Beneficios de los ejercicios intensos y cortos

Francisco María García · 29 agosto, 2018
Te contamos algunos de los beneficios de reducir la duración de los ejercicios en detrimento de aumentar la intensidad; cambia tu forma de entrenar para conseguir resultados distintos

Los ejercicios intensos y cortos tienen muchas ventajas al momento de entrenar. Este tipo de ejercicio es ideal para toda clase de persona, pero muy especialmente para todo aquel que no disponga de mucho tiempo.

Se trata de una excelente opción para mantenerse saludable a través de la práctica de una actividad física de forma regular. A continuación, veremos algunos de los beneficios más importantes que trae consigo realizar ejercicios intensos y de corta duración.

¿En qué consisten los ejercicios intensos y cortos?

Los ejercicios intensos y cortos también son conocidos como entrenamientos con intervalos de alta intensidad. Constituyen una de las mejores opciones para aprovechar al máximo el tiempo mientras se hace ejercicio.

Este tipo de entrenamiento tiene una alta efectividad y trae consigo los mismos beneficios que el ejercicio de intensidad moderada y tiempo prolongado.

Pero, ¿en qué consiste el entrenamiento con intervalos de alta intensidad? Estas rutinas consisten en ejercitar el cuerpo intensamente por espacios de tiempo cortos, como por ejemplo 30 segundos. Como ejemplo tenemos las rutinas y programas HIIT.

Personas realizan ejercicios HIIT.

Poco a poco se va bajando la intensidad a un nivel medio por 40 ó 45 segundos, y se vuelve a subir durante 35 segundos; así sucesivamente, variando el tiempo entre un intervalo y otro. Este tipo de entrenamiento no debe superar los 20 minutos diarios.

Los mejores beneficios de hacer ejercicios intensos y cortos 

1.El tiempo no es excusa

Sin lugar a dudas, una de las principales ventajas y beneficios que otorgan los ejercicios intensos y cortos es el tiempo. Esta clase de entrenamiento está especialmente recomendado para todas aquellas personas que no disponen de mucho tiempo para ejercitarse.

Aunque parezca increíble, con menos de 20 minutos diarios se podrán obtener resultados increíbles con esta clase de ejercicio intenso. Sin embargo, es necesario contar con un mínimo de capacidad para poder hacerlos sin descompensarse físicamente.

2.Quema de más calorías

Otro de los grandes beneficios del entrenamiento intenso por intervalos es que se genera una mayor quema de grasa y calorías. De allí que, tal y como se explicó anteriormente, se puedan observar resultados extraordinarios en menos tiempo del estimado.

En la práctica, el entrenamiento por intervalos no solo quema más calorías en el momento de la práctica, sino también durante las 24 horas posteriores de realizado el ejercicio.

3.Mejora la salud cardiovascular

La salud del corazón también se ve beneficiada con la práctica de los ejercicios intensos y cortos. De hecho, estudios de carácter científico han demostrado que, tras la práctica continua de este entrenamiento, se reducen los riesgos de desarrollar diversas enfermedades cardíacas y también diabetes.

4.Pérdida de peso pero no de músculo

Generalmente hacer ejercicios cardiovasculares se asocia a la pérdida de masa muscular. Una de las ventajas de los ejercicios cortos pero de alta intensidad es que, aunque sucede una disminución importante de grasa y peso, no ocurre lo mismo con la masa muscular.

Realmente la masa muscular no solo se mantiene, sino que incluso puede aumentar un poco de acuerdo al tipo de ejercicio realizado. Esto ocurre, principalmente, porque el tiempo del entrenamiento es muy corto y no es suficiente para comenzar a gastar el músculo.

5.Mejora el consumo de oxígeno

Se entiende el consumo de oxígeno como la capacidad que tienen y desarrollan los músculos para el consumo efectivo del mismo. Tradicionalmente, el consumo de oxígeno mejora tras la realización de actividades físicas como correr de forma continua o llevar una bicicleta estacionaria a una velocidad moderada.

En la actualidad, se ha demostrado que los ejercicios cortos e intensos también son muy efectivos para mejorar el consumo de oxígeno.

6.Más eficiente

El entrenamiento por intervalos es mucho más eficiente que el entrenamiento de intensidad baja o moderada por tiempos más prolongados.

En un análisis de datos, un entrenamiento por intervalos cuatro veces a la semana con una duración de entre 15 y 20 minutos practicado durante dos semanas, equivale a un entrenamiento aeróbico de seis u ocho semanas de larga duración.

Los ejercicios intensos y cortos constituyen una excelente opción para todas aquellas personas que desean mejorar su condición física, pero no cuentan con el tiempo necesario para hacer largas sesiones de cardio y pesas en el gimnasio.

De igual forma, también es un tipo de entrenamiento recomendado para quienes desean perder peso y ver los resultados más rápidos; así como para aquellos que les preocupa perder tono muscular. Se trata, sin duda, de un entrenamiento con muchas ventajas y beneficios.