3 helados caseros para el verano

Pilar Gimeno Landa·
04 Junio, 2018
Prueba a hacer tus propios helados en casa, te proponemos tres ideas muy distintas para que veas lo fácil que resulta llevarlas a cabo, pero, no te cortes inventando recetas a tu gusto
 

Por fin llega el verano. Suben las temperaturas y apetecen las comidas frías. Uno de los alimentos estrella de esta época del año son los helados. A todo el mundo le gustan y hay tantos sabores que es imposible aburrirte. A continuación te proponemos varias recetas de helados caseros para el verano. Sigue leyendo y descubre lo rápido que se hacen y lo sanos que son.

Helado de turrón

Si, ya estamos casi en verano, pero ¿a quién no le quedan todavía por el fondo del armario alguna tableta de turrón? Si no sabes que hacer con ella pero tampoco te parece bien tirarla a continuación te proponemos una sencilla receta de helado de turrón perfecta para verano.

Helado casero de oreo.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 tableta de turrón de Jijona
  • 2 yemas de huevo
  • 100 gramos de azúcar blanco. También se puede sustituir por Stevia
  • 400 mililitros de nata de montar
  • 250 mililitros de leche entera
  • Ralladura de limón
  • 1 rama de canela

Elaboración:

  1. Comenzamos por calentar la leche. Cuando esté bastante caliente pero sin alcanzar la ebullición añade la ralladura del limón y la rama de canela. Ten cuidado al rallar el limón porque la parte blanca hará que la leche quede amarga.
  2. Cocina durante 5 minutos a fuego bajo y deja reposar.
  3. Cuando la leche haya reposado añadimos la nata y volvemos a poner la olla en el fuego. No tiene que alcanzar la ebullición.
  4. En un bol añadimos las yemas de los huevos y el azúcar. Mezclamos ambos ingredientes.
  5. Después añadimos la tableta del turrón troceada hasta que se deshaga con los huevos y el azúcar.
  6. Una vez que la mezcla es uniforme la añadimos a la olla que contiene la leche y la nata.
  7. Dejamos cocinar durante 5 minutos sin que alcance la ebullición.
  8. Vertemos el helado al recipiente en el que lo vayamos a guardar y lo dejamos enfriar. 
  9. Una vez frío lo metemos a la nevera unas horas y después al congelador. Cuando lo introduzcas en el congelador debes removerlo las primeras 5 horas cada hora. Así alcanzará la textura deseada.
 

Helado de plátano y nueces

Helado de platano y nueces.

El helado que presentamos a continuación es una auténtica delicia. Es original, económico y se realiza fácilmente. Por todo ello es perfecto para sorprender a tus invitados en cualquier celebración veraniega. Y no te olvides de los más pequeños de la casa, porque con ellos también será un acierto asegurado.

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 plátanos maduros
  • 400 mililitros de nata para montar
  • Zumo de medio limón
  • 50 gramos de azúcar
  • 12 nueces picadas

Elaboración:

  1. Pelamos los plátanos y los cortamos en rodajas gruesas. Colócalos extendidos en film transparente e introdúcelos en el congelador una hora.
  2. Después de una hora lo sacamos del congelador y lo trituramos.
  3. Mezclamos en un bol el plátano triturado, la nata, el zumo de limón y el azúcar. Puedes hacerlo con una batidora.
  4. Introducimos la mezcla en el congelador y cada media hora removemos.
  5. Cuando el helado ya esté firme colocamos por encima las nueces troceadas.

Helado de Nutella

La última propuesta de helados caseros para el verano está especialmente dedicada para los niños. La Nutella es una de las meriendas típicas que han pasado de generación en generación. Desde aquí te proponemos una forma diferente y refrescante de disfrutar durante los meses de calor de este delicioso alimento.

 
Helado de nutella.

Además, esta receta es tan sencilla que los niños pueden colaborar a la hora de hacerla. Se lo pasarán genial tanto comiendo este delicioso helado como elaborándolo.

Ingredientes para 4 personas:

  • 250 gramos de Nutella
  • 350 mililitros de nata para montar
  • 100 mililitros de leche
  • 50 gramos de azúcar

Elaboración:

  1. En un bol batir la nata con la leche y el azúcar. Agregar los ingredientes lentamente para que se mezclen correctamente.
  2. Añade la Nutella poco a poco y ve mezclándola con el resto de ingredientes. Consejo: calienta unos segundos el bote de Nutella -siempre que sea de cristal- para que esté más cremosa y sea más fácil añadirla al bol con el resto de ingredientes.
  3. Introduce el bol en la nevera durante dos horas. Remueve de vez en cuando para que el helado sea más cremoso.
  4. Después introdúcelo en el congelador durante 4 horas  y remueve frecuentemente para que no se solidifique. Si eres un amante del chocolate puedes añadirle una vez que esté terminado toppins de chocolate.