Continúa con tu estilo de vida fitness pero no te descuides en vacaciones

Francisco María García · 29 noviembre, 2018
Llevar una vida saludables durante once meses y medio al año y tener quince días para echar por tierra todo e esfuerzo y resultados no es la mejor idea, pero tampoco lo es preocuparse en exceso por la vida fitness en vacaciones, existe un término medio

Las vacaciones son un momento de relajación y descanso; se termina la rutina y los días están llenos de planes divertidos,descanso y comidas más abundantes. Nunca hay que olvidarse de cuidar la salud y los aportes saludables al organismo durante esta época. El ejercicio y el estilo de vida fitness no parecen tener cabida en esas circunstancias. ¡Se puede aprovechar al máximo las vacaciones sin descuidar el entrenamiento y la vida saludable!

Es posible divertirse manteniendo un equilibrio que nos permita conservar el estado físico y no estropear el trabajo que hemos hecho durante todo el año. A continuación, veremos algunas ideas para mantener un estilo de vida fitness durante las vacaciones.

Cambiar la rutina

En las vacaciones es importante cambiar completamente la rutina. Viajar a otra ciudad o estar en la playa y buscar un gimnasio para inscribirse y hacer los mismos ejercicios que se hacen durante todo el año probablemente no sea la mejor idea.

Las vacaciones son para relajarse y vivir experiencias nuevas y divertidas con la pareja, la familia o los amigos. Pero eso no es incompatible con mantener una rutina saludable.

Se puede hacer una gran variedad de cosas divertidas que al mismo tiempo nos permitan mantener el estilo de vida fitness. Hacer ciclismo, caminar por los parques, bailar, hacer kayak o snorkel, son solo algunas de las opciones.

Chicas haciendo surf.

También se puede simplemente nadar en la piscina o en el mar o inventar juegos divertidos con los niños dentro del agua. El secreto es hacer algo que nos guste y disfrutar al máximo cada día manteniéndonos activos, pero sin obligaciones.

Correr por la playa

Uno de los mayores placeres de las vacaciones en la playa es caminar o correr por la orilla del mar. Para quienes están acostumbrados a hacerlo todos los días, caminar o correr en la playa representará un esfuerzo adicional. Esto se debe a que tendrán que adaptar sus músculos y sus articulaciones a las exigencias de la superficie.

Ejercitarse en compañía de la brisa y el sonido del mar es una experiencia extraordinaria. Para evitar el calor y los efectos dañinos del sol, se debe correr por la playa a primera hora del día o al final de la tarde. También podemos utilizar zapatillas si las normas de la playa lo permiten o, simplemente, hacerlo descalzos; sentir la arena en los pies es muy agradable.

Los deportes en grupo para mantener el estilo de vida fitness

En la playa se pueden practicar muchos deportes en grupo. Jugar al fútbol o al voleibol arena es una forma muy divertida de quemar calorías y mantenerse en forma. Además, estas actividades que pueden incluir a toda la familia favorecen la vida social y son una gran oportunidad para hacer nuevos amigos o fortalecer lazos.

Senderismo y trekking

Si en lugar de la playa se ha elegido la montaña, también se puede practicar senderismo o trekking. Será una excelente forma de descubrir nuevos paisajes y lugares maravillosos mientras se mantiene un estilo de vida fitness.

El senderismo se puede practicar a cualquier edad y es una actividad ideal para compartir en familia, con los más pequeños pero también con los mayores, tan solo hay que adaptar nuestra ruta según las necesidades y capacidades físicas del grupo.

Para los más aventureros también está el trekking, que a diferencia del senderismo no tiene caminos construidos de manera artificial. En estas dos actividades se quemarán calorías, se tonificarán los músculos y se reducirán el estrés y la ansiedad mientras se disfruta de la naturaleza.

Comer sano sin obsesionarse

Para mantener el estilo de vida fitness durante las vacaciones, también es importante conservar un equilibrio en la comida, pero sin obsesionarse. Probar nuevos alimentos y nuevas recetas es parte fundamental de la experiencia de las vacaciones. Y es un enorme placer del que no debemos privarnos.

Recetas mediterráneas.

Lo importante es mantener siempre el control de las porciones y evitar los excesos en la medida de lo posible. Claro que podemos darnos un gusto y comer ciertas cosas fuera de la dieta normal. Pero es importante mantener cierto ritmo de comidas y consumir muchas frutas y verduras para mantener un equilibrio nutricional.

Los desayunos son una comida fundamental y es necesario tratar de mantenerlos saludables y nutritivos, incluso en las vacaciones. Si durante el día se come algo fuera de lo habitual es importante disfrutarlo al máximo, sin culpa. ¡Para eso estamos de vacaciones!

Tras un día de excesos o de haber comido todo lo que nos gusta, al día siguiente o en la cena se deberá tratar de compensar ese exceso para conservar una alimentación equilibrada.