¿Cómo afecta la espirulina al rendimiento deportivo?

Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias
La suplementación con antioxidantes suele ser negativa para el rendimiento deportivo, según varios estudios aleatorizados. A continuación, conoceremos más sobre este suplemento.
 

La espirulina es un alga que estuvo considerada como un superalimento durante un tiempo. Entre sus características principales está el hecho de ser una fuente de vitaminas del grupo B, implicadas en el desempeño del metabolismo energético.

Además, es altamente proteica, aunque su aporte proteico no es de alta calidad por tratarse de proteína del reino vegetal. La espirulina es carente en algunos aminoácidos esenciales y su digestibilidad es inferior a la proteína animal. Por otra parte, se trata de un alimento con un alto contenido en hierro.

Más allá de estas cualidades, se han estudiado sus posibles efectos sobre el rendimiento deportivo. En este artículo, te contaremos cuáles son y cómo consumir este suplemento de manera eficiente.

Espirulina y rendimiento deportivo

Un artículo publicado en la revista Sports Medicine afirma que la suplementación con antioxidantes es perjudicial para el rendimiento deportivo. No obstante, esta investigación tenía en cuenta algunas excepciones. Una de ellas es la espirulina, pues deja abierta la hipótesis de que puede ser beneficiosa para el ejercicio de larga duración.

Existen indicios de que la suplementación con esta microalga podría mejorar la oxidación de las grasas y reducir la peroxidación lipídica inducida por el propio ejercicio. Sin embargo, los estudios más recientes solo indican un aumento del rendimiento producido por la suplementación con espirulina en el caso de personas con sobrepeso u obesas.

 

En estos individuos el alga es capaz, en sinergia con el ejercicio físico, de mejorar los parámetros asociados a la composición corporal y aptitud cardiorrespiratoria.

La espirulina no tiene efectos demostrados en el rendimiento deportivo.

Más allá de ello, no se han realizado estudios que permitan evidenciar sus efectos en deportistas con normopeso o en atletas de élite. Esto impide colocar la suplementación con espirulina entre las ayudas ergogénicas que aumentan el desempeño del deportista.

¿Dónde podemos encontrar la espirulina?

Esta microalga se puede adquirir en polvo o en grajeas. Su dosis de consumo diario se sitúa en torno a dos gramos repartidos en dos o tres tomas. La versión en polvo presenta la ventaja de que se puede añadir a batidos o zumos, aunque para ciertas personas su sabor no es demasiado agradable.

Debido al enmascaramiento de sus propiedades organolépticas, lo más común es consumirla en grajeas. Se trata de un suplemento económico que se puede adquirir con facilidad, sin apenas riesgo de contaminación con otras sustancias. No obstante, recalcamos que no tiene efectos demostrados, salvo en personas con sobrepeso u obesas.

Consumo de espirulina y salud

 

A pesar de que no tiene sentido recomendar esta sustancia para mejorar el desempeño deportivo, sí que se puede pautar si el objetivo es mejorar la salud. Existen estudios que vinculan el consumo regular de este alga con una disminución del riesgo de padecer trastornos cardiovasculares a medio y largo plazo. 

Por este motivo, puede resultar beneficioso su consumo junto a otros compuestos antioxidantes que permiten mejorar la función cardíaca, como es el caso del resveratrol. De todos modos, una dieta variada, equilibrada y con contenido de productos frescos debería ser suficiente para garantizar la salud a medio y largo plazo sin requerir la suplementación de este producto.

¡Para tener en cuenta!

La espirulina es un microalga que ha estado de moda en los últimos años por sus supuestos beneficios a nivel de salud. Se han estudiado también sus efectos en el rendimiento deportivo.

Sin embargo, en este ámbito no se ha podido evidenciar nada más allá de la ligera mejora del desempeño en individuos con sobrepeso sometidos a un plan de ejercicio físico.

La cirugía bariátrica ofrece varios beneficios a los pacientes.

En cambio, sus efectos protectores sobre la salud cardiovascular pueden resultar prometedores a medio y largo plazo, sobre todo si su suplementación se combina con la ingesta de otros antioxidantes como los flavonoides.

 

A pesar de todo, y en lo que a salud se refiere, la mejor estrategia es llevar a cabo una dieta variada y equilibrada. Garantizar la presencia de productos frescos y la ausencia de procesados resulta beneficioso para mejorar los procesos orgánicos a medio y largo plazo.

Si lo que buscamos es un aumento del rendimiento deportivo, podemos recurrir a otras sustancias ergogénicas existentes en el mercado que sí que han demostrado sus efectos en estudios aleatorizados. Es el caso de la creatina, cafeína, beta alanina, entre otras.

Las sustancias previamente nombradas permiten aumentar el desempeño deportivo tanto en atletas amateur como profesionales, sin efectos secundarios nocivos a medio o a largo plazo.

  • Andrea JB., Will GH., Impact of dietary antioxidants on sport performance: a review. Sports Med, 2015. 939-55.
  • Hernández Lepe MA., López Díaz JA., Juárez Oropeza MA., Hernández Torres RP., et al., Effect of arthrospira (Spirulina) maxima supplementation and a systematic physical exercise program on the body composition and cardiorespiratory fitness of overweihgt or obese subjects: a double blind, randomized and crossover controlled trial. Mar Drugs, 2018.
  • Hernández Lepe MA., Olivas Aguirre FJ., Gómez Miranda LM., Hernández Torres RP., et al., Systematic physical exercise and spirulina maxima supplementation improve body composition, cardiorespiratory fitness, and blood lipid profile: correlations of a randomized double blind controlled trial. Antioxidants, 2019.