes ‘no’ que debes evitar:

1. Hacer dietas milagrosas

Esas dietas que te garantizan perder 10 kilos en una semana son falsas. Y no solo eso, sino que además te exigen muchos esfuerzos que se traducen en mal humor, falta de energía y un estrés galopante.

Como si todo ello no fuese suficiente, provocan lo que se conoce como ‘efecto rebote’; es decir, volver a subir de peso una vez que se deja de hacer dieta. ¡Tanto esfuerzo para nada!

2. Obsesionarte

Mirarte al espejo a cada rato, pesarte todos los días o medirte el vestido una vez a la semana no es bueno, ya que te genera estrés, ansiedad e incluso depresión. El objetivo es que bajes un poco de peso para sentirte bien contigo misma, no para pasarlo mal en la organización de la boda y el día mismo de la celebración.

Errores que no te permiten bajar de peso.

3. Comer dulces y snacks

Si quieres bajar de peso, las golosinas y todo aquello poco saludable debe quedar en el olvido. Debes ser muy consciente de ello, debido a que, cuando estamos estresados, es más probable que queramos comer más, y no precisamente cosas saludables.

Trata de tener a mano frutas, frutos secos, cereales o cualquier cosa más sana. De esta manera, cuando te ataque la ansiedad, no ‘pecarás’ ni te atiborrarás de comida grasosa o demasiado azucarada.

Con estos ‘sí’ y estos ‘no’, puedes estar segura de que bajarás algunos kilos antes de tu boda. Ten en cuenta que, cuanto más tiempo tengas disponible para hacer dieta, mejores resultados conseguirás y no sufrirás tanto en el proceso.

  • Basulto Marset, J., Manera Bassols, M., & Baladia Rodríguez, E. (2012). Dietas hiperproteicas o proteinadas para adelgazar: innecesarias y arriesgadas. Dieta Dukan y método PronoKal® como ejemplo. FMC Formacion Medica Continuada En Atencion Primaria. https://doi.org/10.1016/S1134-2072(12)70423-1